Grandia 2 – Una historia de 13 años

Grandia_2_cover

¡Ya está! Al fin he logrado completar Grandia 2, y, con él, mi mayor cuenta pendiente en la lista de videojuegos que quiero terminar antes de morir. Es una lista numerosa, repleta de joyas del calibre de FF VII, The Secret of Monkey Island o A Link to the Past. Sin embargo, el rpg de Ryudo y compañía tenía prioridad sobre todos los demás por una mera cuestión de tiempo… ¡y es que 13 años son demasiados para acabar cualquier videojuego! Si quieres conocer los detalles de mi periplo con este genial título, sigue leyendo.

En mi Top personal de Dreamcast ya metí, en su momento, a Grandia 2 como uno de mis videojuegos favoritos del sistema, y no es para menos. Este jrpg, desarrollado por el estudio GamesArts y distribuido por Ubisoft, cayó por primera vez en mis años en su lanzamiento para la videoconsola de Sega, allá por el lejano año 2000.

Desde el primer instante la aventura me cautivó. Su interesante historia, de la cual me enteraba gracias a la fantástica guía de la Revista Oficial Dreamcast, ya que mi inglés en aquellos tiempos no daba para mucho, sus carismáticos personajes como Ryudo, Millenia, Mareg o Roan, y, especialmente, por su brillante estilo de combate. Por turnos, sí, clásicos, no. No sé definir exactamente el sistema de combate del juego, pero me encanta. Me parece rápido, directo, dinámico y muy adecuado para un videojuego de rol. ¡Una pena que no haya más estudios que apuesten por fórmulas parecidas! Cualquiera que lo pruebe, quedará encantado con este título en ese aspecto.

grandia2_790screen007

El sistema de lucha de Grandia 2 es el mejor de la historia y punto. ¡Es algo que no discuto!

El caso es que fueron un par de semanas intensivas dándole caña al juego, que, además, era mi primer jrpg. Entonces, de repente, cuando el argumento estaba en su punto álgido… ¡ZAS! El juego se bloquea. El disco de juego, que me había prestado un compañero, se había fastidiado y no había manera de continuar la partida. ¡El horror! Pero no había mucho más que yo pudiera hacer. En aquellos días ni yo ni mis amigos teníamos ordenador, ni internet, ni dinero para conseguir otra copia. Además, el juego salió con una tirada ínfima y era imposible de encontrar. Mi aventura en Grandia 2 se había visto interrumpida por primera vez.

Saltemos ahora un par de años en el tiempo, concretamente tres años después. En verano de 2003, tras mucho insistir a mis padres y abuelos, conseguí al fin un ordenador e internet. Tras un par de meses, jugando un poco de todo, me acordé de Grandia 2, el cual también había salido para PC. Pero, como tenía la partida guardada en la Dreamcast, decidí que era mejor continuar allí la aventura. En poco tiempo conseguí un nuevo disco de Grandia 2 para DC y pude continuar la partida. El punto de guardado era el mismo; nada había cambiado en esos tres años. Cuando superé al fin el punto donde se me bloqueaba originalmente, una de las mayores sonrisas de mi vida llenó mi cara. No obstante, la alegría duró poco.

Conseguí avanzar un par de horas más en el juego, pero, cerca ya de los combates finales, una pésima gestión de los atributos de los personajes, unido a que no sabía potenciar las habilidades y algún otro detalle, hizo que me quedara irremediablemente atascado en un combate que no podía superar por mucho que subiera de nivel a mis personajes. Tras varios días de entrenamiento inútil, derrotas dolorosísimas y gritos de impotencia, abandoné Grandia 2 por segunda vez.

39396_full_mareg_grandia

El guerrero Mareg. Uno de los personajes más carismáticos y poderosos del juego.

El futuro se convertía en presente, y así llegué al año 2007-2008. Un día, paseando por un centro comercial, me encontré con un cesto con videojuegos de ordenador de oferta. Rebusqué un poco entre un montón de basura y me encontré con Grandia 2 para PC. Valía 3€, y en la caja ponía claramenta que no funcionaba en XP (mi SO de la época), de todos modos, me arriesgué. ¡Aunque sea por tenerlo de colección! Eso pensé y por eso lo compré. No obstante, en esos años tenía ya el ordenador repleto de interantes juegos actuales, la PS2, la Wii, la Xbox360, etc. No tuve tiempo para Grandia 2 y éste se pasó mucho tiempo en la estantería.

En 2010, ya casi no me acordaba del juego, aunque la espinita seguía ahí, y, casualmente, navegando por internet, me encontré con un “parche” que servía para editar las partidas guardadas del juego. ¡Genial, con eso no tendría problemas en terminar el juego! Aunque fuera haciendo “trampas”… Me dispongo a instalar el juego, nuevo en su precinto original, confiando en que funcionara en XP, como así decían muchos foreros, y acabar el juego de una puñetera vez, aunque tuviera que, lógicamente, empezarlo todo desde el principio. ¡Oh, no! ¿En serio? ¿Por qué la desgracia se ceba conmigo? El segundo disco está rallado y, al tratar de instalarlo, da error de redundacia cíclica. ¡A la mierda todo! Lo doy por imposible…

El año pasado, 2012, mi antiguo ordenador empezaba a dar síntomas de muerte próxima. Tengo que acabarme los juegos más viejos que tengo pendientes, no sea que luego no me funcionen en un pc más moderno, me digo. Por eso, me armo de valor y paciencia, y tirando de un back up que encuentro por internet, consigo, tras unos cuantos intentos (nada iba a ser fácil viendo mi gafe con este juego), instalar Grandia 2 correctamente. ¡Qué recuerdos! ¡Qué divertido el sistema de combate! ¡Ahora entiendo mucho mejor la mecánica jugable! ¡Hasta me defiendo muy dignamente con sus diálogos en inglés! Avanzo un par de horas, todo es maravilloso… entonces, me compro el FIFA 13. Mi gen “fifa” se activa, abandono el Grandia 2 y el resto de juegos y me centro únicamente en el simulador futbolístico de EA Sports. Me tiro hasta Mayo del 2013 jugando al FIFA 13 diariamente, hasta que me aburro y lo dejo. Es verano, toca playa, excursiones y otras actividades. En Septiembre, retomo el Grandia 2. ¡Ahora sí! ¡Nada me impedirá acabar el juego esta vez! ¿Nada? ¡Error! Mi PC, con muchas horas de leal servicio y muchos años a sus espaldas, se estropea totalmente, impidiéndome continuar jugando al título de rol. Definitivamente, lo mío con este juego no puede ser.

Paso un mes y pico sin ordenador hasta que me puedo comprar uno nuevo. Lo primero que hago, tras instalar los progamas más básicos, es reinstalar el Grandia 2. ¡Funciona! Sí, primer escollo salvado. ¡Toma ya! La partida guardada, que había salvado del viejo pc, carga sin problemas. No he perdido los avances del último año. Retomo el juego. Avanzo mucho. Mi equipo mejora una barbaridad. Devoro la historia paso a paso. Las habilidades, ataques y magias de todos mis personajes nunca antes habían sido tan poderosas. Llego hasta el punto donde me había atascado en la Dreamcast. En esta ocasión, el otrora invencible enemigo, apenas me dura 15 minutos. Ya no hay combates épicos llenos de gritos. Llegamos a una parte nueva, unos combates que nunca antes había alcanzado. Me paseo contra esos enemigos; mi equipo es demasiado poderoso y no tengo rival. El juego no era, ni mucho menos, tan difícil como lo recordaba. No he necesitado el editor de save games, ni una guía, ni nada parecido. Yo, solo y sin ayuda, he terminado el juego, he matado al malo final y he salvado el mundo. Las escenas finales, tópicas y con unos gráficos anticuados, me ponen el vello de punta. No por lo que cuentan, sino por lo que representa este momento para mí. Al fin lo he conseguido… al fin he completado el Grandia 2… ¡y solo he tardado 13 años! Cuando aparecen los créditos finales, con una canción cantada por Elena como acompañamiento, no puedo reprimir una lagrimilla. Acabo de terminar uno de los juegos de mi vida.

Escrito por Clay.

5 Responses to Grandia 2 – Una historia de 13 años

  1. Osea te has pasado media vida en un juego.
    Que grande eres.

  2. Qué gran historia, me recuerda ligeramente a mis desaventuras con Demon’s Souls, aunque sólo duraron 6 meses, gracias a Dios ^^U.

  3. andres dice:

    Yo lo jugué en su momento y me encantaría volver a jugarla ya con una edad más adulta y con una guia para poder enterarme mejor de la historia ya que como buen ferretero mi ingles es nulo. Solo decirte que totalmente de acuerdo, el mejor sistema de lucha que visto nunca. Esta tendría que haber sido la evolución de los final fantasy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: