Análisis Dragon Ball Revenge of King Piccolo

Después del genial artículo de mi amigo Knuck sobre toda la saga Dragon Ball, os prometimos el análisis de uno de los últimos juegos del gran Goku, y lo prometido es deuda. (-Un Lannister siempre paga sus deudas). Dragon Ball Revenge of King Piccolo (DBR a partir de ahora)  es un beat’em up exclusivo de Wii, un juego que revive de nuevo la infancia del saiyan más famoso del universo, heredero del genial Dragon Ball Advance Adventure, pero… ¿está a la altura del excelso título de GBA? Sigue leyendo para conocer la respuesta…

Si solo te interesa la respuesta al interrogante anterior, te lo voy a poner fácil, NO. DBR no es ni la mitad de bueno que DBAA. Bueno, la mitad igual si que lo es, porque DBR no es un mal título, pero no alcanza en ningún momento la categoría de juegazo, principalmente por una serie de fallos en todos sus apartados, que provocará que este juego sea olvidado unas semanas después de terminarlo. ¿Estamos ante una oportunidad desperdiciada? ¿Después del infecto Dragon Ball Sagas estamos condenados a no tener un buen beat’em up tridimensional sobre Bola de Dragón? ¿Por qué es tan malo el doblaje y la música de la serie en inglés? Todas estas cuestiones tendrán respuesta en el próximo capítulo de Medabots en los siguientes párrafos del análisis.

Me da igual que seáis 5 ó 50, pienso daros jarabe de palo a todos.

A nivel gráfico no podemos ponerle muchas pegas a este DBR. Las limitaciones de la Wii están ahí,  por eso el juego no luce perfecto, y presenta algunos fallos gráficos menores de definición y sombreado por ejemplo. Pero la verdad es que el celd shading le queda muy bien al juego. Este estilo gráfico está resultando el ideal para la mayor parte de adaptaciones de anime al mundo de los videojuegos. Colorido, bonito estéticamente y bastante sólido es el apartado gráfico de DBR. Los vídeos incluídos en el juego también tienen gran calidad, solo se utilizan en momentos cumbre de la trama, pero resultan muy gratificantes, llevándonos por momentos atrás en el tiempo, a aquellas tardes de principios de los 90 donde disfrutábamos como enanos que éramos de la serie de tv. Lástima que los vídeos sean tan escasos, probablemente por la capacidad limitada del DVD normal, que en este juego se ha quedado claramente corta. Una pena que los desarrolladores no optaron por un dvd de doble capa, podrían haber incluídos más vídeos, y menos escenas estáticas con diálogos, que lucen muy cutres, y rompen el ritmo de la partida con más frecuencia de la deseada. En lo tocante al tema sonoro, tengo sensaciones encontradas. Me gusta la presencia del doblaje japonés, porque el inglés es lamentable, y tener que jugar toda la aventura con los aspavientos de Goku en la lengua de Shakespeare sería demasiado para mí. Pero en honor a la verdad, me hubiera gustado contar con el doblaje español, vale que nunca se ha dado el caso, pero en un juego con poquitos diálogos como éste, bien podrían haber hecho el esfuerzo. Otro patinazo importante es la BSO. Por motivos que desconozco casi siempre la música de los juegos de DB no es la original de la serie, y aún encima, casi siempre son horribles temas en inglés. Con excepciones como el DB Origins de la DS, Namco Bandai merece un tirón de orejas por no incluír en todos los juegos los míticos opening de la serie. Otro asunto chirriante de DBR es el tema de la repetición, tanto los enemigos genéricos, que se repiten todo el rato, solo hay soldados perro, lobos y robots, como los sonidos repetitivos, empañan bastante la experiencia jugable. Repito que no sé si se trata de problemas con el tamaño del DVD y que no había para más, o si se trata de desgana de la desarrolladora. Sea como sea, DBR podría tener un apartado técnico mucho más completo.

El “rarito” de Blue y el Pulpo Gigante juntos para intentar derrotar al valeroso saiyan. Pobrecillos…

A nivel historia ya hemos mencionado que DBR se centra en el primer tramo del anime, Dragon Ball, es decir, cuando Goku era un crío, y enemigos como Célula o Boo quedaban todavía muy lejos. Concretamente el título abarca dos sagas, la del ejército del Lazo Rojo y la Piccolo Daimao. Probablemente las dos sagas más interesantes de esta etapa de la serie. El argumento es interesante, pero el hecho de que sea un calco con relleno de la historia del anime, hace que pierda efecto. Todos conocemos la historia al dedillo, y salvo que tengamos poca memoria o haga años que no estemos en contacto con el universo Dragon Ball, recordaremos todo lo que sucede en el juego. El tema relleno es necesario en este tipo de juegos, si este título ya dura pocas horas, imagínate que le quitan las fases en las que Goku se pasa 10-15 minutos matando lobos y robots clónicos, el juego se acabaría en una tarde, hecho que puede ocurrir igualmente pese al relleno; y es que la duración es otro punto flaco del juego. Acabar DBR puede llevarnos 5-6 horas, completarlo al 100% bastante más, además que resulta bastante complicado. Pero los extras obtenidos por este mérito no motivan a exprimir el juego al máximo.

No recuerdo haber machacado tantos soldados mutantes en el manga o la serie…

Sobre la jugabilidad de DBR, como ya hemos dicho es un beat’em up clásico. Con gráficos en 3D pero manteniendo el movimiento clásico de scroll lateral. En este caso podemos movernos un poco hacia arriba y abajo ya que el camino marcado tiene algo de anchura en cuanto a profundidad, pero esto en ningún caso tiene demasiada influencia en el juego, ni supone una evolución en el género. Como siempre, se trata de avanzar por los niveles, repartiendo estopa a los enemigos, saltando los obstáculos y las plataformas necesarias, para llegar al final y enfrentarnos a un jefe más poderoso. Hay algunos caminos escondidos alternativos, que nos sirven para atajar las fases y para encontrar objetos coleccionables, pero en ningún momento dotan al juego de mayor variación. Básicamente matamos masillas (lobos, soldados y robots) a decenas en el bosque, el hielo y las bases de piratas y Lazo Rojo, hasta que aparece un jefe final y lo derrotamos. Cambio de escenario, y un par de luchas contra Piccolo, y fin del juego. Se acabó lo que se daba.

El toque plataformero lo aportan momentos como estos, en los que el saiyan debe saltar de robot en robot sin caerse.

El control del juego si es un apartado bastante cuidado. Tenemos varios tipos de control bien adaptados, con wiimote, wiimote y nunchaku, mando clásico de Wii y mando de GC. Elegiremos como siempre el que más nos guste, ya que todos funcionan bien, yo personalmente me decanté por el mando clásico, y ningún problema. Disponemos de botón de atacar, botón de salto, botón de onda vital y un botón llamémosle de acción, que sirve para realizar algún tipo de movimiento/acción cuando en la pantalla aparece un círculo azul como el de la imagen superior. Por ejemplo, para saltar automáticamente de una plataforma robot a otra, para aturdir a un enemigo, para devolver un explosivo o para agarrar a un robot y posteriormente lanzarlo como arma arrojadiza. No podemos olvidarnos del botón de escudo, que sirve para protegernos, y que combinado con el stick de movimiento, sirve para hacer fintas y esquivar golpes.

Una vez derrotado Piccolo, el juego no da mucho más de sí. Si, podemos completar el modo historia al 100%, encontrando todos los objetos ocultos y el máximo rango en cada nivel, ya que esto desbloquea a los personajes para el otro modo de juego de DBR, el modo Torneo. Este modo de juego es es clásico Torneo de las Artes Marciales, donde debemos vencer en enfrentamientos 1 VS 1 en la clásica arena del ring del Torneo. Aquí podemos jugar con todos los personajes importantes del juego, ya sean buenos, como Goku, Krillin, Mutenroshi, o malos, como Tao Pai Pai, Piccolo o el Demonio. Lo malo que desbloquear todos los personajes es un tarea mucho más complicada que el juego en si, y el modo de lucha no es del todo satisfactorio, así que no sé cuanta gente estará dispuesta a pasarse 10 horas para desbloquear a Tao Pai Pai, si luego vas a jugar con el 1 combate por probarlo y abandonar el juego para siempre. A parte de esto, tenemos un modo Tienda, donde podemos comprar personajes, voces y vídeos, que luego pueden ser disfrutados en un modo galería y nada más. Ni rastro de un multijugador, aparte del modo Torneo donde podemos jugar con un amigo algún combate de manera local. La verdad que le hubiera venido de perlas, un modo aventura cooperativo, más opciones para los combates 1 VS 1, e incluso un modo online, sin embargo, esto es lo que hay, un juego bastante parco en cuanto a posibilidades una vez terminada la historia principal.

El mítico robot guardián de los piratas es uno de los enemigos finales de este juego.

Poco más me queda por comentar de este juego. Una aventura entretenida, con el siempre interesante universo Dragon Ball de fondo, pero con varios fallos, que dan la sensación de que con un poco más de tiempo de desarrollo, y un trabajo más concienzudo por parte del estudio, estaríamos hablando de un gran título. Pero con lo que tenemos, DBR es un título normalillo de todo, un beat’em up como muchos, y que recomiendo únicamente a los fánaticos de Dragon Ball, o a a los amantes del género que busquen algún título para Wii. Para todos los demás, hay opciones mucho más interesantes, tanto en videojuegos de Dragon Ball, como en juegos de avance lateral, y si queréis unir ambos mundos, os recomiendo de nuevo encarecidamente el Dragon Ball Advance Adventure, probablemente el mejor juego basado en el manga de Toriyama.

Lo más FAP

-Un juego de Dragon Ball siempre mola.

-Técnicamente el celd shading le sienta como un guante.

-Los vídeos del juego están muy logrados.

-Posibilidad de jugar al título con el doblaje japonés.

-En Wii no hay juegos del género mucho mejores, aunque si queremos un título sobresaliente de Dragon Ball, tenemos que irnos a por el Tenkaichi 3.

Lo más FLOP

-Limitaciones en cuanto a variedad de enemigos, sonidos, escenarios y vídeos.

-Las escenas estáticas con diálogos para narrar tramos de la historia quedan muy cutres.

-Ausencia de un modo multijugador en la aventura principal.

-El modo Torneo no es muy allá. Le faltan opciones y profundidad.

-El juego es muy cortito, le falta duración, modos de juego y extras.

-Obtener el rango S para desbloquear ciertos personajes es una tarea tediosa y difícil. Completamente desproporcionada respecto al nivel general del juego.

Escrito por Clay.

3 Responses to Análisis Dragon Ball Revenge of King Piccolo

  1. Knuck dice:

    Yo la verdad que no lo he jugado pero me tiene muy buena pinta. La textura gráfica parece buena. Respecto a la duración del juego, siendo francos, ningún juego de Dragon Ball destaca por ser largo… Espero que un día me lo dejes probar xDD

  2. angel dice:

    kizas no sea el mejor dragon ball pero si es el que mejor esencia transmite de todos

  3. Charli dice:

    Me parece que menosprecias un gran juego, para mi es un juego muy bueno, desde un primer momento consigue enganchar. Si eres fan de dragon ball no puedes perderte revenge of piccolo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: