Secundarios Inolvidables Volumen III : Nina Williams

nina-williams

Vuelve Secundarios Inolvidades a Flopgames, y por primera vez, el protagonista de la sección no es un robot. Aunque bueno, lo cierto es que Nina Williams, una de las luchadoras más míticas del Tekken, tampoco es una mujer “normal”. Y no lo digo por su gélida y fría belleza, ni por su fuerza sobrehumana, me refiero más bien a ciertas y misteriosas técnicas a las que han sometido la luchadora a lo largo de los años. Si quieres meterte a fondo en nuestro repaso a Nina, ya sabes lo que toca.

Nina Williams mide 1,61 m y pesa 49 kg, con una edad indeterminada entre los veinti y pico y los treinta, pero no os fiéis de su apariencia, Nina es una luchadora magistral y una asesina altamente eficiente con años de experiencia.

Creció en Irlanda, en el seno de una familia acomodada. Desde pequeña, tuvo una gran rivalidad con su hermana Anna; esforzándose continuamente en superarse la una a la otra, para demostrar a su padre Richard quien era mejor de las dos. Con un peculiar pero efectivo estilo, mezcla de hapkido y koppojutsu, Nina no tardó en destacar por encima de su hermana.

Un día al regresar a casa, descubre que su padre ha sido asesinado; a partir de este momento las hermanas empiezan a odiarse mutuamente, ya que se culpan de la muerte de su progenitor. Nina decide unirse a la CIA para investigar una organización terrorista llamada Kometa. Para ello se infiltra en un lujoso trasatlántico llamado Amphitrite, y participa en un torneo que tiene lugar a bordo, llamado Dark Fighting. Haciendo uso de su habilidad para el combate, combinada con su belleza, Nina sale victoriosa de esta aventura, y consigue una gran experiencia que le será de utilidad próximamente.

Estos hechos son narrados en el videojuegos de PS2, Death by Degrees, un beat’em up muy malo, pero el único videojuego donde Nina es protagonista absoluta. Solo recomendado para los fans más acérrimos de la rubia.

Después de lo vivido en Death by Degrees, a Nina todavía le quedaban ganas de marcha, y por eso se metió en Primer Torneo del Puño de Hierro (Tekken), para demostrar su fuerza y habilidad matando a Heihachi. Sin embargo, su constante enfrentamiento con su hermana Anna impide que salga victoriosa ni en la primera, ni en la segunda edición (Tekken 2), y tampoco cumple su objetivo de matar al líder de los Mishima.

Lo peor para nuestra muchacha, es que después de Tekken 2, tanto Nina como su hermana son capturadas por Kazuya, y entregadas al Doctor Boskonovitch para que experimente con ellas. Durante este tiempo, el doctor mantiene a Nina en animación suspendida, y se dedica a hacer en ella todo tipo de experimentos criogénicos, entre ellos, inseminar a la bella luchadora, y provocar el parto, del cual nace Steve Fox. Así se pasa casi 20 años Nina.

Despierta poco antes del Tekken 3 por el influjo de un demonio maligno, y claro, 20 años congelada son ideales para no envejecer, pero te dejan un mal carácter que no te cuento, y más amnésica que un Slowbro con la defensa especial subida. Por esto, Nina se decide a vengarse de la Mishima Corp. por todo lo que han experimentado con ella, y luego investigar sobre su hijo y su hermana, a los que no recuerda.

Participa también en Tekken 3, 4, 5 y 6, además de salir también en los dos Tekken Tag Tournament, amén de la mayoría de películas basadas en la saga de peleas de Namco. En estos años nos encontramos con una Nina más fría y madura, con ganas de venganza, y que no duda en trabajar para quien sea con tal de salirse con la suya.

Poco a poco Nina va recordando su pasado. Se reencuentra con Anna, con la que se sigue llevando como el perro y el gato, conoce a su hijo Steve Fox, y todavía saca tiempo para trabajar de guardaespaldas de Jin Kazama. Participa en una feroz batalla entre la G Corporation y las Tekken Forces, que ella misma comanda como nueva jefa de seguridad de la Mishima Corp. Al final todo acaba como el rosario de la aurora, pero Nina sigue viva, y dispuesta a seguir luchando contra su hermana, contra asesinos, contra quien sea. Combatir y matar parece ser lo único que Nina sabe hacer bien en esta vida…

Hasta aquí el repaso de Nina Williams, que cómo habéis leído, no lo ha tenido fácil, y es normal que guarde tanto rencor. No obstante, su belleza, su fuerza, su eterno pique con su hermana Anna, el hecho de que tenga un hijo de su misma edad, y que haya aparecido en todos y cada uno de los juegos de Tekken, convierten a Nina en uno de nuestros secundarios inolvidables.

Escrito por Clay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: