Armas Carismáticas Vol. VI: El lanzamisiles

¿Harto de las aglomeraciones de gente y las colas? Entonces el lanzamisiles es tu “arma carismática”.

El lanzamisiles, o “lanzapepinos”, es sin duda un ingenio que no puede faltar en nuestra colección (de entradas de armas carismáticas, claro xD). Un arma relativamente reciente que hace uso de algunas de las disciplinas científicas más creativas del ser humano (Química, Aerodinámica, Balística, Aviónica…) para poner en evidencia el lado más destructivo del mismo. Y es que montar todo el rollo para que al final haga “KABOOOOM”, podría ser una buena primera aproximación a la finalidad última de esta arma. No obstante, si quieres saber un poquito más de ellos y sobre su aparición en los medios audiovisuales, no dudes en seguir leyendo…

Como bien indica su propio nombre, un lanzamisiles es un arma compuesta por dos elementos básicos. El primero de ellos suele ser un tubo de longitud y grosor variable, dimensiones que vienen determinadas por el tipo de carga explosiva empleada (grosor), y por el medio soporte que lo sujeta (longitud): desde el hombro de una persona para los casos más pequeños, hasta enormes plataformas de algunas decenas de metros para los más largos.

El segundo elemento constituye la parte móvil del arma, y es llamada genéricamente misil. Un misil es un proyectil autopropulsado mediante el empuje de los gases producidos por las reacciones químicas de un motor en su parte mediana, y expulsados por una tobera trasera a gran velocidad y presión. Si el motor es un motor cohete (menor relación peso/potencia que el motor de reacción convencional), al arma se le llama más específicamente lanzacohetes. Los cohetes, a diferencia de los misiles, no poseen un sistema de guiado y orientación. Por su parte, los misiles pueden contar con una serie de estabilizadores mecánicos en la parte trasera (timón de cola) y delantera (giróscopos), pero sin duda, su elemento más importante es la carga explosiva que llevan alojada en su parte delantera (ojiva), cuya geometría puede variar desde formas más suaves y redondeadas, hasta perfiles más puntiagudos y complicados, que como sabemos de Aladeen, son los más imponentes xD.

Tranquilos chiiiicos, no os enfadéis, que ambos tenéis parte de razón. El hecho de que las ojivas se hagan redondas tiene que ver con la cantidad de carga explosiva. Es bien sabido que la esfera es la forma que maximiza el volumen para una superficie dada, y cuanta más carga, más KABOOOM.

La historia de los lanzamisiles se remonta a los chinos (¿qué no viene de ellos…?) y su invención de la pólvora, y de hecho en su origen la estructura tiene más relación con el “arco de flechas” de mi buen colega Clay, que con su diseño actual. En efecto, las flechas de fuego fueron la ofensiva contra los mongoles en 1232. Pero si queremos ser puristas, no podemos hablar oficialmente de misiles hasta el desarrollo de la Aeronáutica militar en el siglo XX, y más particularmente en la II Guerra Mundial. Los más famosos de ellos fueron los V1 y V2, ambos usaban un piloto automático mecánico muy simple para mantener el misil volando a lo largo de una ruta preseleccionada. No tan conocidos fueron una serie de misiles antibuque y antiaéreos, normalmente basados en un sencillo sistema de radiocontrol dirigido por el operador. Sin embargo, esos primeros sistemas tenían una alta tasa de fallo, de manera que eran muy inestables.

“¡¡No siento las piernas negro, me las han reventado con un pepino!!” (Rambo dando fe de la eficacia del lanzamisiles).

Desde sus primeros usos militares, su aparición en el cine ha sido tan versátil como la flexibilidad de los argumentos en que la encontramos. Por supuesto no falta en tramas de guerra (Rambo, La chaqueta Metálica…), ni en películas de tono más cómico (Hot Shots, Sr. y Sra. Smith…), ni tampoco en las de acción “más callejera” (Dos policias rebeldes, Daños colaterales…). Tampoco puede evitar camearse en argumentos más paranormales como Matrix o La Guerra de los Mundos. Y siempre con el mismo objetivo, reventarle la “chota” al trolazo de turno.

Y dentro de los videojuegos, ¿por qué no mentar una de las sagas predilectas del Staff donde esta arma carismática alcanza su máximo esplendor? Sí amigos, en Resident Evil los lanzacohetes son como los billetes de 10 € en nuestro mundo. Ayudando a buenos (como Claire, Leon, Jill, Chris…) a hacer saltar en pedazos al monstruo de turno con alguna que otra frase carismática, no exenta de cierta brabuconería; también es un arma muy potente cuando se vuelve en nuestra contra (siendo portada por enemigos como Tyrant o Nemesis, por ejemplo). Sin duda el arma más potente del juego, capaz de destrozar todo lo que se encuentra a su paso.

En la saga Metal Slug el lanzacohetes (R) es, presumiblemente, la mejor arma del juego. Personalmente tengo un debate interno entre él y el láser (L). El láser es potentísimo y rápido como un rayo (literalmente hablando, pues viaja a la velocidad de la luz xD). No obstante, es poco manejable y cuesta orientarlo según una dirección fija, puntos fuertes del citado lanzacohetes. En cualquier caso, el láser no es generalizable como arma en nuestro mundo (al menos por ahora), lo que confirma la supremacía del rocket launcher. Además, ¿a quién no le hace gracia la típica escena de los soldados “volando por los aires” como la que tenemos arriba?

Pero si lo que queremos es sembrar el caos a un nivel más civil y menos militar, entonces no podemos olvidarnos de sagas estilo sandbox. La más mítica: GTA. ¿Quién no recuerda las míticas jefadas en GTA 3, GTA Vice City, San Andreas… donde para librarnos de los policias lanzábamos uno de estos pepinos? Estrellas de criminalidad subiendo como la espuma mientras la ciudad es una auténtica hoguera y se movilizan los primeros tanques… qué recuerdos…

La misma tónica para títulos como Just Cause, Mercenaries, Saints Row; donde reducir todo a ceniza y carbón era tan fácil como darle un caramelo a un crío.

¿Y quién no se ha sentido un ser superior con esta maravilla? ¿Quién no se ha sentido como Son Gohan luchando contra Célula cuando consigue un lanzacohetes en juegos como Halo o Quake? Tenerlo es equivalente a que todo va a salir volando por los aires inminentemente, da igual que sean tanques, personas o edificios. Es impresionante. En Quake incluso era útil en maniobras evasivas. Un salto, un misilazo al suelo, y conseguimos una cabriola que nos pone a salvo de cualquier escaramuza.

Tampoco podemos olvidar juegos puramente tácticos y militares como la saga Call of Duty, Medal of Honor y Battlefield. En ellos el lanzacohetes suele ser una buena opción, aunque al contrario de lo que sucedía en Metal Slug, su problema suele ser precisamente la manejabilidad e inestabilidad, debido a su enorme peso; lo que podría no hacerla un arma tan deseable globalmente. Otro problema del lanzamisiles en este tipo de juegos, es que para compensar su enorme poder destructivo, su munición suele ser muy limitada.

Y aunque en este artículo nos hemos centrado prácticamente en su función destructiva, Quake ya nos demostró por ejemplo, que el rocket launcher también sirve para desplazarse. De hecho esta idea es la base del videojuego Rocket Riot. Un título disponible para XBLA, iOS, y el market de algunos otros terminales móviles. Combinado con un jetpack, el lanzamisiles nos sirve para destruir multitud de enemigos y escenarios, mientras surcamos los cielos. La vida es bella amigos…

Sin duda un arma carismática de entre las más potentes, capaz de encender pasiones (y algún que otro fuego), que destaca por su potencia, pero peca por su dura manejabilidad en muchos casos. Un arma sólo apta para expertos y amantes de la entropía xDD. Un saludo queridos lectores.

Escrito por Knuck.

5 Responses to Armas Carismáticas Vol. VI: El lanzamisiles

  1. Clay dice:

    Buenísima entrada amigo. Creo que nadie puede negar que el encanto principal de este arma es su impresionante poder destructivo. Cuando lanzas un pepino, ya nada volverá a ser como antes xD

  2. Knuck dice:

    Zenkiu meu. Arma tocha y guapa donde las haya xDDDD

  3. casttle dice:

    Importante que el misil acabe en punta… o no…
    xDD

  4. Bertacas dice:

    Arma carismática donde las haya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: