La pasión de un desarrollador

Durante esta vorágine mediática llamada E3 todos los focos recaen en los grandes anuncios de las conferencias más importantes. Que si Shenmue 3 por aquí, el remake de FFVII por allí, The Last Guardian por otro lado o la buenísima pinta que tienen algunos títulos como el Star Wars Battlefront, Uncharted 4 o el Rise of Tomb Raider (no puedo nombrar nada de Nintendo porque se han marcado un evento bastante “discreto”). Pero más allá de cifras de ventas, grandes gráficos y esperadas exclusivas, esto son videojuegos, y al final se reduce a disfrutar y pasarlo bien con el título de turno. Y aquí cobran muchísima importancia los desarrolladores de los mismos; al fin y al cabo ellos son los que crean los juegos. ¿Hacen faltan ingentes medios humanos y económicos para hacer un buen videojuego? Yo creo que no. Todo ayuda, eso está claro, pero el cariño y la pasión no se pueden sustituir con dinero. Sigue leyendo para saber más.

¿Y a qué viene todo este rollo? Pues a lo emocionante que me resultó la presentación de la nueva IP indie de Electronic Arts, Unravel. Este colorido y original título de plataformas, protagonizado por un muñeco de hilo rojo llamado Yarny, robó el corazón de todo el público asistente al E3. Los creadores de Unravel son un modesto estudio sueco (Coldwood Interactive), y aunque para este proyecto cuentan con el soporte de la gigantesca EA, son una docena escasa de empleados los que trabajan directamente en el juego.

Martin Sahlin es el director creativo de Unravel, y el encargado de mostrarnos el juego por primera vez al gran público (ver el vídeo que encabeza esta noticia). Su discurso no puede sentirse más sincero y sus palabras no pueden llegar más adentro para un auténtico fan de los videojuegos. Cierto que el bueno de Martin estaba nervioso, amén de que el inglés no es su lengua materna, pero esa no es la causa de su emoción. Su voz titubeaba, sus manos estaban temblorosas y… ¿por qué? Pues porque estaba enseñando al mundo su “creación”. El fruto del trabajo muy duro de unos pocos profesionales. Y cuando eres un “creador” y sientes cómo la gente reacciona bien ante tus “creaciones”, esa sensación es muy intensa si realmente crees en lo que haces.

El caso de Sahlin y sus compañeros no es el único. En esta industria cada vez más comercial y llena de int€re$es, siguen aflorando de cuando en cuando auténticos profesionales: desarrolladores de videojuegos que sienten pasión por su trabajo y lo dan todo por sus juegos. Y ojo, que no hablo únicamente de títulos de corte independiente, hay empleados de grandes empresas que todavía mantienen esa chispa y ese gusto por hacer bien las cosas. Hoy me gustaría agradecer a los chicos de Coldwood Interactive, de Remedy, de CD Projekt, de Ubisoft Montpellier, de Retro Studios… y a cualquier desarrollador que siga disfrutando con su trabajo. Gracias a vuestra labor, disfrutamos todos.

Escrito por Clay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: