Killer Instinct para GB : Donde aprendimos a dar nuestras primeras piñas…

992400053-00

Saludos queridos lectores. Puesto que hoy estoy vago y no me apetece escribir demasiado llevamos bastante tiempo sin hacer un retroanálisis por estos lares, hoy le ha tocado el turno a esta sencilla pero resultona joyita, que tenía el privilegio de encontrarse entre mi humilde colección de juegos de Game Boy clásica, y que os iré analizando de aquí a la posteridad. Killer Instinct no destaca por ser un juego muy complicado. Gráficamente, es más bien normalucho tirando a malo. Sin embargo… tiene un cierto “encanto” que lo hace sumamente entretenido y memorable. ¿Queréis saber por qué? Pues dad el salto.

killer-instinct-gb-4916Una variedad de personajes aceptable, aunque algo más reducida que la de su versión homónima de Super Nes.

Como todo buen juego de lucha que se precie, el argumento es escaso y poco relevante: futuro no muy lejano con altos niveles de contaminación que produce mutaciones en algunas personas, poder de los gobiernos en manos de las multinacionales (¿seguro que no están hablando de nuestro mundo “presente”?), una de las cuales, Ultratech, especializada en armamento, desea probar sus recientes creaciones en una competición de lucha a muerte cuerpo a cuerpo. El vencedor podrá pedir, literalmente, lo que quiera.

Lo primero que llama la atención de este título son sus variopintos y “entrañables” personajes. Un pseudoninja tibetano, que puede lanzar kamehamehas al más puro estilo Goku (Jago), un hombre lobo que lo dará todo por un poco de carne fresca (Sabrewulf), la fémina que no puede faltar en todo juego de lucha enseñando más carne que otra cosa, que en este caso resulta ser una detective privada y hermana de Jago (Orchid), el típico luchador que “está en los huesos”, literalmente hablando, pues Spinal es un esqueleto andante resucitado por Ultratech para participar en el combate, un Rocky Balboa con brazos biónicos llamado Combo (¡qué nombre tan oportuno!) que patadas no dará, pero tiene un derechazo de cuidado, un alienígena de hielo (Glacius) que por cierto era mi personaje favorito y el más fácil de usar para principiantes, pues dando cortes con sus manos de hielo era literalmente invencible, un indio americano con un look muy grunge (Thunder), y por supuesto las estrellas del argumento: Fulgore, un cyborg creado por Ultratech con la tecnología alienígena de la nave del coleguita de hielo que de salir victorioso en la competición, será fabricado en serie para fines militares, y Eyedol, una criatura interdimensional bicéfala liberada por Ultratech con el propósito de servir como “plato final” en la competición.

Killer_Instinct_GBC_ScreenShot4Las hostias llueven por doquier, incluso entre “hermanos” licántropos.

Hechas las presentaciones con semejantes individuos, toca hablar de sus relaciones sociales en el juego, que, como es de esperar, no son excesivamente afables. La mecánica del juego es la típica de cualquier título de lucha: un escenario bidimensional en donde los personajes se machacan a palos entre sí hasta que uno cae reventado (de cansancio o fulminado por el fatality del rival de turno), hecho que se manifiesta por la ausencia de energía en su barra indicadora. En los combates con tiempo, en caso de agotarse este, gana el contrincante que mayor cantidad de energía tiene al final, y por supuesto, la victoria del jugador implica automáticamente el paso al siguiente nivel en el que aleatoriamente un personaje nuevo aparecerá hasta llegar a Eyedol. El uso de técnicas sofisticadas como fatalities requieren cierta pericia y destreza con los pocos controles de la añeja GB, pero es una experiencia muy enriquecedora visualmente pues su variedad es tan manifiesta como la de sus personajes (transformaciones en sapo, aplastamientos, transformación en estatua de hielo, fusilamiento, tragamientos de tierra… todos ellos acompañados siempre de un toque dramático con una pantalla en blanco y una musiquita un tanto chirriante. La GB hacía lo que podía la pobre. Podéis verlos aquí si tenéis curiosidad.)

Como ya dije, el juego no destaca individualmente por su potencia gráfica. Sin embargo, sí crea un efecto visual favorable en su conjunto. Me explico: el detalle de los personajes no es muy logrado, pero en consonancia con los escenarios de fondo gana cierta proporción dimensional y esteticidad en la pixelación gracias al contraste de tonos oscuros y claros (lo único con lo que podía jugar la antigua GB), consiguiendo representaciones sorprendentemente curradas como la de Jago.

scenario

El escenario del templo de “Jago” o el del autobús de “Combo” son algunos de los más logrados del juego y demuestran un especial mimo en el diseño del título, lo que es un punto a su favor. Además la fluidez de movimiento es digna de admiración para una consola de 8 bits.

El juego es corto como no podía ser de otra forma. Tenemos como media horita de argumento por personaje si no perdemos ninguna batalla. Ahora bien, rejugándolo con todos los personajes y explorando las llaves y combos para cada uno de ellos, la cifra asciende tranquilamente a las 4 o 5 horas de juego. Como todo buen título de aquella época, contiene cheteos y combinaciones de comandos que generan ciertas anomalías, como el desbloqueo de Eyedol como personaje jugable, por ejemplo.

La OST también es digna de mención para una GB, con el uso de más de un canal y combinación de varios ritmos que pueden llegar a resultar hasta pegadizos algunos de ellas.

En definitiva, un buen “picoresumen” sería : un juego sencillo pero bien elaborado, que no es una obra maestra de los clásicos de lucha, pero cumple bien con sus expectativas a nivel gráfico y auditivo (puntos FAP) pero que se queda un poco corto en horas de diversión (punto FLOP).

Un saludo, queridos lectores.

Escrito por Knuck.

4 Responses to Killer Instinct para GB : Donde aprendimos a dar nuestras primeras piñas…

  1. Clay dice:

    Nunca he jugado a ningún Killer Instinct, pero tu entrada ha conseguido despertarme cierto interés.

    • Knuck dice:

      Recuerdo que cuando me regalaron la primera GB, allá con 5-6 años, estaba encoñao con el Donkey Kong Land (otro juegazo que hay que analizar), posiblemente porque salía cada 2×3 en los anuncios, y como regalo de Reyes vinieron el bendito cartucho amarillo y este “intruso” que al final no resultó estar tan mal xD

  2. eldrh dice:

    eeeee como que se podia jugar con eyedol??? que alguien me diga como que busco mi gameboy en el armario y me pongo a jugar. pd: la musica era muy buena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: