Jugando a… Mass Effect

Recientemente, viendo que el que será el último juego de una gran trilogía, Mass Effect 3, está a punto de caramelo (sino hay más retrasos, claro), me he decidido a elaborar un par de entradas sobre sus dos predecesores. No se trata de análisis, sino de dos pequeños compendios de consejos para facilitaros la labor de salvar al mundo tanto en Mass Effect 1 como en Mass Effect 2, títulos que a pesar de sus grandes semejanzas, presentan al mismo tiempo enormes diferencias a la hora de enfrentarse a diversas situaciones. Dejaré ME2 para una segunda entrada, así que en las siguientes líneas me dedicaré por entero a daros unos cuantos consejos para salir exitosos de la misión de ME1.

Lo primero de todo, no nos engañemos: Mass Effect 1 es un juego fácil, tirado en los niveles más bajos de dificultad. Pero como podréis comprobar al cambiar este ajuste, se complica de lo lindo en los niveles Duro, y especialmente Locura. Los consejos que siguen a continuación, por lo tanto, ganan eficacia en estos niveles más elevados.

"¡Que sí!, os repito que saldremos de esta si seguimos leyendo esta entrada"

Comencemos por el principio, la elección de clase. Algunas tienen talentos exclusivos, siendo unos pocos mucho más efectivos en combate que otros. Por ejemplo, supongamos que nos encontramos ante un pelotón de Geth: Os aseguro que el combo “pirateo de IA” + esconderse es sinónimo de “epic win”. Que se maten entre ellos, que luego vosotros salís de debajo de las piedras a encargaros de los últimos restos. Es aconsejable escoger la clase que más nos guste, obviamente, pero todo será más fácil con los poderes bióticos de un adepto (para paralizar, estrellar, elevar enemigos y dejarlos incapacitados), las explosiones tecnológicas y el pirateo de IA’s de un ingeniero, o con los poderes de combate/tecnología y la capacidad de atacar desde el salón de casa con un rifle de francotirador de un infiltrado.

En cuanto a las subidas de nivel y desarrollo de poderes, es recomendable, para todos los niveles de dificultad, tener a alguien en el equipo en quien concentrarse en subir los talentos de “electrónica” y “decodificación”. Si lo haces desde el principio de tu aventura, siempre podrás abrir todas las cajas fuertes y taquillas que te encuentres en el camino. Fastidia lo suyo tener que volver más tarde a por estos objetos, aunque sea simplemente cambiando un miembro del pelotón, y comprobar finalmente que has perdido el tiempo, porque lo que había dentro de esos contenedores no merecía la pena en absoluto.

En el apartado de luchas, es mejor evitar combates innecesarios. Si juegas en normal puedes estar en medio de una conversación, decirle al enemigo de medio pelo que tienes en frente que “lo vas a matar aquí y ahora”, pasarle por encima, ganar unos cuantos puntos de rebeldía, y seguir como si nada. Pero en dificultades altas, más de un enemigo te puede dar una sorpresa desagradable. Para aquellos momentos en los que el combate es inevitable, hay que aprender a utilizar bien las coberturas, la tuya propia y las de tus aliados. Igualmente importante, o incluso más, es dominar la ruleta de poderes y la de armas, especialmente las de los miembros de tu pelotón controlados por la IA del juego.

Pon una de estas mejoras en un francotirador y combínalo todo con el talento asesinato. Apunta a la cabeza y...¡chao!

Dependiendo de la clases de tus aliados, las estrategias son muy variables: Puedes empezar con una barrera en los bióticos, o con éxtasis para paralizar del todo a un enemigo durante un rato, inutilizar armas y escudos con explosiones tecnológicas, etc. Y desde luego, no dudes en utilizar pirateo de IA si te enfrentas a un grupo de Geth o de enemigos sintéticos Pero hagas lo que hagas, recuerda que lo primero es cubrirse. Justo antes de ponerte a disparar y a lanzar talentos, recuerda también que puedes mantener pulsado el botón de las ruletas de armas o poderes (que dejan el juego en pausa) para examinar el entorno de lucha y determinar tu estrategia. Si por el contrario puedes atacar desde lejos, porque tienes un rifle de francotirador, aprovéchalo con los enemigos lejanos sin dudarlo. Usar el talento “asesinato” combinado con munición explosiva en este tipo de armas hará que bastantes enemigos se hagan mierda sin necesidad de apuntar siquiera a la cabeza.

En cuanto al dinero y a las compras, hay que decir que Mass Effect tiene un sistema de inventario y de obtención de dinero “un tanto” desproporcionado, por no decir desproporcionado del todo. El dinero debería ser la menor preocupación para cualquier persona que juegue a ME1. Está por todas partes, en cajas fuertes, taquillas, prospecciones minerales, opciones de diálogo, y un largo etcétera que te hará decir “¡no me deis más dinero por dios!”, cuando lo encuentres por enésima vez debajo de las piedras. Pero algo semejante ocurre con armas, armaduras y demás equipamiento. Su abundancia y su enorme variabilidad darán lugar al arrepentimiento inmediato de comprar equipamiento en una tienda, porque en cuanto derrotemos a unos cuantos enemigos, o abramos una taquilla, aparecerá un objeto mejor al que tenemos. A pesar de esto que acabo de indicar, hay algunas excepciones a esta regla. Es decir, que a veces sí compensa comprar cosas en una tienda: Las armas de rango espectro (ya sea por la vía del oficial de Seg-C o en la Normandía) porque son las mejores del juego, sin excepción; las licencias de comercio, ya que desbloquean algunas cosas (pocas) interesantes para comprar en nuestra Normandía; y las expansiones de granadas y de medigel, que nos vienen como agua de mayo. La mayoría de los vendedores no nos ofrecen más que bazofia (a precios desorbitados al principio del juego, son objetos bastante deficientes por otra parte según avanzamos en la trama), con la excepción quizás del tendero Morlan, en el mercado inferior de la ciudadela, que nos vende una de las mejores armaduras Krogan de todo el juego. (Aquí hablo de armas “legítimas”. Otra cosa es que alguien juegue con trucos en la versión de pc).

Soportar este vehículo es una de tus misiones además de salvar la galaxia

La fotografía que encabeza este párrafo es la pesadilla de muchos de los jugadores de ME1. El vehículo de exploración Mako acaba resultando cansino a la media hora de conducirlo…o menos. No solo cuenta con una física brutal (-mente penosa) que nos permite subir laderas de montañas con una inclinación de 89,9º respecto al suelo, sino que además nos roba experiencia en combate. Y es que bromas aparte, el mako cuenta con un cañón devastador pero de gran cadencia de disparo (esto es malo) y una torreta ametralladora que tarda en calentarse lo suyo para compensar (esto es bueno), armas con los que podremos tumbar a cualquier enemigo rápidamente. Si queremos pasarnos el juego y nada más, abusar de su uso cuando nos sea posible es algo obligatorio (incluso podemos atropellar a algunos enemigos). No obstante, si tenemos por ejemplo la versión de Xbox360 y queremos reunir experiencia para llegar al nivel 60 (y obtener un logro), he de decir que los enemigos que destruyamos con las armas del mako nos darán menos experiencia. Si queremos obtener la experiencia íntegra por matar a un enemigo determinado, lo suyo es bajarse del mako y derrotarlo a pie (de lo contrario, los que queráis obtener este logro, deberéis repetir el juego 3 veces).Recordar también a aquellos que os desanime jugar la segunda parte del juego por si os volvéis a encontrar a este viejo conocido (os entiendo), estáis de suerte, porque la exploración de planetas ha cambiado por completo. Es decir, el mako no está en Mass Effect 2.

En cuanto a tu papel respecto al entorno solamente diré: Explora! Habla con la gente! Si quieres encontrar algo más que dinero a espuertas (ya sea en forma de créditos o de toneladas de inservibles armas y mejoras para vender), debes moverte por todo el escenario, preocupándote especialmente de hablar con todo el mundo. En Mass Effect cualquiera puede darte una misión secundaria.

Estos han sido algunos de los consejos generales que sin duda harán más fácil tu periplo por la galaxia. Pronto estará disponible una nueva entrega en la que haremos lo mismo con Mass Effect 2. Y algún día, cuando salga, con Mass Effect 3. Obviamente, a los que lean esto, pueden surgiros otros problemas y dudas mientras jugáis. Pero para eso están los comentarios.

Escrito por Bertacas.

3 Responses to Jugando a… Mass Effect

  1. Clay dice:

    Muy buena entrada Bertacas, a mi ya me pilla con el juego terminado por dos veces, pero si algún día lo rejuego, tocará empezar con una clase nueva, que mi soldado no daba para más XD

  2. casttle dice:

    Nunca me llamó el Mass Efect, pero me entran ganas de probarlo…
    Gran entrada…

  3. Knuck dice:

    Yo la verdad es que tampoco lo he probado, pero está entre mis tareas pendientes. Cuando lo haga sin duda releeré el artículo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: