Análisis Pokémon Ranger Trazos de Luz NDS

Pokémon Ranger Trazos de Luz (a partir de ahora PR3), es la última entrega del spin off Pokémon Ranger para la consola NDS. Supone el final de una trilogía que nació prácticamente al mismo tiempo que la propia consola, y que si bien, no ha obtenido demasiado éxito a nivel de crítica, las ventas han sido buenas, existiendo por este motivo tres entregas distintas, y siendo considerada la subsaga Pokémon Ranger, una de las itineraciones de Pokémon de mayor éxito fuera de la saga principal. ¿Quieres conocer qué tal salió PR3? Ya sabes lo que toca…

El juego salió por estas tierras españolas, a finales del año 2010, hace poquito más de 1 año. De la distribución se encargó Nintendo, lo que provoca que el juego esté perfectamente traducido y localizado a nuestro idioma, además que es fácilmente localizable en cualquier establecimiento especializado, eso si, ya sabéis que es Nintendo, y no rebaja sus productos habitualmente, así que encontrar el juego por menos de 30€, está complicado. Para disfrutar del juego no es necesario haber jugados a los dos anteriores, ya que lo único que comparten es la mécanica y el esquema jugable, las historias y personajes, son completamente independientes, si exceptuamos un par de guiños y referencias de poca relevancia.

Ese tronco, supone un obstáculo infranqueable para cualquier humano, en fin…

Si habéis probado algún título de la saga, ya sabréis en que consisten los Pokémon Ranger, pero si no es el caso, os haré un breve resumen. Son juegos de aventuras, con levísimos toques de rol (mejorar algunas capacidades del capturador y poco más), donde adoptamos el papel de ranger de la naturaleza pokémon, una especie de guardia forestal que puede solicitar la ayuda de pokémon salvajes con un extraño aparato llamado capturador. El objetivo será cumplir misiones, detener a los malos y proteger la naturaleza y los pokémon. Para salir triunfantes de esta tarea deberemos derrotar al Team Rocket de turno, de nombre el que sea , valiéndonos de la ayuda de los pokémon que “capturamos”. Olvidad las pokéball, porque en Pokémon Ranger, los pokémon no se atrapan, solo colaboran con nosotros; y para ganarnos su favor, solo tenemos que hacer círculos a su alrededor con el puntero táctil-capturador, para transmitir nuestros sentimientos, y ganarnos su confianza. Una vez el pokémon nos ayude, se marchará. Las pokéayudas son útiles para superar obstáculos como el de la imagen, capturar a otros pokémon (ahora las pokéayudas en combate no se pierden al usarlas, y podemos utilizarlas varias veces, hasta que el pokémon objetivo ataque a nuestro ayudante), o liberar a los pokémon de los malvados. Como véis, nada del otro mundo, muy en la línea de la saga, donde lo más “original” es lo capturar rayando la pantalla de nuestra querida NDS.

Los Pokémon más poderosos requerirán de muchas más líneas a su alrededor para ser capturados.

PR3 sigue las pautas marcadas por su predecesor, tanto a nivel técnico, con esos gráficos coloridos y simplistas en 2D, su vista cenital y sus sonidos cutres, como a nivel jugable. El control es totalmente táctil, y la verdad es que no hay queja ninguna. Mover al personaje, activar las ayudas, desplazarse, hablar, todo es intuitivo y cómodo con el puntero (para los más puristas, también es posible desplazarse con la cruceta y hablar con el botón A). Como no es un juego demasiado profundo ni difícil, me limitaré a enumerar algunas de sus novedades y diferencias con los anteriores Pokémon Ranger, siendo por todo lo demás, idéntico al resto de juegos de la saga.

La historia es probablemente la mejor de la trilogía, aunque tampoco es para tirar cohetes. Dejamos a un lado los ranger novatos de las primeras entregas, y aquí encarnamos a un ranger algo más veterano, que es atacado y naufraga durante una misión con su compañera/o en una misteriosa región llamada Oblivia, formada por un puñado de islas. El nombre al protagonista se lo pones tú, mientras que tu compañera/o se llamará Brisa o Verán, dependiendo del sexo elegido por el jugador. Una vez en la isla, y con la ayuda de un Pichu con ukelele, que será tu pokémon acompañante, investigamos lo sucedido y comprendemos que la malvada organización que quiere cargarse Oblivia se llaman Pokémon Nappers, así que tenemos que reunirnos con nuestro compañero para frenarle los pies. Los Napper son los típicos malos pardillos, vamos, que son de chiste, y dos niños les frustran sus misiones con suma facilidad. La historia va evolucionando lentamente, y las misiones principales van incluyendo pokémon legendarios, la trama tiene algún giro interesante, hay viajes temporales,etc. El final es bastante épico para lo que puede ser un juego de pokémon, y solo su baja dificultad, le quita algo de tensión. Para lo que son los juegos de Pokémon en general, la historia está bien traída, y hasta me sorprendió el final xD. De duración el título está bien, consta de 13 misiones principales, que podemos superar en unas 14-15 horas, pero que se convierten fácilmente en 24-25 si queremos superar todos los recados y completar el juego al 100%.

Las ayudas de Pokémon legendarios, como Raikou, son una de las novedades del juego.

Las misiones secundarias, llamadas recados, siguen presentes, y aunque siguen siendo bastante aburridas, no son tan tediosas como en juegos anteriores, probablemente debido a la ayuda de los pokémon legendarios, que nos ayudan a recorrer el mapa, mucho más rápido que andando. La mayoría son tonterías, de derrotar a algún Napper concreto, localizar algún pokémon poco común o llevarle algo de un personaje a otro. Relleno para que el juego dure más, que no aporta realmente nada (salvo algunos puntos ranger que solo sirven para mejorar la potencia y la velocidad del capturador). A parte de por tierra, recorriendo una geografía bastante variada,bosques, playas, mansiones fantasmales, volcanes, etc, también volvemos a bucear por el fondo del mar, y en este ocasión con un nuevo minijuego de persecución, donde debemos coger la DS en vertical, y por el cielo. Volar a lomos de Staraptor es una novedad de esta entrega. Es un método rápido para llegar de ua isla a otra, además podemos capturar pokémon voladores en el cielo, y una vez que tengamos los destinos marcados, podemos elegir ir directamente allí.

Como decía la dificultad es muy baja, se nota que es un juego pensado más bien para niños, los combates son mucho más sencillos que en anteriores entregas, especialmente la primera, donde había combates realmente complicados. Aquí usan un truco que tienen para que las capturas se alarguen, que es el modo ira; digamos que cuando un pokémon se enfada, entra en modo ira, y se hace resistente a las líneas de captura, por lo que deberemos emplearnos más a fondo para amansarlo. Esto lo único que hace es aburrir, porque el bicho cae igual, pero necesitará 40 líneas en vez de 4. Los puzzles son también un chiste, son en su inmensa mayoría obstáculos, muy obvios, como un tronco bloqueando un camino, o una corriente de lava, que necesitan la ayuda de dos o tres pokémon, que se encuentran como muy lejos, a dos o tres habitaciones de distancia. Ninguno supondrá un reto, ni para el jugador más novato.

Los glifos son el método utilizado para llamar a los pokémon legendarios.

Otro novedad de PR3 es el uso de los glifos. Estos signos arcanos los obtendremos después del encuentro con cada legendario, luego solo tenemos que reproducirlos de manera más o menos fiel en la pantalla táctil, y el legendario acudirá en nuestra ayuda. Esto al principio hace gracia, pero a medida que el juego avanza, y tenemos muchos glifos complicados, acabamos bastante cansados de tanto garabato, especialmente cuando hay que invocar 3 legendarios seguidos para avanzar.

Otra novedad, bastante interesante si tenéis la posibilidad de utilizarla, es el multijugador. PR3 incluye algunas misiones cooperativas, pero requieren al menos de 2 jugadores para ser superadas, algunas incluso 4. Por lo tanto, si conocéis más gente con el juego, podéis darle uso, si no como es mi caso, ignorar esta modalidad de juego, que dicho sea de paso, tampoco aporta nada nuevo, son misiones como siempre, pero jugando a dobles. A mayores de la trama principal y sus recados, con el siempre perenne objetivo de hacerte con todos los pokémon, y las misiones multi, tenemos el tradicional modo Red Ranger. Esta red sirve para descargar misiones exclusivas de internet, relacionadas con más pokémon legendarios, como Arceus, Deoxys o Manaphy, algunos de los cuales, una vez superada la misión en PR3, podemos transferir el pokémon a las ediciones Diamante-Perla-Platino y Oro-Plata Remake, pero no a Blanco y Negro; es el caso de las misiones de Manaphy y Deoxys. Había otras misiones, pero ya no están disponibles actualmente, y la única manera de jugarlas, es tirando de partidas guardadas de gente que las descargara en su momento. Ya veis, le costaba mucho a Nintendo dejar disponibles un par de megas durante un año para que las misiones estuvieran disponibles para todos los compradores del juego, aunque no fuera de lanzamiento.

PR3 en anime, con un capítulo especial de la veteranísima serie de Pokémon.

Podemos concluir con que Pokémon Ranger Trazos de Luz es un juego sencillo. Agradable y accesible a todo tipo de jugadores, le encantará también a los fanáticos de pokémon que disfrutan de todos sus títulos. A los jugadores más hardcore, no se lo recomiendo la verdad, no destaca realmente en ningún aspecto, y aunque no es un juego atroz, en la propia DS tenemos juegos infinitamente mejores, como los Zelda con un estilo parecido, o Blanco y Negro, si lo que buscamos es un título de Pokémon.

Lo más FAP

-La historia no está nada mal para el nivel de la franquicia.

-Las nuevas pokéayudas de los pokémon legendarios, hacen el juego más rápido y directo.

-Duración bastante buena con todos los extras.

-Más variado que sus predecesores, pudiendo recorrer muchos escenarios diferentes por tierra, mar y aire. Pichu Kelele es bastante carismático.

-La inclusión de un modo multijugador.

-Posiblemente el mejor Pokémon Ranger de la trilogía.

Lo más FLOP

-Técnicamente efectivo, pero muy limitado.

-Dificultad irrisoria.

-Misiones y combates que solo sirven para rellenar trama.

-Que Nintendo retirara algunas misiones de la Red Ranger solo dos meses después del lanzamiento del juego.

-Le fata una ambición mayor en todos sus apartados para hablar de un juego notable.

-Si no tenemos protector de pantalla, este juego destrozará nuestra DS, literalmente, a base de rayazos continuos.

Escrito por Clay.

2 Responses to Análisis Pokémon Ranger Trazos de Luz NDS

  1. Knuck dice:

    Un pichu con ukelele…? Has dicho un pichu con Ukelele, Clay? Must have ya!! xDDD

  2. Clay dice:

    Lo cierto es que el Pichu con Ukelele es de lo mejor del juego XDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: