¿En qué estarían pensando… chupando los cartuchos de Switch?

La semana pasada, concretamente los días previos al lanzamiento de la nueva consola de Nintendo, me encontré por Twitter y varios portales de videojuegos con bastantes noticias relacionadas con el mal sabor de los cartuchos de Switch. Lo primero que pensé fue: vale, tiene sentido, al fin y al cabo es un cacho de plástico con incrustaciones metálicas… ¿cómo va a saber bien? De todas formas, ¿a quién se le ocurre chupar un cartucho? Se supone que tiene que servir para jugar, no para comer…

El caso es que como el mundo Internet está lleno de idiotas, la noticia del mal sabor de los juegos de Switch corrió como la pólvora, y, todo aquel con un cartucho a mano, le daba un par de lametones para confirmar que, efectivamente, tenía muy mal sabor.

Este hecho se viralizó rápidamente, hasta el punto de que la propia Nintendo salió a dar explicaciones. Los cartuchos de Switch incluyen benzoato de denatonio, la sustancia química (y en teoría inocua) más amarga conocida. El objetivo al fabricar los videojuegos con este compuesto es evitar, con su mal sabor, que niños o animales domésticos se los puedan tragar accidentalmente. Hasta aquí la noticia oficial, que, personalmente me parece correcta y un acierto para evitar posibles disgustos.

Entonces, ¿cuál es el problema? Ni más ni menos que todo el bombo mediático que se le ha seguido dando a este suceso. Prácticamente todos los medios del sector, incluso muchos de los más serios y prestigiosos, han dedicado varias entradas o artículos a este tema; ¿de verdad no hay otras cosas de las que hablar durante el lanzamiento de una nueva consola?

Especialmente sangrante me parecen los reportajes de pseudoperiodismo tipo: “Pepito, nuestro redactor estrella, chupa el cartucho del nuevo Zelda en directo” o “Todos los miembros de ProGamerFantasyOnline chupan juegos de Nintendo desde la NES… ¿cuál sabe peor?”. A los que hay que sumar que los youtubers más populares del momento entre niños rata y cuñados de manual han hecho lo mismo, subiendo a sus canales vídeos como: “Yo y mis colegas furries chupando juegos de Switch para ver quién aguanta más” o “Aprendiendo a besar con un juego de Switch”.

Patético. Sin más. Me imagino que todas estas chorradas darán muchas visitas, y por tanto generarán dinero, pero para mi gusto (toma humor sutil) resulta casi tan amargo como el benzoato de denatonio. Os dejo hasta la próxima con una reflexión… ¿En qué estaría pensando el primero en lamer/chupar un cartucho?

Escrito por Clay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: