Tomb Raider III. En busca de los secretos de la Tierra…

De la mano de Core Designs Eidos Interactive, llegaría en 1998 la tercera entrega de nuestra heroína virtual favorita, Lara Croft. Disponible para Playstation y PC, sería, entre otras cosas, el primer Tomb Raider doblado íntegramente al español, y con un estilo gráfico ligeramente diferente. Nuevamente el título volvería a sorprender por una acogedora historia envolvente, digna de las mejores películas de ciencia ficción. Fragmentos de un enorme meteorito, misterios en una antigua Antártida más cálida que las actuales regiones tropicales del planeta, y el mismísimo Charles Darwin, acompañado por su expedición Beagle en una aventura de no retorno para muchos. ¿Te lo vas a perder?

Siempre tendemos a pensar que todo aquello que alberga nuestro planeta Tierra (tanto sea la extensión de sus regiones como su composición) es invariante a lo largo del tiempo. Pero… ¿y si muchos de sus materiales, incluso océanos enteros como postulan algunos astrónomos, hubieran sido traídos a la Tierra por elementos exógenos como cometas o meteoritos? ¿Y si clima y tamaño del planeta no fueran una constante? Estos grandes dilemas son los que se plantean precisamente en Tomb Raider III.

Como puede apreciarse del vídeo introductorio el doblaje del juego es sorprendentemente bueno para la época. Me atrevería a decir, de hecho, que es mucho mejor que algunos doblajes actuales que pecan de no saber demasiada Geografía (ejem… Resident Evil 4…ejem). Castellano 100% exento de errores léxico gramaticales, y con chascarrillos de humor que a veces podrían omitirse, pero que no le sientan mal al juego. Toda una proeza xDD.

Mientras un tal Willard, géologo escocés reputado y jefazo de las empresas RX -Tech, está estudiando la composición de unas rocas en la actual Antártida, descubre la presencia de una abundancia anormal de elementos químicos, parejo con unas estatuas que bien podrían ser moái de la isla de Pascua; y para rematar la faena, la tumba de un marinero británico del siglo XVII. Sí, ya sé que todos estamos pensando lo mismo, pero en un vídeo queda mucho mejor decir: este lugar tiene una compleja historia; que gritar: WTF??!!

Al mismo tiempo que sucede todo esto, Lara se está entrenando en su mansión para ir a la India en busca de un misterioso artefacto. Hablando de la mansión Croft, hay que decir como siempre, que en cada entrega es más completa. Podremos campar a nuestras anchas por la enorme sala de trofeos, bucear por nuestro propio acuario, dispararle a Winston, nadar en la piscina, encerrar a Winston en el congelador de la cocina, entrar en el jardín laberinto, atropellar a Winston con un quad en la sala de carreras… ¿he dicho trollear a Winston? Las posibilidades no son infinitas, pero sí infinitamente divertidas.

El día que Flopgames me proporcione un estilo de vida y un status económico despreocupado como el de Lara, yo también pienso liarla parda en un 4×4 por dentro de mi propia mansión xDD. Yee-haw!!

El estilo y mecánica del juego son muy similares a los títulos anteriores. Manejamos a Lara y debemos hacer frente a una serie de retos en tercera persona disponiendo de una barra de vida/energía, armas que vamos recolectando a lo largo de la aventura (o mediante “chetos”), y objetos/llaves para resolver determinados puzzles. Los controles son idénticos a las entregas anteriores aunque ahora tenemos la capacidad de esprintar (gatillo R2 en PSX), andar de rodillas e incluso colgarnos del techo como los monos, si éste lo permite. Todos estos comandos son a veces imprescindibles para llegar a ciertas zonas del nivel en que nos hallamos.

Además de un considerable añadido de armas y los botiquines típicos de Tomb Raider I y II, se incorporan a este juego los cristales de guardar juego, unos octaedros de color azul que nos permiten salvar la partida en cualquier punto del nivel, muy similares a los del primer título. La desventaja es que son limitados en número (salvo chetos) con lo que a partir de ahora el jugador tendrá que pensarse muy bien dónde salvar su partida.

Por su parte, el  motor gráfico utilizado para Tomb Raider III es distinto al utilizado para las dos entregas anteriores. Es más rápido y dinámico, las texturas están más elaboradas, lo que lleva a paisajes más reales. Las semitransparencias aparecen unidas a los efectos de luz multicolor y la exposición al agua. Las luces dinámicas que se adaptan a la zona en la que uno se sitúa, nos adentran más en los escenarios, que pese a todo son bastante oscuros por norma general. Lara también ha tenido una mejoría gráfica muy notable, con el incremento de polígonos, la esbeltez del personaje y ciertos detalles añadidos como el humo de los disparos de pistola y los casquillos de bala cayendo al suelo.

Y hablando de los escenarios, nuestra aventura empieza en el norte de La India, con Lara buscando un supuesto artefacto milenario de una tribu local llamada Infada. A unos escenarios en los que predomina la jungla tropical, con enemigos como mandriles y cobras, se le unen otros de panorama más dantesco y paranormal formados por templos, fantasmas y magia vudú, donde algún “amigo” de Lara acabará perdido en algún que otro laberinto víctima de la ira de Shiva (literalmente hablando). Nuestra protagonista deberá esperar a salir victoriosa del Templo Infada con su pequeño artefacto tras 4 duros niveles, para percatarse de su verdadera historia “cósmica”…

4 artefactos desperdigados por todo el mundo que son a su vez piezas de un enorme meteorito con poderes sobrenaturales. ¡A mí me lo han vendido, desde luego! Y Lara creo que opina igual, por eso decide viajar a esas cuatro regiones donde se supone se hallan las piedras restantes. Dichos viajes no están en un orden preestablecido, sino que el jugador puede elegir a dónde ir primero (Londres, Pacífico Sur y Área 51 de Nevada), para finalmente explorar el famoso cráter de meteorito en los fríos hielos de la Antártida. ¿Qué aventuras le aguardan a nuestra heroína?

Londres siempre ha tenido fama de ser una ciudad oscura, por eso de la niebla (que allí apodan cariñosamente “foggy”), pero lo cierto es que en este juego dicho tópico se acentúa todavía más cuando vemos que nuestra incursión londinense se efectúa toda ella por los lúgubres tejados de una ciudad nocturna en la que abundan francotiradores ocultos en las esquinas más inesperadas. También conoceremos una capital británica subterránea, con sus angostas vías de metro y hasta el museo nacional de Egipto, donde nos deberemos infiltrar para llegar hasta cierta jefa de cierta multinacional de cosméticos que posee algo que nosotros buscamos. 4 niveles en los que nos llevaremos más de un susto mientras nos movemos de suburbio en suburbio, escapando de matones y hasta algún que otro tren de metro.

El desierto de Nevada en los Estados Unidos de América es sin duda una buena elección para unas vacaciones. No sólo por su bonita fauna salvaje (entre la que abundan las serpientes de cascabel) y su escarpada y agreste Geología, sino por ser la zona base del complejo militar de alta seguridad del Área 51, donde los americanos guardan sus cosillas TOP SECRET (como la cura contra el cáncer, el Arca de la Alianza o las XBOX sin tres luces rojas xD). Después de un duro paseo por el desierto, Lara entrará accidentalmente (siendo capturada) tras una maniobra suicida con un 4×4 en la base de dicho complejo, donde nos las tendremos que ver con altas tecnologías láser y muchos “seguratas” buscándonos. Para más “inri”, todo lo haremos desprovistos de armas (pues nos las habrán quitado), haciendo uso de un juego de infiltración, al más puro estilo Metal Gear. ¿Qué habrá dentro de esta misteriosa base? Tres niveles de pura adrenalina.

Una isla en medio del Pacífico Sur alejada de la mano de Dios, con una tribu de caníbales que veneran a un misterioso dios en las montañas, donde todavía existen los T-Rex y en donde al caer la noche se suceden las desapariciones y reina el caos, no es desde luego lo que las agencias de viajes nos prometen cuando nos hablan de paraísos como “Bora Bora”. Esto lo sabe muy bien el teniente de un avión militar que tuvo la desgracia de caer en la isla y ser el primer plato de uno de estos simpáticos polinesios. Es posible que ayude a Lara en su incursión pero, ¿será suficiente con su ayuda? Personalmente éste es mi “mundo” favorito. 4 fases de pura acción y de estrepitosas cruzadas en kayak corriente abajo por ríos en los que mejor es no caer al agua si no queremos sufrir una muerte lenta y agónica ahogados por los enormes torrentes o las hambrientas pirañas de su interior.

Y como no, este juego no estaría completo sin una expedición al “foco del meteorito” en el polo Sur de nuestro planeta, concretamente la Antártida. Aguas gélidas en las que morimos congelados casi sin darnos cuenta junto con algunos de los esbirros de… cierto personaje traidor son los mayores peligros a los que Lara deberá enfrentarse en los primeros niveles. Finalmente entraremos en las ruinas de lo que en un tiempo fue una ciudad perdida, desatando un poder que siempre debió permanecer ahí…

Sólo nos queda resumir ahora las mejores características del que quizá sea el “último” buen Tomb Raider antiguo.

LO MÁS FAP

Escenarios variados all over the world, como viene siendo una constante en estos títulos.

Mejor motor gráfico que las primeras entregas, lo que le confiere unos paisajes y unas animaciones más realistas y buena banda sonora.

Nuevas armas (entre las que destacan el lanzacohetes, MP5 Navy y un águila del desierto) y nuevos vehículos tripulados (kayak y 4×4).

Doblado íntegramente al español, con chascarrillos de humor y voces bastante buenos cortesía de Eidos.

Argumento que no se sale de la línea pero igualmente original, dentro de lo que se puede esperar en estos juegos.

“Secuela” aparte, llamada: “Tomb Raider III: El Artefacto perdido“, donde volveremos a reencontrarnos con algunos de nuestros viejos enemigos de este título.

LO MÁS FLOP

– Que sea limitado el número de veces que podemos guardar partida, inconveniente que no teníamos en Tomb Raider II.

– Escenarios demasiado oscuros que a veces llegan a cansar.

Un buen juego que debería estar en toda lista de los fans de la saga. Si no lo has jugado, ¿a qué esperas para hacerlo, querido lector?

Escrito por Knuck.

3 Responses to Tomb Raider III. En busca de los secretos de la Tierra…

  1. Clay dice:

    Me atraen más los juegos leyendo tus análisis ahora, que cuando los probaba in situ hace años XD

    • Knuck dice:

      Es que estos juegos hay que jugarlos en profundidad pa que te gusten, porque generalmente los primeros niveles suelen ser bastante chusta… xD

  2. casttle dice:

    jeje, opino lo mismo que Clay. Aunque nunca me llamaron la atención los Tomb Raider, tenia su hueco en versión Play Station en mi estantería…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: