Looney Tunes: Space Race

El Looney Tunes Space Race es un juego de carreras de karts, apareció en el año 2000 para Dreamcast, de la mano de la mítica, y actualmente desaparecida, Infogrames. Posteriormente se portó a PS2, aunque la versión más conocida es la de la máquina de Sega. Hoy hablamos de uno de los juegos más divertidos, y desconocidos del sistema, el Mario Kart de la Dreamcast, Looney Tunes Space Race.

Lo primero que llama la atención del juego son sus cuidados gráficos estilo celd shading. Esta era la época de su apogeo, y los gráficos cartoon, le sentaban de maravilla al juego, aunque obviamente no son la máxima expresión del estilo, si que ayudaban a creer que estábamos viendo una película de los Looney Tunes. El sonido también era un gran apartado, siendo uno de los pocos juegos de la Dreamcast doblado al español, además, con las voces originales en castellano de los personajes, vamos, que Bugs Bunny, el Pato Lucas y compañía, eran perfectamente reconocibles.

Las introducciones y vídeos del juego imitaban capítulos de la serie, logrando un gran acabado.

Pero centrémonos en lo importante, la jugabilidad. Como bien decía, se trata del típico juego de karts, por lo tanto, bebe directamente del rey, Mario Kart. Esto es, carreras muy alocadas, con un claro control arcade, donde se busca la diversión por encima de la simulación, y el realismo acaba en el mismo momento que pilotamos a animales parlantes a bordo de vehículos espaciales futuristas. Además de nuestra pericia al volante, contábamos con la ayuda de los típicos ítems, turbo, mazo para golpear, aceite para resbalar y demás, aunque el juego intentaba innovar, la mayoría eran un clon de los objetos de MK, pero en esta ocasión con el sello ACME en todos los artefactos.

A nivel de historia (¿perdone?), o modos de juego, el juego no destacaba para nada, siendo un juego muy discreto, pero en el multijugador, era francamente divertido. Una peculariedad del juego, y que hacía que nunca debiéramos darnos por vencido, era la facilidad de remontar y escalar posiciones. En MK por ejemplo, es fácil pasar de 1º a 5º por una concha azul, pero no es tan sencillo que el 8º remonte y acabe ganando. Pues bien, en LTSR era mucho más asequible. Si, podríamos hablar de que era más casual, o descompensado, pero lo cierto es que al jugarlo, resultaba muy emocionante, como una carrera de motos, con continuos adelantamientos, y donde podía ganar cualquiera hasta el final. Otra cosa que se echaba en falta, era un mayor número de circuitos, ya que aunque bastante bien hechos, su número era escaso a todas luces.

Como véis, el juego no será considerado ningún clásico, puede que poca gente lo haya probado, y menos aún recuerden a este sentido clon de Mario Kart. Pero su diversión, sus emocionantes carreras, el doblaje al español, su ambientación futurista, el carisma de los Looney Tunes, y los buenos momentos que pasé hace una década jugando a este juego con mi hermano, hacen al LTSR digno de una humilde entrada a modo de homenaje en Flopgames.

Escrito por Clay.

3 Responses to Looney Tunes: Space Race

  1. casttle dice:

    Curiosa entrada… Nisiquiera lo conocía, como mucha gente, supongo…

  2. Knuck dice:

    Yo de hecho ni recuerdo haberlo jugado nunca en tu casa. ¿Lo tenías o te lo dejaron? Sea como sea tiene buena pinta…

  3. Gugi dice:

    Una joya de juego en toda regla 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: