El Feudo: ¿Nos olvidamos del formato físico?

El Feudo vuelve a Flopgames, y como siempre, con un tema polémico. Hoy en día se debate sobre el futuro soporte de los videojuegos del mañana, así como si se debe mantener o prescindir de un formato físico tradicional. Estas elecciones pueden marcar el devenir de la industria del ocio electrónico. En el blog más fap de internet, Clay y Bertacas discuten sobre este asunto, ¿nos olvidamos ya del formato físico?

NO – Bertacas

En mi opinión el formato físico no debe desaparecer. Es más, a día de hoy y mientras no se solucionen toda una serie de problemas que afectan a la experiencia de juego, es algo que sigue siendo totalmente imprescindible. Y es que, analicemos la situación: ¿Cómo piensa el sector de los videojuegos convencerme de que yo, un jugón más de entre varios millones alrededor del mundo, me pase al formato digital o utilice las “ventajas” del juego en la nube? ¿Borrando mi carrera de Mass Effect al comprobar que no puedo importar mi partida del 2 al 3 si ésta se encontraba guardada en la nube? ¿O quizás pagando más dinero por la versión digital de New Super Mario Bros 2 para 3DS (recordemos que Nintendo ha lanzado una super oferta según la cual este juego cuesta 10 libras más si lo adquirimos en formato digital)? ¿O tal vez confiando en la “gran seguridad” que Sony me ofrece en su servicio de juego y tienda online donde miles de jugadores han podido perder sus datos bancarios en más de una ocasión?

Este tipo de situaciones del todo vergonzosas harían que el más pintado se lo pensara varias veces antes de dar el salto hacia el formato digital. Pero la cosa no termina aquí, porque al margen de los fallos que en el propio sistema puedan darse, sobre todo si hablamos del almacenamiento en la nube, hay que tener en cuenta otros peligros y problemas externos tanto o más importantes que el que acabamos de describir: El primero es efectivamente la seguridad. No importa la cantidad de dinero que se invierta en hacer más seguro un sistema de almacenamiento online o un servidor de cuentas digitales, pues los conocedores de internet sabemos perfectamente que cualquier cosa alojada en la red puede tirarse abajo, por las buenas eo por las malas, durante unas horas o durante una semana. No quiero decir evidentemente que Steam o la eShop de Nintendo se vayan a caer mañana o que hacerlo sea fácil; sólo apunto que es un problema del que no habría que preocuparse tanto si lo único que tenemos es nuestro juego físico almacenado en el disco duro de nuestra consola.

El segundo problema es la durabilidad. Pongámonos en una postura un poco extrema: ¿Va a seguir funcionando mi cuenta de Steam dentro de 10 años? ¿Voy a poder acceder dentro de una buena temporada a mis partida guardadas en la nube? Llamadme nostálgico, pero a mí me gusta desempolvar mis viejas consolas de vez en cuando para recordar a lo que jugaba cuando tenía 8 años. ¿Podré hacer esto dentro de otros 15 años con un juego de Steam? ¿Y si por desgraciados avatares del destino Valve entra en quiebra la próxima década? ¿También entonces podré seguir jugando a sus juegos?

Como podéis ver se trata en todo caso de razones de utilidad y de evitar problemas que tienen fácil solución con solo adquirir un juego en formato físico. Sí, es posible que tengamos que tener un cuidado especial con nuestros CDs, DVDs y cartuchos, pero al fin y al cabo es lo que yo llevo haciendo desde hace casi 20 años y no me supone ningún problema, porque los videojuegos son una de mis principales aficiones. Ni que decir tiene en el caso de los coleccionistas, que son muchos. Quizás cuando los juegos en formato físico sean tan duraderos como el cartón y los problemas que aquí he expuesto en relación al formato digital se solucionen como es debido con garantías para el usuario, entonces y sólo entonces diré “ha llegado el momento de cambiar de formato”. Pero mientras que eso no pase, mis descargas de juegos digitales no pasarán de unas pocas testimoniales para jugar a juegos clásicos de muy difícil obtención.

SI – Clay

Mi querido compañero Bertacas tiene razón en una cosa, el videojuego tradicional en su cajita con una portada bonita, con su manual en papel, y su cartucho o disco bien serigrafiado en su interior, mola. Pero si dejamos a un lado el factor nostalgia, nos encontramos con que, ediciones de coleccionista aparte, hoy en día el juego estándar de turno es una caja de plástico malo, con una portada fea, y dentro el dvd está más solo que la una, ya no quedan ni buenos manuales. Sinceramente, para llenar mi casa con este tipo de juegos, prefiero ahorrarme el espacio en las estanterías.

 Desde que conocí a este señorito de la izquierda, llamado Steam, y creado por Valve, no he vuelto a comprar juegos de ordenador en formato físico. Las ventajas son numerosas, tales como conseguir los juegos desde el mismo día de lanzamiento sin salir de casa, no correr el riesgo de que se agote el título en cuestión por una mala distribución, actualizaciones del juego constantes, una buena comunidad de usuarios y foros alrededor de cada título, ofertas muy frecuentes con las que conseguir multitud de juegos a precios sin competencia, y el hecho de que gracias a mi cuenta personal Steam, puedo disfrutar de cualquiera de los videojuegos de mi colección en cualquier ordenador donde vincule mi cuenta. De modo que puedo tener el juego en varios ordenadores, sin preocuparme de llevar el disco de instalación conmigo a cualquier ordenador donde quiera instalarlo. Estas son las ventajas de los juegos descargables. Amén de que no hay que preocuparse de que el disco se ralle, o se lo dejemos a un amigo, y nos lo pierda. Los juegos de Steam son nuestros para siempre, sin riesgo de roturas o pérdidas. Eso sí, serán nuestros mientras dure Steam, o el servicio que sea: GOG, Origin, Xbox Live Arcade, Playstation Network, etc. Por fortuna, estos sistemas actualmente gozan de muy buena salud, y es improbable que quiebren.

Otra alternativa a los juegos en formato físico, es el incipiente, aunque muy interesante, sistema de juegos en la nube, el llamado cloud gaming. Un servicio, como Gaikai, recientemente adquirido por Sony, que permite a los usuarios, conectarse a su red, y gracias al servicio que ofrecen, jugar a cualquier videojuego en streaming, es decir, a través de internet. Ya no habría necesidad ni siquiera de descargar los juegos, y ocupar espacio en los discos duros, tan solo se necesitaría una buena conexión. Sin esperas, sin cortes, disfrutar del juego que quieras cuando quieras, esa es la idea de los juegos en la nube. De momento es un sistema que está casi en pañales, pero es sin duda el futuro de la industria. Sinceramente creo que en unos pocos años, ya no habrá consolas como tal. Todos tendremos una especie de reproductores multimedia, que conectados a internet y a un televisor-monitor, nos permitirán a través de algún tipo de suscripción o compra, acceder a los títulos que deseemos. Se perderá el encanto de visitar una tienda de juegos, así como el mercado de segunda mano, o las colecciones de cajas en las estanterías. Pero será sin duda un sistema más práctico, funcional y económico. Al menos así debería serlo, ya que por lo que si no paso, es que el formato digital sea igual o más caro que el físico. Si el gasto de grabación, impresión, transporte, distribución, almacenaje y margen de las tiendas, se elimina, el porcentaje de beneficio de los videojuegos iría prácticamente íntegro a los desarrolladores; así que una bajada de precios se antoja imprescindible, ya que, aún pagando menos los consumidores, los creadores recibirían más, y todo el mundo saldría ganando.

En resumen, las ventajas del formato digital están ahí. Quien no quiera verlas, es que no vive en los tiempos que corren. Actualmente, tanto usuarios, como distribuidores y estudios, tienen que ir mentalizándose de que el cambio se acerca. No hay vuelta atrás, el formato físico es añejo, y está condenado a desaparecer. Es la hora de las descargas y la nube.

Escrito por Bertacas y Clay.

One Response to El Feudo: ¿Nos olvidamos del formato físico?

  1. casttle dice:

    yo creo ue ambos pueden coexistir. Ahora bien… el paso al formato digital debe significar, sí o sí, una reducción importante del precio de venta…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: