El Feudo: ¿Revolucionará la industria la realidad virtual?

The Oculus Rift headset is tested by attendees at the Eurogamer Expo at Earls Court in London.

2016 es el año elegido para el lanzamiento al mercado de la mayoría de propuestas de realidad virtual. Amazon, Facebook, Google, Sony, Microsoft… todas las grandes empresas tecnológicas están trasteando con cascos que permitan una mayor inmersión en contenidos audiovisuales.

Son muchos los expertos que apuntan a que este tipo de productos revolucionarán el mundo. Que van a marcar un antes y un después en la manera en que consumimos ocio electrónico. Como siempre, el tiempo dará la razón a unos y se la quitará a otros. Entretanto, si todo esto de la RV te suena a chino, o simplemente quieres disfrutar de una buena discusión argumentada, te recomiendo que leas nuestra nueva entrega del Feudo de Flopgames. En esta ocasión además debuta Aerus, buen amigo del staff de esta casa y enterado del tema.

Sí – Aerus

Llevo siguiéndole el rastro a la realidad virtual desde que vi la noticia del éxito rotundo que tuvo el kickstarter de la primera versión de desarrollo de Oculus (DK1) a finales del 2012. Desde entonces he ido viendo cómo a este pequeño proyecto de cuatro frikis se le iban sumando desarrolladores por todas partes, con compañías de mucho peso subiéndose al carro, y cada vez más presencia y éxito en ferias, convenciones y charlas. Asumo que el lector tiene un mínimo de conocimiento de lo que estoy hablando o, al menos, conoce los tres HMDs (Cascos de Realidad Virtual) más conocidos.

No voy a entrar a detallar todos los dispositivos, accesorios y experiencias que se están desarrollando ahora mismo, incluso antes de haber salido siquiera a la venta la versión comercial de cualquier HMD (aunque eso por sí solo ya dé una respuesta afirmativa a la pregunta de este feudo), pues considero que para que un producto nuevo sea revolucionario no importan las características de su primera versión que pueden ser peores o mejores, debe ser un producto que ofrezca un servicio o experiencia no cubierto hasta entonces. A diferencia de anteriores inventos “revolucionarios” como los smartwatches (móviles de pulsera pero peores), televisiones 3D (inmersión insuficiente, televisiones al fin y al cabo), Google Glass (intento obsceno de realidad aumentada) o las tablets (ya acabó la fiebre inicial) no conozco ningún invento del hombre que permita “teletransportarte” a otro lugar, de eso es de lo que estamos hablando con la realidad virtual.

microsoft-hololens-minecraft

Me he comprado una carcasa de realidad virtual móvil (Lakento), he tenido la oportunidad de probar el DK1, varias demostraciones y juegos con el DK2, me he comido una cola de 3 horas en Japón para conseguir probar la versión comercial del Oculus Rift (CV1) y, con sinceridad, comparar todo lo anterior con el CV1 es como comparar una mierda apestosa de perro y el mejor chocolate suizo. Después del momento en el que te sumerges dentro de un caza de combate espacial luchando por sobrevivir junto a tu flota contra una horda de naves enemigas que acaban de saltar del hiperespacio, ves las discusiones por cuál es la mejor consola actual de otra forma (nada que ver la calidad con la visión de buzo de las Lakento o el DK2) y no soy solo yo; ver a la gente flipando probando demos más cutres (en otra cola kilométrica) en el GearVR o masas de gente esperando su turno para meterse dentro de uno de los 15 cascos de PlayStationVR hacen que no me sorprenda al ver noticias como esta de hace una semana: se agota el Samsung Gear VR en EEUU a los tres días de lanzamiento.

Sin embargo, no todo son videojuegos. Las normas no están escritas; la industria del cine está haciendo sus primeros movimientos en este formato; en Youtube (poned en buena calidad y para mover arrastrad click izquierdo con el ratón) ya podemos ver conciertos, ciudades, habitaciones de hotel, productos en tiendas grabados en 360º; en la medicina están presentando proyectos como PHOBOS, para tratar numerosos desórdenes psicológicos y fobias, otros de rehabilitación neuronal o física, en casos de accidente, ictus o Alzheimer, e incluso se podrían practicar cirugías y distintos procedimientos en un ambiente controlado gracias a guantes hápticos tipo GloveOne (aunque las posibilidades que ofrece este guante son muchísimas más). La pornografía no hace falta ni que ponga link, ya está metida en el asunto hasta el fondo; en el ámbito de la educación las opciones en cuanto a acceder a cursos, seminarios, congresos a distancia y desde casa son muy obvios, por no mencionar la posibilidad, por ejemplo, de enseñar a un grupo de estudiantes sobre la cultura azteca o los dinosaurios metiéndolos en una simulación más que leyéndolo de un libro.

La siguiente generación de HMDs probablemente copien a FOVE y su seguimiento ocular (en el vídeo se puede ver perfectamente su aplicación en gente encamada o con problemas motrices para experimentar situaciones que de otra forma no podrían; las posibilidades con FOVE en cuanto a tocar el piano con la mirada son muy limitadas, es mejor con GloveOne). En el futuro también podrá detectar gestos faciales, que aumentaría muchos puntos en cuanto a interacción social en el mundo virtual; también hay prototipos como Impacto que permiten recibir golpes, dar toques al balón, jugar al béisbol sintiendo la bola o el bate moviéndote el brazo… siendo karateka no me es difícil ver las implementaciones que puede tener este sistema en cuanto a futuras aplicaciones en entrenamiento de deportes de contacto. En general hay muchas más aplicaciones, pero ya me estoy extendiendo más de lo que debo (Nota de Clay: He tenido que sacar a pasear la fusta para frenar su entusiasmo con el tema).

white-guy-oculus-rift

Esta tecnología está en un estado embrionario. En dos años se han solventado muchísimos problemas (mareos por el sistema vestibular, distorsiones de colores, rejillas en los negros, borrosidad por la latencia, etc.) y mejorado las especificaciones (FOV, resoluciones, tracking, peso, comodidad, sonido 3D). Obviamente ni siquiera hay un estándar en cuanto a nada en absoluto, y a día en que escribo estas líneas (2 de Diciembre de 2015) aún no hay un precio fijado (aunque el desembolso entre actualizar el ordenador y comprar el HMD es importante para un sueldo medio). Sin embargo, los costes de fabricación y la ley de Moore harán como siempre que el precio se vaya reduciendo.

Opino que descartar esta tecnología por no llegar al nivel de la saga Matrix o el anime Sword Art Online es como escupirle a Nicolas-Joseph Cugnot por “solo” haber inventado el primer coche a vapor y no directamente el Ferrari 488GTB. Hay que darle tiempo a la tecnología a evolucionar; no hay ningún invento actual que no haya tenido años y años para perfeccionarse.

Para concluir opino que los ordenadores y los móviles juntos no han conseguido extinguir el bolígrafo y el papel, dudo mucho que la RV sustituya a los ordenadores, más bien es un complemento a lo que ya hay en este momento, como lo fueron los smartphones (a los que cada vez se les atribuyen más funciones y se usan para más cosas), no una revolución como la que supuso el automóvil para los caballos (buena época para trabajar en un matadero). Es un producto que avanzará y evolucionará muy rápido en poco tiempo, pero la velocidad de implantación es algo que ya es más difícil de prever.

No – Clay

Uno ya tiene una edad y ha visto pasar, con más pena que gloria, muchos “mesías” tecnológicos dispuestos a cambiar el mundo. Así que permitidme que muestre mis dudas con la Realidad Virtual.

¿Quién no recuerda los controladores de movimiento y los giroscopios? Según algunos gurús ya teníamos que haber jubilado en el 2006 los mandos y controles tradicionales en favor de los imprecisos y decepcionantes wiimotes, kinects y PSmoves de turno. También decían, tras el taquillazo de Avatar, que las películas 3D habían vuelto para quedarse definitivamente… 6 años después la gente se muestra más perezosa que nunca con el 3D, los lanzamientos en este formato se producen con cuentagotas, ya no se promocionan y se cuentan con los dedos de una mano los fans incondicionales del 3D en el cine (menos aún en el hogar). ¿Y qué decir de las Google Glasses y similares? Hace un par de años ciertos visionarios imaginaron un mundo actual donde toda la gente por la calle llevara puestas gafas inteligentes… no hace falta decir que esto no ha ocurrido ni tiene pinta de que suceda próximamente. Las tabletas también iban a jubilar a los ordenadores… pero resulta que llevan 2 años yendo a menos mientras que los tradicionales portátiles y sobremesa mantienen el tipo.

sony-morpheus-vr-4288

¡Soy feliz con mi casquito!

Curiosamente son las novedades que menos se publicitan, o que surgen de casualidad, las que sí terminan por imponerse. Por ejemplo, los controles táctiles se han adaptado perfectamente a nuestra vida diaria. Ya no se limitan únicamente a consolas o teléfonos móviles, sino que también están en pantallas, GPS, hornos, neveras e incluso en prendas de ropa.

¿Por qué algunas tecnologías si tienen éxito y otras no? Hay varios factores, pero es importante que cumplan ciertas características: universalidad, manejabilidad y utilidad. Para ser universal tiene que ser algo económico y disponible para casi todo el mundo (si renunciamos a los pobres, o a la gente mayor o muy joven, estamos dejando fuera a gran parte de la población); para ser manejable tiene que ser sencillo de utilizar, no presentar problemas y más cómodo que otras alternativas tradicionales; por último, obviamente tiene que ser útil y funcional. Algo que cubra una necesidad real, o la cree, pero que la sociedad perciba como imprescindible y acepte de buen grado. Pues bien, lamentablemente para los inversores de Oculus, SonyVR o Hololens, la RV no cumple ninguno de esos puntos.

Los problemas de la RV vía HMD son cuantiosos. Mi amigo Aerus dice que muchos de ellos se solucionarán con el tiempo, y que otros ya están arreglados, y estoy de acuerdo, pero dudo que la sociedad actual tenga la paciencia necesaria para aguantar los años inevitables para ello. Es decir, hoy por hoy hablamos de una tecnología muy costosa y complicada. Se necesita un HMD, un hardware adicional bastante potente (móvil, ordenador, consola) y luego el software específico; es decir, un desembolso importante únicamente para que la experiencia sea más inmersiva. Tampoco podemos olvidarnos de los problemas de salud derivados de su uso. Aunque la investigación en este campo es primordial y avanza razonablemente bien, la RV sigue provocando cansancio ocular, mareos e incluso náuseas en muchos usuarios. Yo he probado un par de modelos “antiguos” de HMD y durante unos minutos no sentí molestia alguna, pero sí que es verdad que al cabo de 15-20 minutos empezó a dolerme la cabeza. Si a una persona normal, sin problemas de visión o equilibrio conocidos, ya le molesta al cabo de un rato, no quiero ni imaginarme a las personas que sean más sensibles… o si quieres tener una experiencia prolongada. Yo desde luego no me imagino a nadie soportando una película de 3 horas, una sesión frenética con un videojuego de acción más de dos horas o una clase interactiva que se prolongue más allá de una hora y media.

samsung-gear-vr-hero

Imposible mantener la dignidad con un móvil tapándote el frontón…

Y total, ¿todos estos incovenientes para qué? Las posibilidades teóricas son múltiples, con miles de aplicaciones en desarrollo, pero también lo eran las opciones de la Wii o de las Google Glasses y al final tururú. Veo mucho videojuego indie, mucho documental extraño y muchos castillos en el aire; no obstante, no veo auténticos bombazos que le vendan la tecnología RV al gran público. Veamos, ¿quién va a gastarse, como mínimo, 600€ para jugar a un survival horror con mal control y gráficos de PSX? Por mucho que parezca que estamos dentro de una casa terrorífica de verdad… Ídem con un mal simulador de montaña rusa. Por ese precio me voy al parque de atracciones y me subo en una de verdad.

Sinceramente soy muy escéptico con este tema. Me parece una curiosidad interesante; una experiencia digna de probar durante unos minutos, asombrarte, decir qué chulo y olvidarte. Será que igual me estoy haciendo viejo, pero me quedo con mi mando con cruceta y botones, mi ratón y mi teclado con cables y una televisión-monitor de gran tamaño. Enciende la consola/ordenador, apaga las luces y sumérgete en múltiples aventuras. Vale que si miras a los lados verás el sofá y la foto de tu primera comunión, pero oye, mira al frente y ya está… como hemos hecho toda la vida.

Escrito por Aerus y Clay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: