¿Bioware en peligro?

12/05/2017

Muchos agoreros pronosticaron el final del prestigioso estudio canadiense Bioware cuando fue adquirido por EA hace casi diez años. No obstante, lo cierto es que durante este tiempo ha seguido desarrollando títulos de gran calidad y con una importante repercusión mediática; como las sagas Dragon Age y, especialmente, Mass Effect. En cualquier caso, ya desde hace varios años son numerosas las voces críticas que apuntan que la excelencia que consiguió el estudio en su época pre-EA, con juegos como Baldur’s Gate o KOTOR, no se había vuelto a lograr bajo el yugo de los nuevos dueños. Sea como sea, Bioware seguía siendo un estudio sólido con un futuro prometedor, al menos hasta el reciente lanzamiento del polémico ME: Andromeda.

Por lo visto, la acogida de la última entrega de esta epopeya espacial no ha logrado convencer ni a crítica ni a público. La controversia alrededor de Andromeda empezó semanas antes de su lanzamiento, con una beta abierta en Origin que dio más problemas que otra cosa. Su posterior salida oficial, con gravísimos problemas en las animaciones de los personajes, consiguió que se hablase más de las caras y movimientos esperpénticos de los protagonistas que de las virtudes del título en cuestión. Algunos parches posteriores paliaron, hasta cierto punto, estos errores, pero el daño ya estaba hecho.

Mass Effect: Andromeda no ha convencido. Ha vendido por debajo de lo esperado y las previsiones de EA no se han cumplido ni de lejos. Esto, que a priori puede parecer simplemente un hecho aislado y anecdótico, podría tener graves repercusiones en el futuro de la saga y de la propia Bioware.

Dado que gran parte de los males del juego en cuestión son fruto de un lanzamiento precipitado, un tiempo de desarrollo demasiado ajustado y un presupuesto más limitado de lo necesario para un título de estas características y con notables aspiraciones, lo suyo sería pensar que la próxima entrega se tomase su tiempo, aprendiese de sus errores y provocase un juego nuevo más pulido y una experiencia más satisfactoria. Es decir, un toque de atención para ponerse las pilas con una IP muy querida entre los jugadores. Sin embargo, parece que la idea de EA es justamente la contraria.

Como Andromeda no ha vendido bien, eso significa que el público ya no está interesado en la saga, así que la congela temporalmente hasta nuevo aviso; paralizando el proyecto de futuras secuelas. Además, este suceso ha provocado varios despidos en algunas de las sedes que tiene Bioware repartidas por Norteamérica. ¿En serio así quieren hacer mejores juegos y vender más? ¿Despidiendo a la gente? ¿Recortando aún más recursos? De cualquier modo, el estudio principal de Bioware, en Montreal, lleva un tiempo preparando un título completamente nuevo, de acción-aventura, con un lanzamiento previsto para 2018 y del que no hay muchos más datos. Son varios los rumores que apuntan a que esta es la última bala de Bioware para “volver a ser los de antes”. Si esta nueva IP AAA no consigue convertirse en un éxito y/o próximo referente de la industria, es bastante probable que desde EA decidan prescindir de Bioware, cerrar el estudio o refundarlo para dedicarlo a otros menesteres. Los canadienses se la juegan con algo totalmente novedoso el año próximo… ¿será el final definitivo o el renacimiento de Bioware?

Escrito por Clay.


¿Qué esperar del próximo Mass Effect?

27/10/2014

normandy-mass-effect-universe

Mass Effect 3 puso el punto final a las aventuras del capitán Shepard y su tripulación de la Normandía (o eso creemos todos), pero está claro que Bioware ha creado un universo demasiado importante para abandonarlo sin más. A día de hoy no tenemos confirmado nombre ni plataformas para el próximo título de Mass Effect, no obstante, sabemos que existe y ya conocemos algunos datos. Para descubrirlos solo tienes que leer más.

Leer el resto de esta entrada »