Análisis Okamiden – Una pequeña gran leyenda

chibiterasu-curious-cute

So cuuuuuuute! ¡Es imposible resistirse a un juego protagonizado por un cachorrillo tan rebonico!

Okamiden es la continuación del aclamado Okami, sirviendo a la vez de secuela y precuela del título original protagonizado por la Diosa del Sol Amateratsu. En esta ocasión hemos cambiado la PS2/Wii por una DS, y a Amateratsu por su hijo Chibiteratsu (Chibi para los amigos), pero la esencia es la misma. Okamiden es una aventura preciosa, con un estilo artístico muy personal y llena de referencias al folklore y la cultura japonesa. Si quieres conocer los detalles del viaje organizado por Capcom para Chibi y sus compañeros a través de todo Nippon, ya sabes lo que toca.

El peculiar estilo artístico de Okamiden (herencia directa de Okami) es lo primero que nos llama la atención. Los diseños, los colores y los trazos tienen una personalidad única que suele enamorar a muchos jugadores, aunque consigue espantar a otros tantos. Digamos que es un estilo único que o te encanta o te puede echar para atrás a la hora de disfrutar de un título de la franquicia.

Los gráficos son muy parecidos a los del Okami, estando bastante logrados teniendo en cuenta las capacidades técnicas de la DS (de hecho fue el último lanzamiento importante y exclusivo para la plataforma). Eso sí, las propias limitaciones de la consola portátil hacen que el conjunto no esté perfectamente definido (algunos personajes borrosos), no cargue escenarios demasiado grandes (pequeñas cargas entre unas zonas y otras) y haya elementos del paisaje que se generan bruscamente a muy poca distancia de nuestro personaje. En cualquier caso, son cuestiones menores que no empañan la experiencia jugable de Okamiden, que mantiene un framerate estable y fluido con unos gráficos más que correctos durante toda la aventura.

okamiden-ds-387404

Las melodías del juego son bastante agradables, pero para mí gusto un peldaño por debajo de la BSO de Okami. Los personajes siguen sin tener voces normales y continuan emitiendo unos sonidos ficticios bastante molestos. Personalmente hubiera preferido que tuvieran voces normales o ninguna, pero tampoco es Murfy de Rayman 2.

Lo que sí enturbia a un juego como Okamiden es el desdén que muestra Capcom por esta saga y que ya empañó al título original. Por un lado, un lanzamiento sin apenas promoción y con una tirada escasísima; por otro, una vez más sin traducción al castellano. El nivel de inglés del juego no es demasiado alto, pero sí lo suficiente para tener que controlar bastante de la lengua de Shakespeare si queremos enterarnos bien del argumento. Tirón grande de orejas a Capcom en este sentido por el maltrato general a la saga Okami. Vale que no sea una saga superventas, pero sí que goza de bastante cariño por parte de la crítica y el público; entonces, ¿por qué es tratada como una licencia de tercera?

(Inciso: Existe un proyecto de traducción de Okamiden al español por internet, parecido al que tradujo Okami, pero creo que el proyecto fue cancelado y está incompleto.)

01-okamiden1

El argumento nos situa 9 meses después del final de Okami. Tomamos el control de Chibi y, con la ayuda de varios compañeros, debemos acabar con un nuevo mal que se cierne sobre Nippon. La trama no es que sea muy innovadora, pero cumple bien y tiene varios giros interesantes hacia el final de la aventura, en la que se relaciona con sucesos de Okami e incluso anteriores. Los personajes son bastante carismáticos en su mayoría, aunque no creo que ninguno pase a la historia de los videojuegos.

La mecánica jugable es muy parecida a la de Okami. Una aventura bastante larga (en torno a las 25 horas), con toques de plataformas y rpg en el que manejamos a un tándem formado por Chibi y un compañero (que en esta ocasión varía mucho a lo largo del juego). Visitamos diferentes escenarios muy variados como pueblos, ciudades, valles, montañas, costas, teatros o mazmorras. El desarrollo del juego se basa en combinar la exploración con puzles y combates.

Okamiden-screenshot

El control combina el manejo clásico de botones y cruceta con el puntero táctil. La cruceta sirve para mover a Chibi, los botones para saltar y hacer los ataques básicos, mientras que con los gatillos activamos el modo pincel. Aquí la pantalla táctil de DS se convierte en un lienzo donde realizar todo tipo de trazos y figuras geométricas. Son los poderes del pincel mágico que nos ayudarán a superar puzles y combates de todo tipo. Cada habilidad viene acompañada de un sencillo tutorial para aclarar cómo se usa cada poder y sus posibilidades. Por ejemplo, si dibujamos una bomba, aparecerá una en el juego y servirá para dañar a los enemigos o romper grietas. Hay bastante variedad y su manejo, gracias al lápiz táctil, resulta más sencillo y satisfactorio que en Okami con los sticks del mando de PS2.

Ejemplo de gameplay. Vemos que la trama se desarrolla combinando adecuada y constantemente puzles y combates.

Existen algunas misiones secundarias de poca importancia, así como algunos coleccionables que tampoco son demasiado interesantes. La aventura no es demasiado rejugable, ya que los extras que desbloqueamos tampoco son nada del otro mundo (un par de armas nuevas y un skin distinto para Chibi). La duración es la adecuada, así como la dificultad, que podemos subir si queremos un desafío más complicado.

En general Okamiden es una aventura notable que gustará especialmente a todos aquellos que ya disfrutaron del primer Okami. El hecho de aparecer en el ocaso de la NDS,  sin traducir y con un lanzamiento muy discreto no ayudaron a su promoción, de ahí que este título no sea demasiado conocido. En cualquier caso se trata de un juego completo y variado, fácil de jugar, que aprovecha bien las capacidades táctiles de la plataforma y que transmite una sensación muy agradable, difícil de transmitir con palabras. Es posible que sea por su estilo artístico, por las adorables caras de Chibi o por el aroma a cultura japonesa que desprende, pero al ver Okamiden corriendo en nuestras consolas solo podremos exclamar: ¡Kawaii!

07'5- Siete con cincoLo más FAP:

-Chibi es puro amor.

-La variedad de situaciones, escenarios, habilidades y compañeros.

-La relación del título entre dificultad y duración.

-El control responde de maravilla.

-Una de las aventuras para todos los públicos más notables de la consola. Le encantará a todos aquellos que ya disfrutaron de juegos como The Legend of Zelda: Phantom Hourglass o Dragon Ball Origins.

Lo más FLOP:

-Totalmente en inglés.

-Distribución y promoción lamentable.

-Algunos fallos gráficos menores de definición y carga de escenarios.

-Aunque el juego es para todos los públicos, en algunos momentos peca de ser algo más infantil que Okami.

-Falta de extras de interés que lo hagan más rejugable.

Escrito por Clay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: