Jugando a… Mass Effect 2

Cumpliendo mis amenazas, hoy toca la entrada dedicada a los consejos de Mass Effect 2. Como es lógico, algunos de los truquillos que veréis a continuación coincidirán, en parte, con los consejos de Mass effect 1 que ya expuse en una entrada anterior hará cosa de unas dos semanas. Sin embargo, los que ya hayan jugado a la segunda entrega, me darán la razón cuando digo que el juego sí ha cambiado lo suficiente como para afrontarlo de una forma diferente al primero, por lo menos en ciertos aspectos. Por esto mismo he elaborado esta nueva entrega de trucos y consejos, que expongo a continuación.

Igual que en la primera entrega, lo primero es la elección de clase: La de infiltrado sigue siendo una muy buena opción, ya que es junto con el soldado el único que puede utilizar los rifles de francotirador. También puede piratear IA’s y cuenta con una habilidad exclusiva muy útil, ocultación técnica, que vuelve a nuestro personaje principal invisible durante unos pocos segundos a todos los enemigos (como contrapartida no se regeneran ni la salud ni los escudos mientras somos invisibles), y le proporciona además una bonificación de daño (muy considerable si desarrollamos la habilidad al máximo) con todas las armas. Ni que decir tiene que si mientras Shepard es invisible le acierta un disparo en la cabeza con un francotirador a un enemigo, el resultado es demoledor. No obstante, es posible que la mejor opción de clase en ME2 sea el ingeniero, ya que además de piratear IA’s, cuenta con la que es posiblemente la mejor habilidad exclusiva de todo el juego, Droide de combate, que nos permite generar, como su propio nombre indica, un pequeño droide que ataca a los enemigos. Tiene poca vida y ataca muy despacio en niveles bajos, pero si desarrollamos la habilidad, en el último nivel podemos hacer incluso que explote al morir, haciendo mucho daño a todo lo que le rodee. Pero su gran valor estratégico no está en el hecho de que ataque a los enemigos, sino en que los distrae completamente y en que él solito se pone a buscar enemigos por el escenario. Todos los enemigos cercanos se volverán hacia él, lo que nos proporciona un tiempo precioso para abandonar nuestra cobertura y acribillar con disparos y habilidades a nuestros rivales.

Sistema de mejora de poderes y talentos en ME2

El desarrollo de poderes al subir de nivel, ha empeorado claramente, en mi opinión. Es de lo poco que critico de este juego con respecto a su predecesor. En ME1 ganabas puntos a base de conseguir experiencia, y en ME2 esto es igual con la peculiaridad de que la experiencia necesaria para subir de nivel es siempre la misma cantidad. Sin embargo, a la hora de asignar puntos a los talentos, en ME2 es necesario tener 1,2,3 ó 4 puntos para desarrollar cada uno de los 4 niveles de un talento cualquiera. Si quieres desarrollar el nivel 4, necesitas obviamente, 4 puntos, pero si solo tienes 2, te aguantas y esperas a tener 4. En ME1, como recordareis, los talentos se subían punto a punto, con una mejora de cada poder por cada punto asignado de esta manera. En el nuevo sistema, además de no poder hacer esto, cuando llegues al nivel máximo, es decir, 30, siempre te quedará algún punto de desarrollo que no podrás aprovechar. Una pena.

El apartado de luchas ha mejorado sustancialmente. Especialmente el apartado de cuerpo a cuerpo, ya que ahora podemos dar un culatazo apretando un simple botón. Si en ME1 podía ser fatal que un enemigo se pegase a ti ante la dificultad de propinarle un golpe decente, en ME2 a veces es incluso recomendable acercarse flanqueando a un enemigo, y darle estopa directamente. Además, ahora tenemos munición contada, lo cual le da al combate una mayor realidad, porque la verdad, eso de poder disparar balas infinitas con un arma no era demasiado realista. Ahora existen cargadores universales para todas las armas, que encontrarás por ahí tirados o que dejarán caer los enemigos al morir. Así que ya sabes lo que toca: no desperdiciar munición, y aunque tampoco es que sea escasa, no podrás ir disparando al aire mientras caminas. Por supuesto, sigue siendo muy importante utilizar bien las coberturas para evitar recibir mucho daño; pausar el juego con la ruleta de poderes o armas para mirar a tu alrededor; y ordenar a tus compañeros que se cubran como es debido. Pero quizá el mayor cambio en el combate es la existencia de 3 tipos diferentes de refuerzos adicionales: barreras, escudo y armaduras. Un enemigo puede tener diferentes tipos de estas coberturas por encima de su barra de vida, a lo mejor solo una, o puede que las tres. Cada una de ellas es débil a un poder o a un tipo diferente de munición. Por ejemplo, las armaduras son débiles a las habilidades incineración o granada inferno y a la munición incendiaria; los escudos caerán con sobrecarga o munición disruptora, y las barreras bióticas con alteración. Tu deber, como buen comandante y estratega, es lleva la mayor variedad de habilidades para echar abajo los diferentes refuerzos. Con un poco de práctica aprenderás qué habilidad es mejor para cada uno de ellos.

La sección de dinero y compras, ha mejorado, así que los enemigos ya no dejarán caer armas, armaduras y dinero a expuertas. Ahora, el dinero puede llegar a ser un problema en algunas partes del juego. Llegarás a alguna tienda para comprar una mejora, y te darás cuenta de que quizá ya no puedas comprarlo todo. Las armas ya no se venden, sino que se encuentran tiradas por el suelo en distintas misiones principales, lo que te obliga a tener los ojos bien abiertos. A las tiendas por lo tanto, irás a comprar mejoras de daño de armas, mejoras de escudo, de salud, de daño tecnológico/biótico, etc. También encontrarás, en algunas, mascotas o maquetas de naves que podrás ver en tu camarote de la Normandía; así como partes de la armadura personal de Shepard, que en esta segunda entrega, es personalizable. Algunas te darán vida o escudo extra, otras munición suplementaria, otras mayor velocidad al correr…

Exploración planetaria en ME2

El sistema de exploración ha cambiado gracias a Dios, así que ya no tendremos que subir de nuevo al mako. Ahora, en la enorme mayoría de los planetas, podremos activar la opción “iniciar escáner”, con la que empezaremos a examinar la superficie del plantea en órbita, lanzando sondas a su corteza terrestre. Esto nos sirve para obtener recursos, necesarios para desarrollar mejoras de todo tipo en el laboratorio de la Normandía. Las sondas y el combustible (necesario para ir de un sistema a otro dentro del mismo cúmulo) se compran en las estaciones de combustible, presentes en los sistemas planetarios con relés de masa. La cantidad de recursos que podríamos obtener es ingente, y debido a la enorme cantidad de planetas que hay en los distintos sistema y cúmulos, la exploración puede hacerse muy tediosa. Por ello aconsejo que no os matéis mucho a encontrar hasta la última gota de recursos de un planeta. Sin embargo, si en un planeta hay elemento cero, el recurso más escaso de los 4 que se pueden recolectar, sí recomiendo un escaneo un poco más detenido, para obtener la mayor cantidad posible. En todo caso, acabaréis el juego con recursos de sobra.

La tripulación en ME2 está compuesta por un número superior de miembros que en la primera entrega de la saga. Puedes tener hasta 12 miembros en tu nave, teniendo en cuenta el hecho de que en la versión de xbox, 2 de ellos son un DLC. Para fomentar que tengas una relación con todos ellos en lugar de llevarlos al combate y punto, ME2 incluye un concepto de lo más interesante, como es la lealtad de tus acompañantes. Dentro de la Normandía puedes ir hablando con todos ellos, conociéndolos poco a poco, hasta que en determinados momentos de la historia, aparezcan ciertas misiones personales con las que te puedes ganar su lealtad. Hacerlo te permitirá desbloquear un poder adicional  y un traje nuevo para cada uno. Ganarse o no la lealtad de cada miembro de la tripulación tendrá consecuencias aseguradas al final del juego. Del mismo modo, dentro de la Normandía, diferentes miembros pueden darte mejoras para la nave. Mi consejo es que no escatimes en recursos y las desarrolles todas para evitar algunas posibles “sorpresas”.

En este juego, “puede” morir gente de “cierta importancia”. Permitirlo o evitarlo depende de la pura lógica en muchos casos. En otros, no tanto… Pero como siempre digo, para este tipo de cosas están los comentarios.

Escrito por Bertacas. (que escribirá también, cuando llegue el momento, esta misma entrada aplicada a ME3)

One Response to Jugando a… Mass Effect 2

  1. Clay dice:

    Pues como el ME 2 todavía no lo he empezado, estos consejos seguro que me vienen bien cuando me ponga a ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: