Armas carismáticas Vol. IX: La katana

katana                                                                                                                      “Típico” samurai luciendo su recién robada adquirida katana.

La katana (o también catana, 刀) es el arma japonesa por excelencia. Con una tradición y experiencia milenarias rebanando cabezas, extremidades, fuet y todo cuanto se le pone por delante del filo a base de un corte limpio y preciso que hace brotar nuestro rojizo fluido interno a modo de aspersor, así como su diseño cool y su apariencia intimidadora la han consagrado también como una posesión fetiche en occidente, de esas que primero (en algunos casos último) mostramos a nuestras visitas, y que por supuesto no podía escapar de las influencias del mundo del ocio; en particular de los videojuegos y el cine.  Tanto si eres lector habitual de Flopgames y te interesa esta sección, o simplemente has entrado aquí por error buscando una katana online para desahogar tu odio antisocial, este es tu día de suerte, porque esta novena sección de Armas Carismáticas va dedicada a la emblemática e irrepetible katana.

KATANA 6                                       Estructura general de una katana.

Aunque en Occidente el término “katana” engloba a todos los sables de origen japonés, lo cierto es que la katana propiamente dicha sólo se refiere al tipo particular usado por los samuráis durante la época feudal japonesa, más particularmente, durante el periodo Muromachi (1336-1576), gobierno de origen timocrático (militar) establecido por los shogun del clan Ashikaga. Como comprenderéis durante este periodo de tiempo se fabricaron armas a punta pala, y los sables no iban a ser menos teniendo en cuenta la tradición nipona del combate cuerpo a cuerpo. Si bien, la producción de katanas se prolonga hasta la actualidad, pudiendo distinguirse cuatro grandes periodos de fabricación: jokoto (espadas introducidas por la dinastía china Song en el siglo X, también conocidas como “destripadoras de caballos”, que son la antesala de la katana), koto (sable típico de la época samurai, entre los siglos X y XVI, katana propiamente dicha), gendaito (producción entre 1876 y 1945) y shinsakuto (actuales, teniendo en cuenta los recientes conocimientos de ingeniería metalúrgica, incluyendo técnicas avanzadas de forja y hornos más potentes).

La katana es propiamente un sable con una apariencia característica que podéis apreciar en la imagen superior. Típicamente la hoja tiene una geometría esbelta con una longitud superior a 60 cm, construida de un acero con alto/medio contenido en carbono (acero al carbono, entre 0,12 – 2% de C), pues es éste el aleante principal que confiere la dureza al hierro, una condición indispensable para un arma pensada fundamentalmente para el corte limpio y no la estocada como las espadas. Para usos más decorativos y menos belicosos tampoco es descartable el uso de otras variantes como el acero inoxidable (>10% de Cr como aleante), no tan duros, pero con menores exigencias de mantenimiento. Aunque sin duda el “rey de la fiesta” es el acero Tamahagane (1% de C), usado tradicionalmente por los japoneses desde la fabricación de los primeros ejemplares. Dicha hoja se halla ligeramente curvada, debido en parte al proceso de forja y en parte a motivos históricos que propiciaban la facilidad del corte desde la montura a caballo. La empuñadura suele ser ancha para que el guerrero pueda coger el sable con ambas manos si lo desea, y está seperada del filo por una “barrera” cuadrada o circular (guarda). El filo debe tener una dureza superior en promedio al del resto de la hoja para facilitar y reducir la sección de corte, lo cual se consigue con un tratamiento específico de fabricación del que hablamos a continuación.

Muy resumidamente, el sistema de producción de la katana consiste en la obtención de un lingote de Tamahagane mediante un proceso de fundición, una posterior deformación en caliente (forja) hasta obtener una estructura delgada y alargada cuya longitud es el doble que la del lingote inicial. Acto seguido, se dobla dicha configuración por la mitad un mínimo de doce veces para obtener una estructura en capas de la misma longitud inicial que el lingote, que finalmente se templa, pasando la microestructura del acero de austenítica a martensítica incrementando su dureza considerablemente. El truco aquí está en que en cada doblez del lingote se pierde carbono, y por tanto dureza, por lo que si queremos hacer el filo más duro que el resto de la hoja, partiremos de otro lingote, y lo doblaremos menos veces (4 o 5 típicamente), obteniendo un acero más carbonatado y por tanto más duro, pero también más frágil. Posteriormente se dan tratamientos superficiales como el pulido o el desbastado para refinar la hoja y/o un temple diferenciado.

indexkillbill1-1La katana: un clásico atemporal del cine donde los haya. A la izquierda escena del clásico “Los Siete Samuráis” (1954) de Akira Kurosawa. A la derecha escena de “Kill Bill Vol. I” (2003) de Quentin Tarantino. Dos directores con un gran punto en común:  su pasión sexual por las katanas y la sangre.

Hablando ya de la cultura pop, tema que nos incumbe en Flopgames, no hay que ser un genio para darse cuenta de que la katana está muy presenta tanto en la tradición oriental como occidental.  Clásicos japoneses como Zatoichi de Takeshi Kitano, Los siete samuráis, Ran, Yojimbo, Sanjuro y Kagemusha, de Kurosawa, 47 ronin, Harakiri, Samurai, el ocaso del Samurai (y en general cualquier película que contenga la palabra samurai suele ser un indicativo de katanas y de sangre). Por supuesto el anime no podía dejar de apuntarse a este bombardeo, y ya vemos claramente en series como Berserk en cuyo glorioso opening se aprecian explícitamente desmembramientos con katana al tiempo que su tema principal, Forces, se encarga de ambientar tan suculentas representanciones.  Bleach también tiene gran predilección por las cabezas rodantes, y en One Piece podemos ver a algunos personajes portando no una, sino hasta tres katanas… Y otras tantas y tantas series que podrían ser nombradas (Kaze no stigma, D.Great Man, Ikkitousen o Tenjou Tenge…) nos dan a entender lo mucho que gustan estos juguetitos en el país del sol naciente… ¡Pero también en el del “sol poniente”! Y si no que se lo digan a Tarantino, todo un experto en el collage de los mundos oriental y occidental. Y es que el excéntrico director estadounidense no sólo es un fan de la violencia, las botas vaqueras y las mafias típicas de los años 20, iconos bastante representativos de su propio país; también lo es de los samuráis, el ki o espíritu y…como no… las katanas. Pero no sólo la katana de Hatori Hanzo es la única que ha visto la televisión occidental, pues series aclamadas de nuestro tiempo como Heroes, Walking Dead, The Spirit o Xena y películas como Los Inmortales también tienen cameos importantes a esta carismática arma. Si alguno está interesado por cierto, puede comprar réplicas de katana de estos títulos de cine aquí.

Algunos videojuegos son realistas hasta en los detalles. ¿Os habéis fijado en el grado de solidaridad de la gente de la pista de baile? Hasta que no les tocan, ellos ni se inmutan. Como en la vida misma xD

Y por supuesto,  ¿quién no ha relajado sus frustraciones alguna vez de la manera expuesta en el vídeo de arriba? Benditos sandbox, y en particular, grandes GTA y Saint´s Rowen los que la katana es un arma disponible, graciosa y muy muy eficaz con la que se pueden amputar unos cuantos miembros o crear masacres sucias y sangrientas.

rs                        Ey colegui venga, un duelo de katanas aquí de risiñas…

Tampoco nos olvidamos de la mítica saga Red Steel en la que la la katana es el pan nuestro para defendernos. Ojala todos tuviéramos suegros que nos regalaran katanas y nos incentivaran a usarlas sin reparos de conciencia ni morales. Desde luego, qué mal repartido está el mundo…

ninja317_thumbiZQd67nv3yd0Q“Veníte guaxín, que te quiero enseñar mi sable…” Típicos comentarios durante una batalla de samuráis…

Y por supuesto, en aquellos títulos cuya trama está relacionada directamente con ninjas y/o samuráis, la aparición de la katana es obligada aunque sólo sea por motivos históricos. ¿Quién no ha probado  Ninja Gaiden o Mark of the Ninja, en las que la sangre sale a raudales cada vez que recibimos o hacemos una incisión con una de estas cuchillas? Lo cierto es que estos títulos tienen la particularidad de poseer un realismo bastante cuidado, pues aunque evidentemente están exagerados, los movimientos y flujos de la sangre son bastante similares a los reales, buscando con ello un impacto en el jugador. Vamos, que si te pegaran un tajazo con un sable de estos se vería más o menos así, y por tanto estos títulos cumplen en cierto modo, la función de simulador de “katanazos”. En este gremio podemos incluir también otros conocidos como la saga Onimusha o Dinasty Warriors, en los que también predomina el realismo y unos gráficos cuidados y más bien oscuros.

En algunos otros juegos, la katana tiene un papel más secundario, aunque no por ello dejamos de mentarlos. Por ejemplo, en los títulos de rol japonés suele ser un arma bastante utilizada, aunque no predominante en comparación con la variedad restante de que solemos disponer. Basta pensar por ejemplo en juegos como Final Fantasy, Golden Sun (bajo el nombre Ninja Blade), Dragon Quest o la archiconocida serie de Namco Tales of…

TsubakiMkIIImgs-cyborg-ninjaA la izquierda, la mítica Tsubaki MK-III de No More Heroes, con un diseño que recuerda al más puro estilo Star Wars. Por su parte, a la derecha, un cyborg de “Metal Gear Solid” con un modelo de katana muy fina y alargada. Como todo en esta vida, la originalidad acompañada de buen gusto siempre recibe críticas positivas de los “gamers” más sibaritas. Imágenes cortesía de defanafan.com cuya entrada dedicada a las katanas os recomendamos encarecidamente.

Para finalizar este pequeño homenaje a tan lustrosa e imponente arma, no podemos olvidarnos de algunas “katanas especiales” como la “macrokatana” de Monster Hunter, la mítica katana láser Tsubaki MK-III de No More Heroes, o las empleadas por los cyborgs ninja de Metal Gear Solid. Un objeto versátil (cabezas, fuet…), legendario, imponente, elegante, adaptable y muuuy cool. ¿Qué más le podemos pedir a esta nuestra arma carismática IX, queridos lectores? Un saludo a tod@s.

Escrito por Knuck.

3 Responses to Armas carismáticas Vol. IX: La katana

  1. Clay dice:

    Gran recopilación, Knuck ^^ La verdad es que siempre me ha encantado esa hoja ligeramente curvada de las katanas, que las suele diferenciar de las espadas occidentales. Muy buen artículo lleno de gratos recuerdos matando personajes virtuales en los mencionados juegos XD

  2. La Mazmorra dice:

    Tienes cosas muy interesantes

    Ya somos seguidores de tu blog 😉

  3. Knuck dice:

    Gracias chicos! Me alegro de que os haya gustado ^^

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: