Homenaje a las cajas de sobras

¿Cuántas veces al visitar la tienda dónde compráis los juegos habitualmente, os ha sorprendido la presencia de una de esas cajas llenas de juegos mediocres de liquidación? Al principio siempre nos genera sorpresa; luego ilusión, ante las posibles joyas a buen precio que podremos encontrar. No obstante, tras un rato de “búsqueda”, el resultado suele ser decepcionante. -Nada decente; se convierte en la expresión más repetida. Pues de eso nada, en Flopgames queremos rendir tributo a estos muebles de sueños rotos y promesas incumplidas. Un tributo a las cestas con juegos de oferta.

Cajón de la bazofia, hogar de la broza, caja de sobras, cesta de basura, contenedor de despojos, el asilo de los descartes… este tipo de estructura recibe numerosos nombres, es más, se podría decir que cada cual los llama como quiere, ya que dudo que exista una nomenclatura oficial para referirse a este tipo de agrupación videojueguil. Lo que si podemos concretar bastante, es su hábitat natural. En establecimientos especializados en videojuegos, como Game, Gamestop o demás, son muy poco habituales; las cajas de ofertas son más típicas de grandes superficies o cadenas comerciales, que venden videojuegos, pero no están especilizados en ellos. Mediamarkt, Alcampo, Carrefour, son las tiendas más habituales donde encontrar este tipo de liquidaciones. Tiendas más cool y con cierto glamour, rollo El Corte Inglés o FNAC, abogan por dignificar su basura, y cuando les sobra, le colocan una pegatina llamativa encima, pero le respetan su sitio en la estantería.

Aunque los cajones de liquidaciones pueden variar mucho en tamaño, materiales, longevidad, decoración,… hay algo en lo que casi siempre coinciden. En este tipo de cestas encontramos en un 90% de las veces, los siguientes tipos de videojuegos:

-Juegos deportivos desfasados. ¿Qué otro título puede desear más un gamer que un FIFA 08 a finales de 2012? ¿Por qué conformarse con el NBA 2K13, si podemos comprar el 2K6? ¿Moto GP 10? ¡Vamos, apenas está anticuado dos años! Los videojuegos deportivos suelen ser los reyes de este tipo de cajas. Por una mala planificación de ventas, las unidades sobrantes se almacenan porque ya nadie los quiere. La realidad de los juegos deportivos es que por norma general, vienen con fecha de caducidad impresa en su propia carátula. Lo que en su lanzamiento es su mayor reclamo, con el paso del tiempo, es su mayor tara. Es que seamos serios, si alguien no compró el Smackdown VS RAW 2008 en su momento, no creo que lo vaya a comprar ahora, por muy barato que se encuentre.

-Adaptaciones de películas y series. En este apartado las cajas de broza tienen otro filón. Cada estreno mínimamente palomitero, suele ir acompañado del juego homónimo. La escasa calidad de estos títulos, hace que una vez pasado el tirón del estreno del film-serie, el videojuego malo caiga en el olvido y se acumule. El juego de la primera película de Iron Man, el de la última de Hulk, aquella película de Disney tan mala, que vete tú a saber porque convirtieron en videojuego, el juego de Camera Café o de Anatomía de Grey, todo tiene cabida aquí.

Sospechosos habituales de este tipo de liquidaciones…

-Videojuegos infantiles. Hay que reconocerlo, por mucho que supongan una parte significativa del mercado actual, un infante no es un gamer, ni un consumidor fiel. Actúa por modas y por impulsos. Así que los juegos dedicados a este colectivo, que una vez más, suelen tener una calidad infame, tienden a anquilosarse en los establecimientos que no les consiguen dar salida. Títulos basados en personajes de dibujos animados, juegos educativos de aprender jugando, o chorradas semejantes, brotan como setas en otoño. Y es que, ¿quién en su sano juicío va a comprar El Cumpleaños de Winnie The Pooh o Aprende los números con Astérix y Obélix?

-Videojuegos de generaciones pasadas. Claro, ya están aquí PS3, 3DS y compañía, ya no hay sitio para DS o PS2, pero sus últimas unidades siguen allí. Ya no están de moda, así que hay que deshacerse de ellos como sea. Lo malo es que los juegos buenos ya hacen tiempo que fueron vendidos y desaparecieron, así que lo que encontramos aquí, son representantes del resto de categorías. Mención aparte merece el PC, ya que juegos malos y anticuados de ordenador, son una constante muy representativa de la cesta de la basura.

-Juegos rematadamente malos. Así, sin más. Probablemente las tiendas no lo sepan, pero esos juegos que se acumulan por decenas, y que no venden el primero ni por equivocación, es que son rematadamente malos. La peor aventura gráfica de la década para ordenador, mil y una recetas de cocina campesina, aprende alemán con tu DS, o el videojuego de paintball con peores gráficos jamás realizado, no son dignos de que me los lleve a mi casa.

Retrato del candidato número uno a recibir este tipo de juegos como regalo por parte de un familiar desaprensivo…

De todos modos queridos lectores, no reneguemos tan pronto de las cestas basura. Aunque no lo parezca, pueden tener alguna utilidad. Por un lado, si somos los primeros en llegar, cuando acaban de llenar la caja, puede que tengamos mucha suerte y encontremos algún juego decente. Se que es complicado, pero hay veces que suena la flauta, y podremos hacernos con títulos interesantes por poco dinero. Olvidaos con toda seguridad de videojuegos AAA o muy modernos, pero ese sleeper que obtuvo buenas críticas hace un par de años, pero al que las ventas no acompañaron tanto, es un buen candidato.

Y si seguís sin encontrar nada útil, no desesperéis, estas ofertas aún pueden valer para algo más. Si tenemos algún sobrino, vecino, hijo de amigos, que reúna dos condiciones: sea pequeño y le gusten los videojuegos, en este cajón encontraréis un regalo ideal por si en un momento dado, os véis en la obligación de comprarle algo al mocoso. No hace falta que os molesteis mucho en indagar plataformas, gustos del chaval o cualquier otro parámetro, comprarle el más barato, y bien le llega. Lo importante es quedar bien con los padres, no con el chaval.

Y por último, si nuestra conciencia nos impide torturar a las mentes más jóvenes e indefensas con estos títulos de baja calidad, todavía podemos encontrarles otra salida. En ocasiones, determinadas tiendas lanzan promociones de cambio o compra de juegos de 2ª mano. Por ejemplo, tráenos dos juegos usados, y te descontamos 30€ en tu próximo compra. O, si nos traes 10 juegos chusta, te damos 150€ en vales de compra (by Gamestop XD). Hay que leerse bien la letra pequeña de estas promociones, pero si nos sale bien la jugada, es posible que comprando juegos del cajón por valor de 15 ó 20€, nos ahorremos el doble en dinero real al comprar una buena novedad.

Así que amigos, hasta aquí mi particular homenaje a las cajas de sobras de los videojuegos. Y ya sabéis, la próxima vez que véais una, miradla con recelo, pero echarle un ojo de todos modos, siempre podéis encontrar algo útil.

Escrito por Clay.

3 Responses to Homenaje a las cajas de sobras

  1. Cambrid dice:

    De puestos así saqué bastantes juegos decentes por menos de 10€ como el Rayman Revolution y Jack II.
    Buena entrada.

  2. […] Flop Games: Homenaje a las cajas de sobras […]

  3. Knuck dice:

    Pasando por alto tu desinteresado amor por los infantes y tu faceta de tiburón empresarial (la cual desconocía hasta el momento xDDDD), gran entrada xDDDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: