De consumismo digital, bibliotecas saturadas y videojuegos que no vas a jugar nunca

La oferta del GTA es muy interesante

Con motivo del Black Friday y el Cyber Monday, nueva excusa para comprar compulsivamente sin pensar demasiado, (y ojo, que no me quejo de estas tradiciones rápidamente adoptadas y sus, a veces, jugosos descuentos), tengo la excusa perfecta para hablar de un tema que ya hace meses que me ronda por la cabeza: el consumismo excesivo digital.

Lo compro porque es barato… lo compro porque tiene buenas críticas… porque me dijeron que es fantástico… o porque algún día tendré tiempo y lo jugaré. Estos son algunos de los razonamientos con los que nos autoengañamos para justificar nuestras, muchas veces, compras compulsivas.

Porque la realidad es que, una vez que dejas atrás la mayoría de edad, y comienzas a ver más de cerca los 30, ó más, que los 20, por un motivo u otro es probable que ya no dispongas de tanto tiempo para jugar como cuando eras niño o adolescente. Nuestro tiempo libre se convierte en un bien más escaso, y por tanto más preciado, que debemos invertir en aquellas aficiones, en este caso títulos concretos, que más nos satisfagan.

Hoy día, con los bazares digitales y amplísimos catálogos de videojuegos descargables a precio de saldo, es frecuente encontrarse con usuarios que tienen cientos, o incluso miles de juegos en sus bibliotecas; donde habrán jugado, con suerte, a un 10% de ellos,  y acumulan títulos pendientes que les servirían para jugar 2 vidas enteras en caso de que la producción de ocio electrónico cesara repentinamente. ¿Y para qué?

Fueran baratos, juegos del año o los favoritos de tus amigos, si tú no los vas a jugar, ¿por qué comprarlos? Yo durante unos años era de este tipo de jugador-comprador compulsivo que acumulaba juegos y juegos para todo tipo de plataformas, hasta que me dí cuenta que estaba haciendo el tonto y gastando mucho dinero. 1, 5, 10 ó 30€ pueden parecer buenos precios según el título, pero si no lo vas a aprovechar, es tirar el dinero, sea mucho o poco.

money-large

Igual que debemos ser consumidores responsables de recursos físicos, también sería interesante hacer lo propio con los digitales. En este caso ya no tanto por temas de contaminación; más bien por temas de economía y psicología equilibrada. Os propongo que antes de dejaros llevar por el hype y lanzaros sobre un lanzamiento u oferta, lo penséis dos veces. ¿Realmente merece la pena? ¿Voy a aprovecharlo? ¿Me interesa de verdad? Si la respuesta es afirmativa, adelante; tus ahorros estarán bien invertidos… en caso contrario, igual es mejor idea cancelar el pedido-reserva-descarga.

Aunque suene raro, puede ser mejor oferta un título de lanzamiento, que sabes que te encanta y vas a exprimir durante cientos de horas, por 70€, que ese galardonado y alternativo juego retro indie que vale 3€ pero nunca vas a instalar. Mi recomendación final es: si quieres comprar algo, y puedes esperar a que esté de oferta, estupendo; pero, no compres algo simplemente porque esté de oferta si realmente no lo quieres. No creo que haya cosas más triste que una biblioteca de Steam con 830 juegos, y que te dé tanta pereza examinarla que siempre acabes jugando al LOL o al Hearthstone.

Escrito por Clay.

2 Responses to De consumismo digital, bibliotecas saturadas y videojuegos que no vas a jugar nunca

  1. NeoJ dice:

    El diógenes digital, cada vez más acentuado. Yo lo sufrí bastante hace tiempo, ahora me lo pienso mucho antes incluso de comprar el típico bundle de 1$.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: