Jugando a …. FIFA

No, probablemente no haya en todo Google Images instantánea más “rarita” que esta si buscamos la palabra FIFA…

Salu3D compañeros, amigos y simpatizantes de Flopgames. Hoy toca estrenar nueva categoría, Jugando a…, una sección donde los jugones más jugones del staff darán consejos, trucos e incluso elaborarán complejas guías (esto estará por ver XD) para dominar y completar al dedillo vuestros videojuegos favoritos. Y que mejor manera de inaugurar la sección que con la saga FIFA, franquicia futbolística por excelencia, que exceptuando algunos años oscuros a la sombra del PES, siempre ha sido referente en esto del ocio electrónico. ¿Quieres conocer las jugadas que le soplamos el otro día a Messi? Sigue leyendo.

Es importante remarcar que para ganar al FIFA no existe una fórmula mágica. No hay equipo invencible ni formación inexpugnable, la clave es practicar, practicar y practicar. Parece de perogrullo, pero cuanto más juegues al FIFA, mejor juegas. La práctica hace al maestro. Un ejemplo, servidor lleva 10 años más o menos, dándole al FIFA sin parar, y por consiguiente, con un teclado y en un PC gano a quien se me ponga por delante, no obstante, casi todos los miembros del blog le dan al juego con más o menos frecuencia, y unos cuantos partidos a la semana sirven para alcanzar un nivel óptimo de juego en poco tiempo.

    Por eso es importante tener en cuenta que no por leer esta entrada te vas a convertir de repente en el Campeón Mundial de FIFA 11. Como dije arriba, paciencia y jugar mucho son el quid de la cuestión. De todos modos, los consejos que te voy a dar a continuación, si que pueden servir de utilidad a aquellos jugadores novatos o mediocres, que lo pasan mal para ganar a la CPU en semiprofesional, o que abortan todos los partidos online cuando su marcador lleva más de tres goles en contra antes del descanso.

Ni una alineación como la de la imagen de la izquierda nos garantiza la victoria.

-Lo primero es encontrar un equipo que nos guste y con el que estemos cómodos. Esto es más importante de lo que parece, y es que mucha gente se lanza de cabeza a escoger al Barça, al Real Madrid o al Manchester United, simplemente porque en la realidad son los mejores, o porque tienen la media más alta del juego. En el FIFA también son grandes equipos, de eso no cabe duda, pero quizás no sean los equipos que más convengan a nuestro juego. Por ejemplo, si tenemos tendencia a jugar por las bandas, y meter centros al área para rematar de cabeza, probablemente nos interesará más un equipo como el Valencia o el Tottenham. Otro factor que destacaría, es el emocional, si juegas con el equipo de tu ciudad, o del que eres seguidor, probablemente juegues más concentrado, para dejar quedar lo mejor posible a tu escuadra favorita, y es que no hay sensación como llevar el nombre de tu equipo por el mundo y dejar el pabellón muy alto.  Para que os hagáis una idea, yo casi siempre que juego online, lo hago con el RC Deportivo de La Coruña, el equipo de mi ciudad y del que soy seguidor. Está claro que no es el mejor equipo del FIFA, pero me gusta jugar con él, pasear el nombre del Dépor por Asia, Europa y América, y que los guiris del online conozcan como nos las gastamos los gallegos. Obviamente, esto tiene ciertas limitaciones. La media de los jugadores y equipos, aunque no es determinante, si que es muy influyente, y puede dar igual jugar con un equipo de 5 estrellas, de 4 o de 3 y media, pero los equipos de 1 ó 2 estrellas, si que son sustancialmente peores, y debido a que son netamente inferiores que la competencia, ganar un partido con ellos si que puede suponer un reto muy importante.

-Una vez tengamos a nuestro equipo fetiche, conviene adecuar la alineación, la formación y la táctica para aprovechar al máximo el potencial de nuestro equipo. No hay formación perfecta como ya mencioné, tenéis que ir probando hasta dar con la tecla, pero os aconsejo que probéis cosas como el 4-3-3 (alineación ofensiva) o el 4-2-3-1 (defensiva). Un 4-3-3 estilo Barcelona nos dará mucho control en el centro del campo, espacio para que suban unos laterales ofensivos y mucha verticalidad arriba, ya que el delantero centro se alternará con los extremos y creará muchas posibilidades para finalizar la jugada. El 4-2-3-1 al contrario, es más defensivo, con un doble pivote destructivo en el centro del campo, un solo delantero encargado de apoyar y finalizar las jugadas, y una línea de 3, que debería tener dos interiores rápidos para surtir de balones al delantero, y un mediapunta talentoso, especialista en meter balones al hueco, tanto al delantero como hacia las bandas. El clásico 4-4-2 también funciona bien, en equipos con mucho juego de bandas, y delanteros altos especialistas en rematar de cabeza, los dos jugadores del centro del campo pueden ser más defensivos u ofensivos dependiendo de la situación.

Siguiendo nuestros consejos no tardarás en conseguir goleadas como esta.

-Con la formación y el once inicial decidido, toca poner en práctica algunas “tácticas de combate”. Para defender, podemos emplear una defensa más atrasada, que aguante bien los ataques del rival, y acumule muchos efectivos. Una defensa, que espera al rival, y lo repele con contundencia. O por el contrario, podemos utilizar una defensa adelantada, presionando todo el campo, achuchando al rival desde su área, para recuperar el balón lo antes posible. El peligro de esta táctica es que estamos expuestos a que un balón largo o un contraataque, si salva el fuera de juego, nos deja completamente vendidos atrás. Si pasa esto, aconsejo sacar al portero, o al menos hacer el amago de sacarlo. Muchos jugadores no dominan las vaselinas, y se toparán con el portero encima, frustrando la ocasión de gol. Si jugamos con gente experta, se aconseja lo contrario, haz como si lo sacaras, pero devuélvelo al arco enseguida, para que el rival “pique” y lance una vaselina fácil para nuestro portero bien colocado. En ataque hay muchas variantes, podemos dar el patadón arriba y ver que pasa, jugar a banda, correr y centrar al área hasta que cacemos un balón, jugar al tiki-taka, de un lado para otro hasta que aparezca un hueco, y con un pase o regate certero, crear una ocasión manifiesta de gol. Luego está la opción del “chupón”, que consiste en seleccionar al mejor jugador del equipo, el crack, y con mucha habilidad y algo de suerte, vas regateando y quebrando a todos los rivales que salen a tu paso, hasta que te plantas solo delante de la portería rival. Esta táctica es bastante aleatoria, y precisa de jugadores de primer orden, tipo Messi, Kaká, Ronaldo o Tévez, y aunque puede funcionar bien contra rivales menores, será difícil sorprender a auténticos jugadores de FIFA y sus férreas defensas. Las jugadas a balón parado también son fundamentales, es conveniente practicar mucho las faltas y los córners, hasta que le cojamos el punto a la fuerza necesaria para poner la pelota donde queramos. Los penaltys son la típica lotería, lo mejor es alternar entre el centro, la derecha y la izquierda, tirando un par de ellos para cada dirección, así el rival nunca sabrá por donde pillarnos. También aconsejo no tirarlos muy fuerte, ya que corremos el riesgo de que se marchen directamente fuera, igualmente prefiero los tiros rasos, pegados al palo, que los disparos a media altura. Como portero, lo dicho, alterna algunas estiradas hacia los laterales, con algunas veces que te quedes plantado en el medio. Esto funciona muy bien por ejemplo en el FIFA 11, donde muchísimos penaltys van por el centro.

-Una vez estemos jugando, es importante controlar el “tempo” del partido, y saber adaptarse a la situación. Si vamos perdiendo, conviene volverse más agresivos y volcarse al ataque, pero teniendo en cuenta que no es lo mismo perder por un gol en la primera parte, con tiempo para remontar con calma, que por tres en el descuento. Por el contrario, si estamos ganando, conviene perder un poco el tiempo en el centro del campo, esperar que el rival deje huecos atrás para rematarlo, hacer cambios para refrescar el equipo, etc. Aunque también hay que procurar no abusar de estos “trucos”, porque el rival puede sentirse “puteado” y no encajar bien nuestros movimientos. Es importante no relajarse hasta tener el partido sentenciado de todo, servidor ha visto remontadas muy amplias en pocos minutos. Para ello controlar el ritmo del partido es fundamental, es clave llevar el peso del encuentro desde el principal hasta el final, y procurar que tu rival vaya siempre a remolque. Del mismo modo, si empezamos perdiendo, no hay que volverse locos, hay que confiar en nuestra posibilidad de empate o remontada hasta el final, sin desmoralizarse, y buscando alternativas a nuestra forma de jugar.

Como dije arriba, no existe la fórmula mágica, y los consejos que os hemos dado en Flopgames son básicos, importantes claro, pero son cosas básicas. Siempre dependerá de nuestra propia habilidad, del nivel de nuestros rivales, de la suerte,etc. Lo fundamental es pasarlo bien con el juego, disfrutar del FIFA sin obsesionarse con el resultado, y si podemos, está claro, ganar siempre sabe bien.

Escrito por Clay.

2 Responses to Jugando a …. FIFA

  1. Knuck dice:

    Son muy buenos juegos, aunque acaban tornándonse un poco repetitivos en mi opinión. Enhorabuena por tu inauguración de esta parte del blog Clay!

  2. casttle dice:

    Interesante la nueva sección. Los Fifa son un clásico, y parece que el 2012 viene con alguna novedad, veremos que nos traen los próximos meses…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

A %d blogueros les gusta esto: