Especial Semana Smash Bros. Análisis Smash Bros. 64

Corría enero del 99 cuando Smash Bros. veía la luz en Japón a través de Nintendo 64. Nosotros no pudimos disfrutarlo, como tantos otros juegos, hasta más tarde, concretamente en noviembre de aquel mismo año. Todavía recuerdo aquellas navidades, con 11 años recién cumplidos, en las que desempaqueté este título como regalo de reyes. Más de una década después, y a raíz de un especial que en Flopgames dedicamos a esta saga, me dispongo a realizar el análisis de este juego que tantos recuerdos y buenos momentos me ha hecho pasar.

Cuando eres pequeño, todo lo que quieres te entra por los ojos. En mi caso, la razón por la cual pedí este juego por navidades era que su anuncio televisivo me hacía especial gracia. Sin otro medio más que ese, me parecía suficientemente convincente de cara a pedir algo a los Reyes Magos ver a Mario, DK, Yoshi y Pikachu darse de hostias. Efectivamente, a día de hoy, me alegro de haber tomado aquella decisión.

Aunque mirando hacia atrás Smash Bros. para Nintendo 64 pueda parecer un poco escaso en cuanto a contenidos, hay que reconocerle toda una serie de cosas si lo pensamos detenidamente. Cierto que la mitad del roster de “luchadores” estaba ya presente en el anuncio de televisión: a los 4 ya citados habría que añadir a Fox, Samus, Kirby y Link como personajes básicos y a Capitán Falcon, Ness, Luigi y Jigglypuff como personajes secretos debloqueables por la vía de diversos requisitos. Con un máximo de 4 jugadores con sus respectivos mandos de N64, empezaba un combate (a vidas o a tiempo) en el que solamente podía quedar uno. Podemos dar esta descripción como correcta, pero estaríamos obviando una parte suculenta del pastel, aquella que convierte al primero de los Smash Bros. en algo novedoso dentro del género de lucha.

Por aquel entonces, lanzar un juego de lucha al mercado implicaba un cierto riesgo. ¿Que por qué? Pues evidentemente por la competencia contra sagas titánicas, archiconocidas, muy bien valoradas y con hordas de fans de cada uno de sus títulos. Parecía que todo el pescado estaba vendido con 4 King of Fighters en el mercado, 3 Tekken, Soul Edge y por supuesto la aproximadamente docena de títulos que por aquellas habían salido ya de Street Fighter. Todos y cada uno de ellos perfectamente consolidados. ¿Qué es lo que explica entonces el golpe en la mesa que dio Smash Bros. en este género?

Las claves:

Personajes de videojuegos archiconocidos se dan cita para pegarse los unos a los otros. Esta hipótesis de partida es como poco, atractiva. Por supuesto que todos conocemos a Ryu y a Ken, pero con su permiso, Link y Mario…son Link y Mario. Y el mismo cuento podemos aplicar a Pikachu o Donkey Kong. ¿Existe alguien en el mundo que no reconozca a estos personajes? Sinceramente, lo dudo. De forma muy inteligente, Nintendo consiguió atraer la atención de los fans de todas esas sagas al colocar a su protagonista de turno en uno de los mejores spin-off de la historia de los videojuegos. Es evidente que muchos de esos fans no solamente prestarían atención al juego, lo cual no es poco, sino que además se lo comprarían posteriormente. Una parte significativa de los compradores saldría de entre los propios seguidores de las sagas más famosas de Nintendo. Mejor esto que crear y dar a conocer personajes totalmente nuevos.

– Sistema de juego y lucha novedosos: Adiós a la barra de vida. Nada de escenarios planos. La medición de daño en Smash Bros. se basa como sabemos en un contador porcentual que representa el daño sufrido por nuestro personaje, y que oscila entre 0 y 999 %. A mayor porcentaje de daño, mayor será nuestro “vuelo”, hasta el punto de que con porcentajes elevados, un simple roce puede acabar con nuestro personaje en la ionosfera. El caso es que nadie muere mientras no abandone el escenario por alguno de sus 4 límites. Es aquí donde entra en juego otra de las bazas de este título; el hecho de “interactuar” con el escenario. A diferencia de otros juegos de lucha, en cuyos escenarios hay que preocuparse de los bordes y poco más, en Smash Bros tenemos paredes y otros elementos del escenario, móviles o estáticos, que pueden alterar nuestra trayectoria de vuelo, frenarnos o condenarnos a la muerte. No hay que preocuparse solamente por pegar y defender, sino que también debemos estar atentos en todo momento a la parte del escenario en la cual nos encontramos. Un buen jugador sabe donde colocarse cuando su daño porcentual es elevado, pero igualmente forma parte de su habilidad el saber dirigir a su víctima con un mamporro.

9 escenarios en total, cada uno con su propia estructura

Free-for-all: Unas pocas líneas más arriba hacía mención a varias franquicias que incluían las batallas por equipos. No obstante, el sistema se reducía al intercambio de personajes, lo que se traduce al fin y al cabo, en 1 vs 1 constante con ayudas o tags en momentos muy puntuales. Smash Bros. incluye la posibilidad de combates múltiples de hasta 4 jugadores. Todos contra todos o en cualquier combinación posible por equipos: 1 vs 3; 1 vs 1 vs 2; 2 vs 2. Además, los huecos no ocupados por jugadores humanos pueden ser llenados con un personaje controlado por el juego, con un nivel de dificultad variable que oscila entre el 1 y el 9. Todos a la vez sobre el mismo escenario, todos en pantalla simultaneamente.

Amplia variedad de objetos que influyen en el resultado de las batallas: Además de los golpes, debemos preocuparnos también por utilizar sabiamente los objetos que aparecen de forma aleatoria sobre el escenario. Objetos curativos, minas, bombas, bates, espadas, lanzaproyectiles varios, cajas, contenedores que a veces explotan…y más cosas, son algunos de los alicientes de una batalla de Smash Bros. Además de sus propios efectos, buena parte de ellos pueden ser arrojados como una pedrada para causar daño adicional. No hace falta decir por supueto, que nunca sabes lo que va a tocar, ni cuando, ni donde. La estrategia de lucha en torno a los objetos también es fundamental. Para los que se quejaban de la suerte o de que los objetos influían demasiado en el resultado final, estos podían eliminarse en las opciones.

Fox en el modo "Break the targets"

– Diferentes modos de juego: No todo era multijugador en Smash Bros. Para exprimirlo al máximo era necesario superar los modos de juego de un jugador, ya que permitían desbloquear a los 4 personajes ocultos (Jigglypuff, Ness, Capitán Falcon, y Luigi). La “campaña” individual consistía en superar con un personaje diferentes escenarios peleando contra el resto del roster de personajes, en el marco de 6 niveles diferentes de dificultad. La mayoría se afrontaban en solitario, contra enemigos o equipos de enemigos que en ocasiones tenían condiciones especiales (DK gigante o Mario de metal). Por el medio había además 3 fases bonus: Romper todas las dianas de la fase (Break the targets), pisar todas las plataformas (Board the platforms) y superar un pequeño circuito de 3 pisos con algún enemigo por el medio tocando las narices (Race to the finish). Si todo salía bien, el modo de un jugador acababa en un combate contra la Master Hand. Una vez derrotada, créditos y para casa. Las fases bonus de dianas y plataformas se podían jugar por separado en un modo aparte. Todo ello completado con un apartado/modo de estadísticas bastante completo, con datos sobre KO’s, porcentaje de uso de los diferentes personajes, etc. Hay que decir también que estos modos al margen del multijugador tuvieron algunas críticas en referencia sobre todo a su brevedad y pocas opciones de cara a ser rejugados.

Resumiendo: Smash Bros. supuso una novedad en el género de los videojuegos de lucha: por su plantilla de luchadores, por la posibilidad de incluir objetos en las batallas, por su sistema de daño…en fin, por su multijugador especialmente. De él y otras anécdotas os hablará con más calma en una entrada posterior, Knuck, siguiendo con el especial semanal dedicado a esta saga.

Escrito por Bertacas.

5 Responses to Especial Semana Smash Bros. Análisis Smash Bros. 64

  1. Clay dice:

    Gran juego sin duda, de mis favoritos de N64, mira que le eché horas, y eso que no tuve la consola XDDD
    El germen de una gran saga…

  2. SatReaver91 dice:

    No tuve el placer de jugarlo en la época en la que aún la N64 seguía viva. Años más tarde pude jugarlo en casa de un amigo y fue entonces cuando me di cuenta de lo que me había perdido cuando era pequeño.

    PD: Gran artículo Bertacas 🙂 , un saludo.

  3. Clay dice:

    A mayores debo mencionar que el anuncio de TV que emitieron por aquí era supremo XD

    • bertacas dice:

      Era el mismo que pongo en la entrada, solo que en castellano. Y puede ser solamente que me lo pareciera de pequeño, pero también lo recordaba un poco más largo…

      Gracias SatReaver91.

  4. Carlito Bros dice:

    Aunque con pocos Luchadores este juego fue un parte-aguas en el genero de luchas!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: