Brevísima historia de los videojuegos. Volumen II. De la época dorada hasta nuestros días…

La explosión definitiva del mundo de los videojuegos se produjo a partir de los años 80. Fue de hecho su época dorada y según muchos, también la de otros aspectos sociocultarales como la música o el cine. Aquí muchos de nosotros todavía no habíamos nacido, pero la repercusión de estos títulos fue tan grande que su “eco”  se propagó hasta la actualidad. ¿Quién no conoce Pacman, Dragon Quest, Final Fantasy, Donkey Kong…? De los 8 bits se pasó a los 64 en menos de 20 años, lo cual ha reflejado un crecimiento exponencial de la industria en dicho periodo. Pero vamos por partes…

En 1982 la “fiebre de los videojuegos”, como así se le denominaba, era ya de tal magnitud que las grandes multinacionales del entretenimiento y el ocio no querían perderse cacho del pastel. Empresas como LucasFilm, Walt Disney Pictures, 20th Century Fox y McDonald´s, entre otras, habían creado sus propias divisiones de videojuegos y/o se habían fusionado con Atari u otras compañías. En 1977, Space Wars ya había marcado el camino a seguir con el nuevo estilo de gráficos vectoriales, que a diferencia de la pixelación común, permite variar la escala de un objeto sin que este sufra pérdida de resolución (se noten más los pixeles). Esto se logra definiendo a los objetos por ciertos parámetros matemáticos unívocos (posición, tamaño, color…), en vez de por una matriz difusa de puntos. Esta es por excelencia la época en la que el sector aeroespacial estaba de moda en el campo de los videojuegos.Títulos que seguían los mismos patrones que Space Wars en esta época son: Missile Command, Tempest, Space Duel, Lunar Lander, Asteroids y Defender (el primero con scroll horizontal y uno de los más rentables de la Historia). Todos ellos de principios de los 80 para Atari.  ¿Quizá la llegada del hombre a la Luna, unos años atrás había motivado el espíritu de la gente por el espacio exterior? Fuera como fuese, el boom de este género fue un hecho… Otros títulos como Frogger, Centipede o Galaxian tampoco pasaron desapercibidos.

Sin duda, el espacio cósmico nunca fue tan rentable para el mundo de los videojuegos como en esta época. La fiebre de “matar marcianitos” estaba en su máximo esplendor, y mucha gente acudía a su bar de confianza (las recreativas ya estaban instaladas en lugares públicos) con el sueño casi inalcanzable de convertirse en astronauta y salvar a la Tierra. A la izquierda un pantallazo de “Space Wars”. A la derecha una representación artística de “Missile Comand”.

Como ya empezaba a aburrir tanto marcianito y tanta matanza indiscriminada de civilizaciones exteriores (en la que curiosamente la nuestra siempre era la bondadosa), a Toru Iwatani se le ocurrió crear un juego más orientado al público femenino. Algo relajado y distendido en el que por ejemplo sólo hubiera que comer (y por supuesto no hablo con segundas, que nuestras lectoras no me malinterpreten xDD). Así nació Pacman (1980), según muchos expertos el videojuego más popular de todos los tiempos. A Iwatani se le ocurrió la brillante idea de que podía ser gracioso inspirar al personaje comedor (el que controla el videojugador) en algo que irónicamente fuera comestible. Algo como por ejemplo una pizza. Así mismo, los malos malísimos que le harían la vida imposible a esta” pizza” podrían estar inspirados también en personajes divertidos y cómicos. Por ejemplo, unos “fantasmicos” creados según el arte japonés kawaii. Un ejemplo claro de como algo sencillo pero brillante puede llegar a triunfar fácilmente. El éxito fue tal que se crearon multiples adaptaciones del juego, y toda una línea de nuevos videojuegos (como los Pacland) en años posteriores.

Sniff… qué nostálgico me estoy poniendo. Menudas viciadas que le tengo dado yo al Pacland en mi añeja Turbografx cuando no era más que un inocente crío de 5 años (derecha). Por su parte nada hay que decir de la imagen izquierda, mundialmente conocida.

En esta época, Magnavox y Atari todavía seguían siendo las dos grandes del mercado de los videojuegos. Si bien algunas compañías europeas creaban ya sus propias marcas de videoconsola. Había nacido la época de los 8 bitsVideoMaster Home T.V Game, VideoSport MK2, los modelos ZX (concretamente ZX Spectrum) y Amstrad. En USA sale a relucir la famosa Commodore 64 y en Japón el modelo MSX comercializado por compañías como Toshiba, Phillips o Panasonic. En España no nos quedamos cortos. De hecho, durante esta época, nuestros geniales programadores hacían de este país uno de los más importantes productores de software lúdico (edad de oro del software español de 1985 a 1991). El ejemplo más ilustrativo lo tenemos con La abadía del crimen de Opera Soft, obra maestra del software español. El archiconocido Tetris, un juego ruso de puzzles que ha calado hondo en la cultura del mundo de los videojuegos y que creo que nadie desconoce, es también de esta época (1984).

La abadía del crimen, de Paco Menéndez es un juego cuyo reflejo es la calidad de su creador. Un hombre genial que acaba suicidándose debido a la presión externa a la que estaba sometido con su proyecto. Una muestra más de como nuestro sistema desaprovecha muchos talentos por culpa del dinero. Pero fuera de penas, lo más resaltable del juego es su novedosa perspectiva isométrica, que como sabemos será usada por títulos posteriores. Además la trama del videojuego está basada en la de la famosa novela y película homónima: “El nombre de la Rosa”

De aquí en adelante, Japón, sin darse cuenta, va a ponerse a la cabeza de la industria de los videojuegos. Una supremacía que aún ha perdurado hasta la actualidad. ¿Y cómo lo consiguieron a pesar de ejercer el país del sol naciente una escasa o nula influencia cultural sobre occidente? La respuesta se puede resumir con dos nombres, queridos lectores: una compañía y una persona. La compañía se llamaba Nintendo, y el hombre se llamaba Shigeru Miyamoto (para muchos el Walt Disney de los videojuegos). El resto ya lo sabemos. Apoyado por Hiroshi Yamauchi, drector de Nintendo, y por una serie de empresas japonesas que colaboraban en la elaboración obtuvieron un éxito brutal debido a la sencillez y diversión de sus juegos. Por si todo esto no fuera poco, Japón también consigue destacar muy notablemente en el arcade de esta época gracias a ciertas compañías que hoy por hoy constituyen algunas de las empresas más importantes del sector de los videojuegos. Estamos hablando de Konami, Irem, Capcom, Jaleco, SNK y sobre todo Sega (que creará su propia línea de consolas).

Fuck Yeah! Los nipones arrasan “all over the world” gracias a sus enormes títulos de Arcade y a la creatividad de la compañía Nintendo. Nos situamos en torno al año 1985, año en el cual Nintendo aprovecha la crisis americana de los videojuegos de 1983, que había hecho sucumbir definitivamente a Atari. Dicha catástrofe fue el resultado de una saturación excesiva del mercado de videojuegos, algunos de ellos de cuestionable calidad.

En efecto, a partir de 1985, el mercado de los videojuegos era casi exclusivo de los japoneses. En 1987 la NES (abreviación de la Nintendo Entertainment System), sucesora de la original Famicom se estaba presentando en el mercado europeo, pero por aquel entonces distintos microordenadores de 16 bits como elAtari ST o el Commodore Amiga se estaban abriendo un hueco en ese mercado, y su éxito fue relativo. Por su parte, Sega se decidió a lanzar su Master System para poder hacerle competencia a la gigante Nintendo y que logró imponerse en Europa por razones de marketing. Sin embargo, en un turbulento mercado lleno de competitividad, la calidad que siempre ha tenido Nintendo, junto con juegos como Super Mario Bros 3, que como ya sabéis queridos lectores, apareció en alguna que otra película (americana, además), terminó de sellar su éxito hasta nuestros días.

¿Alguien conoce el nombre de esta película? xDDD (Ver artículos de Cine y Videojuegos, Aniversario Donkey Kong,  Aniversario Zelda).

Ahora hablemos de los años 90, una década en la que las consolas de 16 bits ya son posibles. Gracias al desarrollo de ordenadores como Commodore Amiga, que ponía un hardware potente, y a una serie de firmas como LucasFilm Games (división de LucasFilms creada por el propio George Lucas) que dotaban a los juegos de la originalidad característica de algunas películas, fue posible el resurgimiento y una nueva etapa de espledor del género de aventura gráfica con títulos como: Defender of the Crown, King of Chicago, The Monkey Island, la saga Indiana Jones. Si en los años 70 se habían puesto de moda “los marcianitos”, era ahora la ciencia ficción quien tenía la supremacía del mundo del entretenimiento. Así pues, además de los títulos anteriores que adaptaban argumentos y técnicas propiamente cinematográficas en el mundo de los videojuegos, tenemos también en esta época títulos colosales como: Another World(1991) y Simon The Sorcerer (1993). ¿Quizá fue en este caso la fiebre Star Wars la que impulso la moda por la ciencia ficción? En cualquier caso, vemos ya una perfecta armonía y compensación entre los gustos y modas del cine y los videojuegos. Una correlación que no siempre se ha mantenido.

Por estas fechas el mundo del cine y los videojuegos empiezan a compenetrarse muy bien. Se toman argumentos y técnicas gráficas propias del cine para el sector de los videojuegos y a cambio, el sector de los videojuegos ayuda con sus ganancias a los magnates del cine a seguir generando superproducciones. A la izquierda tenemos una imagen de “Monkey Island” y a la derecha otra de “Another World”. Como vemos ambos estilos gráficos son completamente novedosos.

Entre tanto, Sega le había ganado mucho terreno a Nintendo y era ahora la que “partía la pana” con su archiconocida Megadrive de 16 bits, lanzada en 1988. Pero Nintendo no podía permitir esto, así que en 1991 lanzó su Super Nintendo Entertainment System, o también conocida como Super NES. Ni que decir tiene que fue un éxito rotundo que hizo tambalearse a Sega, que se vio obligada a mostrar sus cartas una vez más con su Sega Mega- CD que no consiguió tumbar a SNES.

La verdad es que estas dos pandillas nunca se han llevado muy bien. Han cooperado las justas veces y sólo en aras de un beneficio común… xDD

A mediados de los 90 la industria del sector se hallaba ya un poco en decadencia. La Game Boy  había revolucionado a principios de década el concepto de consola portátil, a pesar de tener grandes competidoras como la Game Gear. Sin embargo, se había dejado de innovar y compañías como Nintendo y Sega se habían acomodado en el enorme éxito que habían tenido años atrás. Fue en este momento cuando la compañía Sony hace aparición en el escenario, en un principio intentando colaborar con Nintendo para crear una plataforma basada en la reciente tecnología CD-ROM, mucho más pequeña y versátil. Sin embargo Nintendo rechaza su popuesta (¡mal hecho!), con lo que deciden trabajar por su cuenta. ¿El resultado? PlayStation, una consola de 32 bits que a finales de década/principios de nuevo milenio estaba presente en un 30% de los hogares norteamericanos. Su potencia, su esquisitez gráfica y variedad de títulos la han consolidado como una de mas mejores plataformas de todos los tiempos. En 1996 Nintendo decidió dar el paso creando una consola de 64 bits que sin embargo, se mantenía tradicional y recatada con respecto a su sistema de almacenamiento de datos, pues seguía usando los cartuchos convencionales para videojuegos. Esto repercutió en que no fue posible obtener su máximo provecho técnico, cosa que sí consiguió Playstation. Pero lo cierto es que Nintendo siempre había preferido diversión a potencia, y así fue su voluntad, pues la Nintendo 64 es y será recordada como una de las consolas más divertidas de todos los tiempos. La Sega Saturn, por su parte (precursora de la MegaDrive), aunque de 32 bits y con una potencia hipotéticamente superior a PlayStation, no pudo hacer frente a sus rivales debido presumiblemente a la calidad ligeramente inferior de sus componentes. Lo intentó con la Dreamcast (1998), de 128 bits como bien sabe mi compañero Clay, pero tampoco lo consiguió (¿quizá inmerecidamente dada la gran calidad de Dreamcast? ¿Qué opináis?)

¿A cuál jugamos, chicos?

A partir del nuevo milenio, la industria de los videojuegos, como casi todo, ha sufrido el proceso lento pero persistente de la globalización. Lejos de ser un trabajo artesano realizado por “aficionados” (algunos de los cuales han demostrado ser grandes genios en el pasado), hoy por hoy es una industria multimillonaria capaz de mover tanto o más dinero (en el caso de España, por ejemplo), que el sector de la música y el cine juntos. Por ello el programador de videojuegos es ahora un experto especializado en su campo que trabaja conjuntamente con un equipo para generar los títulos complejos y elaborados que tenemos hoy en día. Como en toda cadena de producción, el especialista se encarga de optimizar su campo (el código en el caso del programador), el cual luego “compila” con el resto de sus compañeros (gráficos, diseño electrónico, etc).

El problema de un mundo en que la información fluye tan rápido es poder precisar una evolución, pero a grandes rasgos creo que podemos asumir que hoy por hoy y desde aproximadamente el año 2000 tenemos a tres grandes empresas en el mercado, que son las que los hechos históricos relatados anteriormente han permitido que sigan en el “campo de batalla”: Sony, Nintendo y Microsoft (desde 2000 Bill Gates también ha querido parte del pastel con su XBox).Sin embargo y a grandes rasgos, podemos decir que las tres compañías se han mantenido tradicionales a sus ideales de “toda la vida”. Sony por ejemplo, con sus PlayStation 2 y 3 se ha mantenido fiel a sus principios de maximización de potencia gráfica y variedad de títulos. Nintendo por su parte,prefiere la diversión de sus títulos a cualquier otro factor, y así lo ha demostrado con su maravillosa GameCube y su Wii. Por su parte, la línea de XBox y XBox 360, de la mano de Microsoft hace honor a la compañía que es: informática. Su apuesta es por la calidad del software y la potencia gráfica.

¿Y que hay del Arcade, que parece que lo habíamos olvidado? No ha muerto como muchos se piensan. Ha evolucionado en nuevas máquinas con muchas más aplicaciones pero que sin embargo, a la gente no parecen proporcionarle tanta diversión como las tradicionales y sencillas que podíamos ver 10 o 20 años atrás. Parece estar por desgracia, condenado al ostracismo en estos tiempos que corren. Y lo más triste de todo es que la gente parece haber olvidado los momentos de felicidad que le reportó en un pasado no muy lejano. ¿Se acabará extinguiendo, qué pensáis?

Por su parte, en el sector de las portátiles podríamos decir que en los últimos años ha sido Nintendo quien ha llevado las de ganar con su Nintendo DS. Está ahora por ver, en un futuro incierto, si la línea PSP será digna rival de Nintendo 3DS, o por el contrario sucumbirá a su dominio. ¿Es la 3DS, a su vez, digna sucesora de la DS? Estas preguntas ya corresponden a un futuro indeterminado. Y no sólo dependen de un factor de indeterminación, sino también de tus gustos lector. Por eso lo dejo libre a tu opinión. Y es que, en última instancia, somos nosotros los que escribimos la Historia con nuestros gustos y formas de pensar. Así que ya sabes, querido amigo. Ahora que ya tienes un poco más de conocimiento de este mundo, te toca a ti juzgar cómo quieres que sea el futuro. Un saludo.

Escrito por Knuck.

4 Responses to Brevísima historia de los videojuegos. Volumen II. De la época dorada hasta nuestros días…

  1. Clay dice:

    Una vez más, genial artículo. Me has hecho recordar grandes momentos, y mi iniciación en este mundo, con el Ghost & Gobblins de Commodore 64, gran ordenador, solo valía para eso XD
    Sobre la Dreamcast si, se fue injusto con ella, era una gran máquina.

  2. fermuesmaster dice:

    bueno tu post,si nesecitas algo de nintendo entra a mi blog y busca lo que nesecites pero pon la fuente pero si no quieres me preguntaba si puedes entrar y si te gusta un post comenta y dime algun consejo. http://wordpress.com/my-stats/

    • Knuck dice:

      Vale, encantado. Eso sí, déjanos un enlace que no sea tan desafortunado como el que me acabas de dejar. Porque si le pincho me salen mis stats y no los tuyos… Supongo que serán movidas de wordpress

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: