Que el terror te acompañe – Análisis The Evil Within

the-evil-within-wallpapersd

Reconozco que le seguí la pista a este título desde que fue anunciado como el regreso de Shinji Mikami (Resident Evil, Dino Crisis) al género del survival horror. Tras años siendo canibalizados por la acción más directa, los videojuegos de terror estaban resurgiendo gracias a la escena independiente, pero faltaba ese título “importante” que situase de nuevo los sustos en la primera plana de consolas y ordenadores. ¿Es The Evil Within el elegido? ¿Uno de los mejores survival del siglo XXI? Seguid leyendo mi análisis y sacad vuestras propias conclusiones, las mías están después del salto.

The Evil Within (TEW) está desarrollado por el nuevo equipo de Mikami, la compañía Tango Gameworks, estudio posteriormente adquirido por Bethesda Softworks, quienes se ocuparon de la distribución del juego. Disponible para PC, PS3, PS4, Xbox360 y XboxOne, el título ya cuenta con un par de años a sus espaldas, pero sigue siendo una opción muy recomendable para disfrutar del terror en la actual generación (más si cabe gracias a su precio reducido).

TEW es un survival horror bastante clásico en su planteamiento pero moderno en su cámara, mecánica y variedad de situaciones. Podemos decir que se parece bastante a Resident Evil 4, también dirigido por Mikami, aunque con la acción más contenida en favor de los sustos y la supervivencia. Esto no quiere decir que TEW no tenga acción, al contrario, tiene muchas situaciones frenéticas y bastante combates, siendo una especie de híbrido entre el mencionado RE y otros survival indie sin armas como Amnesia u Outlast.

Para que nuestro protagonista sobreviva a los duros enemigos y peligrosísimas situaciones a las que debe hacer frente cuenta con un arsenal bastante variado, pero escaso de munición; entre las armas más típicas como pistolas o escopetas, destaca una ballesta con virotes personalizados (cegadores, explosivos, de congelación, etc.). Además podremos aprovecharnos del entorno valiéndonos de trampas para eliminar las amenazas y conservar nuestras preciadas balas. Desde llevar a los enemigos hasta cepos o bombas, hasta tirarlos por un precipicio, prenderles fuego, romperles una botella en la cabeza o rebanarles el cuello si los cogemos por la espalda desprevenidos. En general, aunque se acaban repitiendo casi siempre las mismas cuatro o cinco acciones, es un sistema de combate bastante natural y divertido.

He echado en falta mayor presencia de puzles. Es cierto que la tendencia actual es olvidarse de los rompecabezas en favor de la acción, pero confiaba en que esta propuesta de Tango Gameworks ofreciera algún reto original o interesante en este apartado. Al igual que en RE4, encontramos en medio de la aventura unas cuantas situaciones de buscar llaves para puertas, baterías para ascensores o códigos para cajas fuerte, aunque nada demasiado inspirado. Los escenarios tampoco me han vuelto loco. Están bien trabajados y son variados, pero personalmente los noto demasiado pasilleros. Es decir, olvidaos de grandes escenarios que recorrer una y otra vez libremente. En TEW nunca hay que retroceder sobre nuestros pasos; siempre hay que seguir adelante, y, a menudo, por el único camino disponible. No tengo nada en contra de los juegos lineales, y tampoco me hubiese gustado que TEW fuese un sandbox, pero sí mayor libertad a la hora de explorar el mundo, aunque me imagino que es una cuestión técnica para mantener el ritmo y la tensión narrativa de un título de terror de estas características.

The Evil Within_20141009232150

La variedad de enemigos tampoco es para echar cohetes. El 90% de los enemigos son infectados/resucitados/zombis genéricos, luego tenemos alguna modificación sobre estos (invisibles, más duros o más grandes), y por último los jefes finales. Estos sí que cuentan con diseños más originales, así como combates personalizados y patrones nuevos de ataque. No os los voy a spoilear para que disfrutéis de estos cabrones por vosotros mismos.

Si algo me ha gustado especialmente de TEW es su homenaje al género clásico. La dificultad y la ambientación, así como su duración y variedad de situaciones. Sobre la dificultad, no podemos decir que se trate de un juego especialmente difícil, aunque tampoco es fácil. Superar la aventura, lejos de tratarse de un paseo, supone un desafío considerable en el que moriremos decenas de veces (yo más de 130 en difícil) y tendremos que invertir varios intentos en superar algunas zonas o combates particularmente complicados, probando varias estrategias hasta dar con la adecuada, a la vieja usanza. Por suerte, el autoguardado del título y su dinamismo convierten esta tarea en un reto agradable y no un suplicio aburrido. La vida no se regenera y los objetos de salud no abundan, aunque personalmente esto tampoco me supuso un gran problema, simplemente hay que avanzar con cuidado y no ir a lo loco. Insisto en la idea de que es un juego complicado y no apto para todo tipo de jugadores. Aquellos que no gusten de repetir niveles y solo quieran avanzar y disparar, que se mantengan lejos de TEW; en cambio, los jugadores nostálgicos de aventuras como las de antes, de morir una y otra vez, medir bien cada paso y contar cada bala y cada botiquín, encontrarán en este título el juego que llevaban mucho tiempo esperando.

the-evil-within-peluca

La ambientación es sublime. No solo a nivel de música, tonos oscuros o diseño artístico; la propia jugabilidad ayuda mucho a meterse en la trama. El protagonista es débil, sobre todo al principio de la aventura, y aunque podemos mejorarlo (más salud, fuerza, velocidad o potencia de armas con una especie de tienda a la que accedemos de cuando en cuando), nunca se convierte en el típico héroe indestructible que avanza arrasando con todo. Hasta los enemigos más comunes son duros y necesitaremos más maña que fuerza para acabar con ellos. El argumento caótico, los cambios repentinos de escenario, los personajes siniestros y desequilibrados ayudan a sumergirnos en el desconcierto, y los sustos inesperados nos recuerdan que esto es un videojuego de terror para mayores de 18 años.

La variedad de situaciones es uno de los puntos fuertes de TEW. Tan pronto estaremos en medio de un tiroteo en una grúa, escapando de un sádico con motosierra por los angostos pasillos de un manicomio, recorriendo los escombros de una ciudad devastada, escapando de un monstruo acuático, en medio de una pelea multitudinaria contra decenas de “zombis”, persiguiendo a un esquizofrénico en una aldea abandonada o combatiendo contra dos trolles en un cementerio. Estos pocos ejemplos son solo unas cuantas de las múltiples fases que nos esperan en este juego. Un título que nos puede dar muchas horas de entretenimiento. La aventura principal dura fácilmente más de 30 horas en su primera partida, siendo bastante rejugable para conseguir extras, logros o probar nuevas dificultades. A esto tenemos que sumarle la existencia de 3 DLC, bastante recomendables, que nos otorgarán no menos de 5-6 horas de juego más en total. Como veis, una duración más típica de otra época y de otros géneros que de una aventura de terror actual.

A nivel técnico TEW tiene luces y sombras, y no hablo únicamente de la iluminación. Gráficamente, poniéndolo al máximo en PC, me ha parecido muy solvente. Buenos diseños, buenas texturas, juego de colores y luces más que correcto, y en mi equipo fluido y sin ningún tipo de ralentización o problema técnico. No obstante, aquí tengo que señalar que TEW por defecto está limitado a 30 fps y cuenta con unas bandas negras no solo en las cinemáticas, sino durante todo el juego. Esto no es baladí y forma parte de la manera en que Mikami concibió la aventura. Personalmente me ha gustado el efecto logrado, aunque sí que al principio se hace algo raro; una experiencia más cercana a lo cinematográfico que a un videojuego convencional, y entiendo las quejas de algunos usuarios. Sin embargo, el juego ya cuenta desde hace tiempo con una actualización-parche que permite liberar la limitación de FPS y eliminar las franjas negras (al menos en la versión para ordenador, desconozco la situación en consolas). De todos modos, yo decidí jugar tal y como salió a la venta, tratando de “respetar” la idea de los autores y dejándome sumergir por la experiencia original; además de que los 30 fps, al ser totalmente estables, son suficientes para un juego de este tipo.

La banda sonora, sin ser memorable, acompaña muy bien durante toda la aventura. La cámara tampoco me ha dado ningún tipo de problema, no así el control, que podría estar más pulido. No es cuestión de la distribución de botones, más bien de que el personaje a veces responde mal, especialmente a la hora de cambiar de arma, correr, saltar u ocultarse tras una cobertura. En un juego, en el que ya morimos bastante, a nadie le gusta quedarse vendido y palmar por culpa de que el personaje decide quedarse pillado o hacer una acción que no queríamos. Espero que, de cara a futuras e hipotéticas entregas, pulan un poco este apartado y obtengan un control más fluido y natural.

the-evil-within-review-screenshot-2

He dejado para el final lo tocante a la historia o argumento de TEW, y no es casualidad. He visto mucho cine y series, leído bastantes libros y jugado no pocos videojuegos, y no me considero en absoluto tonto-inculto, pero la trama de TEW pasó ante mis ojos sin que me enterase de nada. Llegas al final, saltan los créditos de juego y te quedas con cara de: “No me he enterado de nada”. Investigando por ahí, por si era yo que me había perdido algo, descubro que no soy el único. El juego está hecho así, dejando casi todo en el aire y siendo bastante confuso a nivel argumentativo; un auténtico sindiós narrativo de sálvese quien pueda. En cualquier caso, os diré la premisa inicial. Encarnamos al enigmático detective Sebastián Castellanos, quien acompañado por sus compañeros acude al hospital Beacon, un manicomio donde ha sucedido un extraño suceso. Nada más llegar, todo se tuerce y empieza la fiesta. Insisto en que durante la trama principal son todo flashbacks, saltos temporales, cambios inexplicables de localización y ausencia de respuestas concretas; todo ello coronado con un final bastante WTF que le pone la guinda al pastel. Afortunadamente, cuando ya pensaba en demandar a Mikami por daños morales, descubro que el DLC tira de la manta y explica casi todo el argumento, de modo que TEW cobra sentido… al menos un poco. En mi opinión, una faena para los que no dispongan del contenido descargable, pero peor sería que te dejasen sin saber nada. Además de que se trata de un DLC bastante competente que merece la pena y no cuesta demasiado dinero. Por cierto, si habéis llegado a este artículo buscando una explicación a la historia de The Evil Within, os habéis equivocado de página, aunque en la red tenéis buenos sitios donde os explican todo lo explicable de manera bastante coherente.

evilwithinbeginning

Para terminar, el tradicional párrafo a modo de resumen. TEW es un notable esfuerzo por parte de Mikami y su equipo para volver a poner de moda el género del survival horror tradicional. Un juego técnicamente muy correcto, aunque con sus peculiaridades, donde destaca para bien su duración, su dificultad, la ambientación y la variedad de situaciones; lo que no me ha convencido tanto es el argumento, el control, la escasa variedad de enemigos y los escenarios demasiado cerrados y con un desarrollo excesivamente lineal. En cualquier caso, una opción recomendadísima para todo aquel que eche de menos los juegos de terror más clásicos.

08'0-Ocho

 Lo más FAP:

-La duración. Campaña con más de 30 horas, rejugable, extras, DLC.

-La ambientación oscura y confusa le va como anillo al dedo al juego.

-La dificultad. Justa para que suponga un reto, pero sin pasarse.

-Amplia variedad de situaciones y enemigos finales.

-Un survival horror moderno pero como “los de antes”.

Lo más FLOP:

-Poca variedad de enemigos genéricos.

-Los escasos puzles son demasiado comunes y simples.

-La historia es demasiado abierta y no está claramente narrada (los DLC solucionan esto en gran parte).

-Escenarios demasiado lineales y pasilleros.

-En ocasiones el control no responde tan natural como debería.

Escrito por Clay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: