Violencia y Videojuegos ¿Relación causal o mera apariencia?

img-violenta-1

El rojo siempre es un color favorecedor para pintar un baño…

Aunque ya no es un tema tan en boga, sobre todo en estos últimos años en los que la generación de bienes de consumo parece primar con respecto a cualquier criterio ético, no puede olvidarse una de las connotaciones negativas que ha causado a los videojuegos algunos de los mayores problemas de su historia: la violencia. ¿Existe alguna correlación tácita entre los juegos y la agresividad del individuo, o es todo una mera e injustificada provocación al sector del ocio? Es más, de existir dicha reciprocidad… ¿hay una relación de causa directa entre los gamers violentos y aquellos que hacen uso de tales títulos?

En Flopgames ya sabéis que uno de nuestros colores favoritos es el “rojo hemoglobina”, al que va como anillo al dedo nuestra famosa sección de Armas Carismáticas. Sin embargo, me atrevo a afirmar con cierta evidencia que ninguno de los miembros del Staff ha intentado “coser a puñaladas” a otro. Albergo cierta incertidumbre, no obstante, sobre si alguno de ellos se lo ha planteado en alguna ocasión puntual (xD). Si bien, no creo que esta mera consideración empírica sea suficiente para demostrar nada, así que como siempre, os ponemos todas las cartas sobre la mesa para que opinéis en este peliagudo debate…

Nuestra historia empieza un buen día, a principios de los 90, cuando los videojuegos pegan un salto cualitativo y cuantitativo en lo que concierne a sus capacidades técnicas, y por tanto, de fidelizar la reproducción del mundo real.  En lo particular en la era de los 16 bits, Mortal Kombat podría considerarse de hecho, uno de los primeros juegos con cierta calidad técnica en los que existe un contenido considerable y explícitamente violento (sangre a chorros, mutilaciones, desmembraciones y sobre todo… las explícitas escenas de los fatalities). Así pues, el Entertainment Software Rating Board (ESRB), tuvo la idea de etiquetar los videojuegos conforme a un patrón que relacionara la edad mental del individuo con su “influenciabilidad” (o capacidad de ser influenciado por elementos externos e independientes a la voluntad del propio individuo). Lo cierto es que este problema que puede parecer relativamente reciente, se remonta de hecho ya a la antigua época griega y romana, y fue tratado ya por los dos grandes filósofos: Platón y Aristóteles (de hecho, ¿qúe no han estudiado estos señores? xD)

código-pegi-violencia-videojuegos

El código PEGI de calificación de edades en los videojuegos.

Platón en su famosa República, censura todas aquellas artes que puedan conducir a los ciudadanos de su utopía ideal a comportarse de manera “inmoral” por simple imitación de los héroes que son apremiados en dichas representaciones. Particularmente critica a Homero y su Ilíada, en donde Aquiles decide vengar por su cuenta la muerte de Patroclo desobedeciendo la voluntad de los dioses y generando la bien conocida matanza de Troya. De la misma manera, cualquier otro poeta sería mandado a “tomar por culo” educadamente pues: “el que intentara entrar en su ciudad, sería coronado con laureles y mandado de vuelta a conocer otras ciudades” (Rep. 73). En cualquier caso el mensaje es claro: “la ciudad (en nuestro caso, estado) debe evitar la producción y consumo de todo tipo de arte que contenga violencia explícita pues se corre el riesgo de incentivar a los individuos a tal comportamiento” (Argumento de emulación o “mímesis” platónico).

filosofía-videojuegos-wii

Escribir el “Timeo”. Hecho. Escribir la “Ética”. Hecho. Venga tío, unas partidacas al Mario Tenis que por hoy ya hemos hecho bastante por la Filosofía Universal.

Entonces, ¿qué falla en el argumento de Platón? En mi opinión la voluntad condicionada. Cuando yo juego a un videojuego estoy asumiendo “a priori” que voy a tener que hacer ciertas cosas para superarlo con éxito. Es decir, asumo unos imperativos hipotéticos que no necesariamente tienen que coincidir con el imperativo categórico de mi voluntad cuando no está sujeta a restricciones (si soy un “tío normal”, yo no voy con una motosierra por la calle por las buenas, salvo que sea para podar arbolitos). Y como ser racional y libre (aquí presupongo y modelizo al ser humano como enteramente racional en todo momento, si no es “mucho” suponer…) mi voluntad libre siempre va a predominar sobre mi voluntad condicionada, de la misma manera que una bola tiende a caer de manera rectilínea salvo que esté condicionada a moverse por una rampa. En otras palabras, los videojuegos no tienen una repercusión moral apreciable según creo yo, en el individuo “teórico” racionalmente sano que opera conforme una ética formal de la razón pura (“no hagas al prójimo lo que no quisieras que te hicieran a ti”) y que además se percata que matando en un videojuego, no hace daño a la Humanidad “real”.

Para el individuo “insano” y con tendencias agresivas, probablemente los juegos tampoco tendrán una repercusión apreciable, pero sí pueden ser un detonante de inicio para la descarga de violencia que tienen “acumulada” interiormente, de tal suerte que esa supuesta violencia que proviene de los videojuegos provendría realmente de un individuo cohibido con serios trastornos debidos a problemas exógenos al videojuego. Empíricamente se ha demostrado de hecho, con estudios psicológicos, que jugar a los videojuegos produce una actividad relativamente alta en la corteza cerebral. Es decir, nuestro “cacharrito pensante” es mucho más sugestionable e influenciable a cualquier perturbación emocional externa(como que por ejemplo nuestra madre nos grite , se nos pire la olla y cojamos una katana…), lo que dependiendo del caso, puede ser algo bueno o malo.

img-violenta-2

Por suerte (para mí y para el resto de la Humanidad), el argumento de emulación debe ser falso o estar sujeto a condicionantes que Platón no consideró pues yo por ahora no he visto a todos los fans de GTA con motosierra por la calle, ni a todos los “gamers” del Battlefield alistados en el ejército.

Falta poner sobre la mesa la última postura, herencia directa de Aristóteles. Según manifiesta el filósofo griego en su Poética, ciertas artes escénicas no sólo no son perniciosas sino que hasta son aconsejables para la buena moral del individuo ya que éste “aprende” mediante un procesos de “catarsis” (κάθαρσις, purificación) o “moraleja” qué debe y no debe hacer. Nos da igual que sea la tragedia griega de Edipo o Call of Duty, pues de ella podemos sacar moralejas acerca de la crueldad del ser humano o la guerra y con ello evitaríamos ser más violentos. Claro que el propio señor Aristóteles se refería a las artes escénicas de su época y no a ésta, en donde el espectador era meramente un observador pasivo y no actuaba de forma directa en la trama. ¿Sacamos moralejas cuando vamos al cine? Teniendo en cuenta que todo es cada vez más superficial y priman más unos buenos efectos especiales o los actores cachondos de turno que un buen argumento, el argumento de catársis es muy discutible en nuestros días. Aunque habría que preguntarle al propio Aristóteles haciéndolo jugar a Mafia o Max Payne… xD

Y ahora os toca opinar a vosotros. ¿Creéis que los videojuegos tienen una repercusión apreciable en el nivel de agresividad de las personas? En otras palabras: ¿es ético jugar a videojuegos con un nivel elevado de violencia explícita? Un saludo, queridos lectores.

Referencia recomendada: Philosophy through Videogames, Jon Cogburn & Mark Silcox

Escrito por Knuck.

4 Responses to Violencia y Videojuegos ¿Relación causal o mera apariencia?

  1. Clay dice:

    Interesante reflexión sobre un tema siempre polémico. Yo opino que en una persona mentalmente sana, un videojuego violento no afecta en nada, pues sabe que es todo irreal. En alguien inestable o loco, puede acrecentarle los problemas, pero de la misma manera que una película o un cómic.
    Gran entrada compañero.

    • Knuck dice:

      De hecho si un individuo deja influir su voluntad por principios “empíricos” exteriores a sí mismo, algo no funciona bien con la ética de su sociedad (heterónoma), así que aun antes de echarle la culpa a los videojuegos, habría que plantearse muchos otros problemas previos…

  2. Bertacas dice:

    Los videojuegos mataron a mi padre y violaron a mi madre. la culpa siempre es de los videojuegos…

  3. […] Flop Games: Violencia y Videojuegos ¿Relación causal o mera apariencia? […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: