Bloqueadores de publicidad: Pasado y Presente

ad-blocking

Navegar por Internet no es solo una forma de ocio muy común hoy en día; también es necesario para el trabajo o los estudios de un creciente número de personas. Sin embargo, desde hace ya varios años, la publicidad excesiva e intrusiva amenaza con convertir esta tarea en una odisea solo apta para valientes.

Al principio molestaba ligeramente; luego empezó a ralentizar la carga de páginas; y ahora ya directamente hay más ventanas, banners, cuadros y pop ups que contenido en muchas webs… y no me refiero solo a esas oscuras páginas pornográficas, de descargas ilegales o de streamings piratas… que ya son directamente el infierno en vida; hablo de páginas de medios de comunicación, de empresas o equipos de fútbol.

Afortunadamente para los usuarios, y lamentablemente para las empresas de publicidad, hace años nacieron los bloqueadores de publicidad como plugins para los principales navegadores. Unos complementos que una vez instalados nos bloqueaban la mayoría de anuncios haciendo nuestra vida más rápida y fácil.

Rápidamente el uso de estos bloqueadores, con AdBlock y AdBlock Plus a la cabeza, se extendió a millones de usuarios en todo el mundo. Ya no solo los informáticos o los enteradillos de turno se saltaban los anuncios; cualquiera con unos conocimientos mínimos de internet tenía AdBlock en su navegador predeterminado.

Fueron años felices, hasta que hace relativamente poco (1-2 años), el uso tan generalizado de AdBlock empezó a pasar factura a los principales portales de Internet, que veían cómo sus ingresos disminuían porque los anunciantes no querían pagar para que su publicidad fuese bloqueada. Se empezó por desarrollar webs que prohibían navegar en ellas con AdBlock instalado (bloqueo al bloqueador), pero como este medida no terminaba de dar buena imagen, y siempre había alternativas, no terminó de cuajar, aunque actualmente hay muchas páginas que mantienen esta situación.

¿Cuál fue el siguiente paso? Pues el tradicional: si no puedes con tu enemigo, únete a él. AdBlock pasó de férreo villano a poderoso aliado. Las empresas de publicidad empezaron a pagar a AdBlock por saltarse su filtro, de modo que su publicidad sí que cargaba, aun con el bloqueador instalado. No contentos con esto, fueron un paso más allá, aportando su particular grano de arena al fin de la neutralidad en la red.

Hace algunos meses ciertas webs, que no querían ceder al chantaje de pagar a AdBlock, empezaron a ver cómo cargaban con dificultad o mostraban errores al intentar entrar en ellas con el famoso bloqueador instalado. Una medida que nos hace retroceder años a nivel de libertades, pero que posiblemente ha llenado los bolsillos de los desarrolladores.

ublock-origin-vs-adblock-plus2

Yo como usuario no tengo nada en contra de las empresas de publicidad, ni de AdBlock, cuyo producto he usado con gusto durante muchos años… pero los tiempos cambian, no siempre a mejor, y yo no quiero que navegar sea un infierno salpicado por mil y un anunciantes, así que he buscado alternativas. Y sí, amigos, existe, todavía, un bloqueador que funciona mucho mejor que el actual AdBlock Plus.

El bloqueador del momento se llama uBlock Origin. Posee un funcionamento muy similar al Adblock, por no decir idéntico, pero está basado en un sistema de código libre, lo que impide que sus creadores busquen amasar fortuna, centrándose más bien en que cualquiera pueda mejorar el programa para ofrecer la mejor experiencia y rendimiento. Se instala como cualquier otro plugin/complemento de navegador y es compatible con Firefox, Safari, Chromium, Edge, Chrome y Opera, además de que consume menos recursos.

Yo llevo algo más de un mes con uBlock y la mejora ha sido notable. Algunas webs de periódicos o cadenas de televisión lo bloquean también, en cuyo caso se puede desactivar con un solo click, y no falta tampoco alguna publicidad ingeniosa que se salta todos sus filtros, aunque muchas menos que con la competencia. Obviamente no perjudica premeditamente ninguna web ni favorece a otras, dejando absoluta libertad al usuario para navegar por unas páginas u otras sin mayores incovenientes.

Esto es como todo, y quizá en un futuro uBlock Origin empeore, AdBlock Plus recapacite y vuelva a ser más recomendable o surja una nueva opción para facilitar nuestra navegación; pero, hoy por hoy, debería de ser un imprescindible en cualquier ordenador.

Escrito por Clay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: