El feudo bipolar: Estancamiento tecnológico futuro. ¿Mito o realidad?

Technology-speed-of-innovation

¿Es el potencial creativo de nuestra especie limitado o ilimitado? ¿Dejará de evolucionar la tecnología en algún momento? Creo que todos nos hemos hecho estas preguntas u otras de carácter similar en algún momento de nuestras vidas; bien a modo de autorreflexión, bien a modo de debate con carácter más o menos informal. Sin embargo, el dosier de la asignatura de Tecnología de mi compañero Cambrid sabe ciertamente que las respuestas a estos interrogantes no son, ni mucho menos, inmediatas o evidentes. Puesto que los videojuegos son un sector condicionado inevitablemente por el resto de ese enorme conglomerado llamado Tecnología, en Flopgames creemos interesante un debate general para acotar esos límites bastante difusos que implican cuestiones de profunda índole económica, productiva e incluso limitaciones biológicamente impuestas. Sigue leyendo si quieres conocer las opiniones de un Knuck “bipolar” que osará defender ambas posturas ante la pereza de algunos y la cobardía de otros para establecer algo de luz en un tema tan complejo e impredecible como lo es el futuro tecnológico de nuestra especie.

Realidad – Knuck “el catastrofista”

Se suele decir que el crecimiento tecnológico es “exponencial”, pero esta aseveración contiene una imprecisión bastante desafortunada porque es precisamente ahora (realmente durante los últimos 100 años) cuando se está produciendo ese crecimiento atroz. Este hecho tiende a confundir a nuestros contemporáneos, que acostumbrados a la prosperidad tecnológica de sus días piensan que siempre ha sido “el pan nuestro habitual”. De hecho no es casualidad que la mayoría de inventos electrónicos (tubos de vacío, transistores, sistemas potencia eléctrica aeroespacial, primeros ordenadores y un largo etc) se hayan producido a lo largo del siglo XX. Como ya comenté con creces en mis entradas de Tecnología e Historia de los Videojuegos, dichos inventos están soportados por un auge monumental en Física Teórica a principios del pasado siglo, y en particular, el nacimiento de la Mecánica Cuántica, disciplina científica tan abstracta como parodiada, que sin embargo es el fundamento de toda la Electrónica, y en particular, de la nano y microcircuitería que tanto usan los procesadores de nuestros ordenadores.

bohr

“He creado la Mecánica Cuántica para poder inventar la televisión y a su vez daros la chapa con ella, muhahaha” (Niels Bohr: la frase que nunca se atrevió a pronunciar pero que seguro pensó)

La moraleja del párrafo anterior es que los avances tecnológicos están siempre ligados a mejoras en el conocimiento de la naturaleza y el mundo que nos rodea, avances científicos. Y para que haya avances científicos se necesitan dos cosas: personal investigador y medios para investigar. El personal investigador debe reunir ciertas condiciones innatas, vocacionales y estar apoyado social y moralmente. Para andar por casa: gente lista, con ganas de cuestionarse las cosas y sobre todo, de ayudar a los demás con su naturaleza creativa en un ambiente fuera de presiones sociales que le permita obtener el máximo potencial de su trabajo.  Por su parte, el apoyo social también se traduce en medios físicos o económicos para los experimentos. Sin embargo, la experiencia actual corrobora que algunas naciones como “Yupilandia” prefieren dedicar su capital para construir campos de fútbol a hospitales o centros de investigación, a la par que parece haber un consenso generalizado en la sociedad para no inducir buenas condiciones psicológicas en los científicos (apartados, “freaks”, “nerds”, etc). El resultado por ende es un personal cada vez menos creativo y motivado en conjunto con la existencia de un capital invertido en formas de distracción de masas o en avances de “baja categoría”, que no suponen verdaderos cambios disruptivos tecnológicos pero que contribuyen a un “bienestar” artificial satisfaciendo y generando, de paso sea dicho, nuevas necesidades creadas. Porque no nos engañemos, los móviles, las tablets y muchas cosas que están a la orden del día molan mucho, sí, pero casi todas ellas se pueden sustituir funcionalmente entre sí.

¿Dónde están los verdaderos cambios, como nuevas formas de energía o nuevos paradigmas en la forma de transportarla (nuevos dispositivos de estado sólido o superconductores para minimizar las pérdidas eléctricas)? Estos avances llamados “disruptivos” que sí suponen un cambio sustancial en la Filosofía de la Ciencia, la Economía y la Tecnología, requieren cada vez mayor coordinación entre los investigadores porque cada vez es mayor y más compleja la información a procesarse en los distintos campos y a su vez, más especializados y específicos son estos. El lector entenderá sin embargo, que en un mundo cada vez más individualista y disgregado este menester es poco menos que imposible.

frase-a-largo-plazo-todos-estaremos-muertos-john-maynard-keynes-118101

Aquí el colega Keynes dando no sólo una lección valiosa para la Economía clásica, sino también para la Cosmología.

Aun así, es bien cierto que las “malas políticas tecnológicas” citadas arriba son corregibles con un modelo “más sano” de orden social y educación. Si bien es verdad que también existen unas limitaciones físicas reales; tanto de los recursos como del individuo. En el argot económico, la limitación de los recursos se cuantifica por un concepto llamado “frontera de posibilidades de producción”, asociado a la cantidad de un bien que puede generarse con una Tecnología determinada. Pero como sabemos, la cantidad de un producto también limita a su vez su rango de uso, y por ende, su evolución tecnológica.

Para finalizar, la creatividad humana también es limitada en mi opinión, pues al fin y al cabo, nuestro cerebro procesa la información usando unas conexiones neuronales de composición más o menos fija fisiológicamente hablando, y, salvo que se encuentre una forma de “optimizar” o agrandar nuestro gran ordenador biológico, es de suponer que sus “procesos de computación” tendrán un máximo de rendimiento, de la misma forma que lo tiene un procesador o una tarjeta gráfica corrientes. Si no fuera así, y suponiendo que hay más vida ahí fuera, hecho con el que el señor Drake parece estar bastante de acuerdo, alguien en el universo debería de tener tecnología suficiente para visitarnos. ¿Por qué no lo han hecho…? Parece que, en el largo plazo…

Mito – Knuck “el optimista”

Razonando de nuevo con un símil económico, podría suceder que realmente ese estancamiento no llegara nunca, o que se ralentizara hasta situarlo virtualmente en un punto temporal posterior a la extinción humana. En efecto, el catastrofista de Knuck me está recordando a Thomas Malthus, un filósofo del siglo XIX que también todo lo veía negro, y según el cual, deberíamos estar ya todos muertos. Este señor, apoyándose en la conocida ley de los rendimientos marginales decrecientes, preveía que en un futuro no muy lejano un crecimiento de la población exponencial superior al de los recursos productivos naturales, que aumentaban linealmente, haría perecer de hambre a la Humanidad. Sin embargo no es la incuestionable ley de los rendimientos decrecientes lo que falla (y si no que se lo digan a mi buen colega Locazza después de salir de un buffet libre), sino el razonamiento malthusiano de que la productividad no puede aumentarse. Si seguimos teniendo alimentos es precisamente porque la tierra se aprovecha de modo más eficiente y con nuevas máquinas y procesos mecanizados la obtención de recursos requiere de un menor coste energético. A su vez aquí podría establecerse un debate interno de si realmente la “abundancia” de factores es debida precisamente a este aumento de productividad o a una desigual distribución de la riqueza en el mundo, temas que escapan al objeto de esta entrada.

images

La ley de los rendimientos marginales decrecientes es un pilar básico en la Economía y las Ciencias Sociales. Afirma que llega un punto que “no por mucho añadir, se obtiene más, necesariamente” y es aplicable tanto a la teoría de la producción (llega un momento que no por tener más obreros nuestra productividad es mayor, aunque la producción sí lo sea) como a la teoría del consumo, a través de la primera ley de Gossen (llega un momento que empiezo a “potar” si me paso de rosca comiendo en un asiático xDD)

En cualquier caso, ¿por qué estos razonamientos no han de ser aplicables también al sector tecnológico? Imaginemos que en un futuro lejano la capacidad de cálculo de los ordenadores y nuevos robots permiten procesar la información mucho más rápido. Esto no acarrea necesariamente más creatividad innata en el ser humano, pero sí una reducción enorme en el coste de oportunidad temporal por el método “prueba-error” de nuevas ideas, lo que trae consigo una capacidad de realizar mayor cantidad de ensayos en menos tiempo, generando un bucle benigno que se retroalimenta (nuevos robots todavía más rápidos, más procesamiento de ideas, etc…)

El Knuck pesimista además, basa su argumentación precisamente en que la creatividad humana es un “factor natural” fijo e invariable, pues supone que el cerebro es un órgano cuya funcionalidad está ligada a una estructura interna de conexiones y un tamaño más o menos invariante. Pero esto es una perspectiva individualista de la inteligencia. ¿Qué hay de la interacción social del ser humano? Hoy por hoy, como él mismo dice, los grandes descubrimientos sólo son posibles manejando cantidades de información que escapan al control de un único individuo, por muy brillante que sea. Es necesaria la coalición entre grupos de personas y es precisamente la interacción de esta variedad de ideas entre los distintos individuos la que puede ir a favor o en detrimento de una inteligencia social o colectiva creciente aunque las inteligencias indviduales se “estanquen”. De hecho, aquí es donde entrarían en un juego esos “modelos más sanos” de orden social y educación de los que habla Knuck pesimista para conseguir precisamente invertir esa frase tan famosa que hoy por hoy, tal y como están las cosas, cobra gran sentido: el ser humano es listo individualmente pero tonto cuando se halla en un colectivo…

Por último, tampoco descarto que en el muy largo plazo la inteligencia y la capacidad creativa individual sean fijas. Repercusiones morales aparte, ¿y si los avances en ingeniería genética o nuevas técnicas neurofisiológicas como las que se usan para los escáneres cerebrales pudieran crear individuos con mayor materia gris o un mayor aprovechamiento cerebral por estimulación eléctrica o magnética? El cerebro es finito, sí, pero recordemos que en principio sólo se usa una pequeña porción del mismo para el pensamiento y el razonamiento. ¿Y si pudiera volverse más eficiente ese neocórtex encargado de toda nuestra capacidad cognitiva? Lo dejo a vuestra opinión queridos lectores.

dr-cortex¿Implantaciones neuronales? ¡A mí me funcionaron! (Trollface :P)

Ahora toca el momento de que decidáis quién os convence más, amigos. ¿Estáis de acuerdo con el futuro tecnológicamente decadente y post-apocalíptico de Hora de Aventuras presentado por “Knuck el catastrofista”, o por el contrario tenéis fe en la capacidad de autosuperación y conciencia social que expone “Knuck el optimista”? Esperamos vuestras respuestas. Un saludo a tod@s.

Escrito por la personalidad bipolar de Knuck. Idea original de Cambrid y Knuck.

One Response to El feudo bipolar: Estancamiento tecnológico futuro. ¿Mito o realidad?

  1. Clay dice:

    Lo primero, felicitarte, compañero, por atreverte con un tema tan “complejo”, especialmente defendiendo ambas posturas con tanto criterio. Y en segundo lugar, no me decido claramente por ninguna de las respuestas. Los dos Knuck me han conseguido convencer a su manera. Es cierto que la escasez de recursos puede pesar como una losa en un futuro no muy lejano, pero también considero que el potencial como especie del ser humano tiene muchísimo margen de mejora, tanto a nivel psíquico como moral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: