Los últimos años de Sonic: Lost World, Mania y Forces

Sonic sigue vivo. La mascota de Sega goza actualmente de uno de sus momentos de mayor popularidad, merced al reciente estreno de su primera película de acción real; la cual, sin ser ninguna maravilla, ha conseguido unas críticas mayoritariamente positivas, amén de una recaudación en taquilla que ya invita a pensar en futuras secuelas. ¿Y cómo le ha ido en los últimos tiempos al erizo azul en su hábitat natural? Al fin y al cabo, Sonic nació en los videojuegos y ahí es donde siempre ha dado lo mejor de sí. Para repasar los títulos más recientes de la franquicia con nosotros, ya sabes…

Sonic Lost World (Wii U, 3DS y PC)

Inspirada en la célebre historia de “Jack y las judías mágicas”, esta entrega (lanzada originalmente en exclusiva para sistemas de Nintendo) me resultó, en términos generales, mediocre y prescindible. La ambientación y el punto de partida me parece original, así como la trama que presenta una colaboración forzosa entre Sonic y Eggman en el mundo Lost Hex para hacer frente a unos nuevos enemigos, los Zetis, que liderados por los Deadly Six amenazan el mundo original del erizo y el bigotudo. Un soplo de aire fresco para renovar la saga.

Lo mejor acaba ahí; principalmente porque luego falla en aspectos clave en todo juego de Sonic, como son el control y el diseño de niveles. A nivel control peca, igual que otros títulos anteriores tridimensionales, de cierta aceleración excesiva que hace que por momentos el erizo se vuelva incontrolable; en general le falta algo de precisión, y la cámara tampoco termina de ayudar en ciertas ocasiones. Respecto al diseño de niveles, la influencia de “Jack y las judías mágicas” es notable desde la primera toma de contacto, con unas fases “retorcidas y ascendentes” que recuerdan a las ramas que crecían de manera desmensurada del tallo de la planta gigante. Esto abre una posibilidad a recorrer los niveles como si de un tubo se tratase, con terreno accesible por todas las superficies. No obstante, lo que a priori suena genial, con múltiples caminos y varias formas de avanzar, a la hora de jugar se convierte en un “sálvese quién pueda”: tirar para delante, intentando no caerse, y dejando la exploración únicamente para aquellos que quieran rejugar las fases para descubrir secretos, mejorar sus tiempos y aprovechar Sonic Lost World al máximo.

Recuperar los poderes alien de Sonic Colors (Wisp) suena más a medida de reciclar algo que funcionó en el pasado que a necesidad real de jugabilidad; debido a que su uso es testimonial y reducido a determinados momentos puntuales en los que ni siquiera están bien introducidos. Sin embargo, el calzador no se limita a los Wisp; también hay un exceso de cinemáticas absurdas que cortan el ritmo de la partida antes y después de casi cada fase. Vídeos, además, tremendamente infantiles en su mayoría; no es que esta franquicia sea abanderada del “para adultos”, pero hay demasiadas concesiones para los más pequeños de la casa para tratarse de una entrega principal.

Sonic Mania (PC, Switch, PS4 y Xbox One)

Lo que empezó siendo el proyecto de unos fans entusiastas acabó siendo apadrinado por Sega y convertido, quizá, en el mejor Sonic 2D de todos los tiempos. A grandes rasgos se trata de una puesta al día de los primeros títulos del erizo. Un clásico con todas las letras: novedades las justas, pero genial en lo jugable y recrea estupendamente el aroma de aquella trilogía original de Mega Drive.

Desarrollado por Christian Whitehead, Headcannon, PagodaWest Games y supervisado por el mismísimo Sonic Team, viviremos una nueva historia que continúa los eventos tras Sonic the Hedgehog 3 & Knuckles. Robotnik y sus nuevos aliados, unos robots de élite llamados Hard-Boiled Heavies, toman el control del mundo Little Planet (el de Sonic CD) gracias a una poderosa gema llamada Rubí Fantasma que usan como potentísima fuente de energía. Sonic, Knuckles y Tails recorrerán ambos universos a lo largo de 14 niveles (9 clásicos adaptados y 5 zonas completamente nuevas), e incluso contarán con nuevos-viejos personajes controlables: Mighty El Armadillo y Ray La Ardilla Voladora; aunque estos dos únicamente están disponibles en la expansión llamada Sonic Mania Plus.

Analizar Sonic Mania en 2020, o hace un par de años cuando salió oficialmente, tiene cierta dificultad. Si lo vemos como un juego de Sonic, pues es indudable que es el mejor posible. Más personajes, zonas, niveles extras, contenido y modos de juego que ningún otro título clásico del erizo. En el año 95 ó 96 lo hubiese petado globalmente y fijo que hubiese sido considerado el GOTY. Sin embargo, hoy en día, pese a que sigue resultando una experiencia muy agradable y un plataformas notable, no tiene “la misma fuerza”. El impacto actual de una fórmula tan clásica se limita prácticamente a los veteranos fans de Sonic, y veo difícil que las generaciones modernas de jugadores se enganchen a Sonic Mania… o que lo disfruten tanto como lo puede hacer alguien que ya pase de los 30, empiece a peinar canas y en su momento le diese caña a tope al erizo en una Mega Drive que le regalaron por un cumpleaños o primera comunión.

Sonic Forces (PC, Switch, PS4 y Xbox One)

Hasta la fecha el último juego de la saga principal. Sonic Forces, que apareció en el mercado a finales de 2017 y todavía se mantiene vigente, actualizado y con una comunidad detrás bastante furry activa, funciona como una especie de secuela del genial Sonic Generations de la generación anterior. En mi opinión lo considero un peldaño por debajo, pero Forces sigue siendo un videojuego adictivo y divertido con ciertas novedades muy acertadas que merecen ser destacadas.

En esta ocasión la trama prescinde de cumpleaños y celebraciones del erizo y sus amigos y adopta un tono más oscuro, presentando un mundo en guerra con dos bandos claramente diferenciados. Por un lado, Robotnik y sus secuaces, entre los que se incluyen las némesis más célebres de Sonic como Metal Sonic, Shadow o Chaos, además de un nuevo y poderoso enemigo llamado Infinite; por otro, Sonic y sus aliados, desde los más clásicos como Tails o Knuckles, hasta los cada vez más conocidos Silver, Rougue o Vector; entre todos destaca “el avatar”, el personaje que podremos crear y personalizar desde cero y que goza de una importancia capital durante todo el argumento.

Como si fuese una suerte de Mass Effect 3, en Sonic Forces deberás recolectar “recursos bélicos” para ganar la guerra contra Eggman y salvar el mundo. Lo cual haremos superando numerosos niveles que se dividen en tres tipos. Los de scroll lateral estilo clásico, los modernos en 3D y los protagonizados por el avatar donde los Wisp se reutilizan como poderes especiales para un arma única, llamada Wispon, que porta el nuevo héroe. A mayores hay una serie de fases extra con ciertas particularidades, pero ninguna demasiado innovadora en lo jugable. Se echa en falta algún minijuego de bonus o la presencia de las clásicas esmeraldas (Super Sonic aquí es un DLC… por fortuna, gratuito). Hablando de contenido descargable, tengo que mencionar que el juego incluye la Sanic T-shirt, una camiseta con el famoso diseño de Sanic y que es claramente el mejor DLC de todos los tiempos, ya que además es gratis también.

El título cuenta con un sistema de progreso muy acertado, que permite desbloquear armas y vestimentas, así como recursos de guerra, a medida que vamos superando los casi 30 niveles con los que cuenta la aventura. Las clasificaciones y misiones diarias aumentan aún más su duración, y sobre todo su rejugabilidad, además de desbloquear algunos bonus bastante interesantes. Sonic Forces dispone de una cantidad notable de contenido y es muy rejugable; pudiendo convertirse en nuestro juego de referencia desde unos días hasta varios meses.

Para ir terminando este repaso, mencionar que el control y la cámara responden a la perfección. El Sonic Team ha ido puliendo estos, otrora controvertidos apartados, hasta lograr que no haya ninguna queja posible sobre ellos. Lo que sí podemos criticar (un poco) es la BSO. Una composición musical brillante y unos temas potentes siempre han sido sello de la franquicia Sonic; no obstante, en esta ocasión, aunque mantiene sus señas de identidad, la BSO no luce como es habitual, con una música correcta, pero sin más trascendencia.

¿Y cuál es el futuro más inmediato de la franquicia? Pues recientemente salió el tercer “Sonic Kart” (aka Team Sonic Racing) y se confirmó oficialmente que habrá secuela de la película más pronto que tarde. Respecto a una nueva entrega principal, no sabemos nada fijo, pero Sega y el Sonic Team han confirmado que están trabajando en “algo emocionante” para celebrar el 30º aniversario del erizo, que se celebrará el próximo año (2021). Estoy seguro de que un acontecimiento así vendrá acompañado por varias novedades.

Escrito por Clay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: