Especial Sonic Vol. I : La época dorada

Muchas revoluciones a la vertiginosa velocidad del sonido para derrotar a sus enemigos, pero sólo una gran revolución en el campo de los videojuegos fue necesaria para “destronar”, o, al menos competir con el glorioso y alabado fontanero de Nintendo, y su inseparable hermano. Desde Flopgames, con motivo de su vigésimo aniversario, queremos presentaros y analizar a Sonic, la mascota que Sega creó específicamente para rivalizar con Nintendo allá por el año 1991. Esto es cierto hasta el punto de que si Mario no hubiera existido, probablemente tampoco lo habría hecho él. Pero… ¿quién es Sonic?, ¿En serio no lo conoces? Pues sigue leyendo para enterarte de la “vida y milagros” de uno de los personajes más famosos y mejor vistos (justa o injustamente ya es cuestión de gustos) del mundo de los videojuegos.

Toda esta historia comenzó con el desesperado intento de la compañía Sega por encontrar una mascota que reemplazara a su antiguo Alexx Kidd, un chico con un “aire” al valeroso Link de la saga Zelda, pero que por alguna razón no acababa de “cuajar”. Tras numerosos experimentos con animales (sobre el papel, tranquilos lectores de Greenpeace) que iban desde un equidna (que posteriormente evolucionaría a Knuckles), a un armadillo (que igualmente serviría de inspiración para Mighty Armadillo) pasando por una conejita (Cream), todos ellos bien conocidos personajes de la saga, aunque más famosos por el manga y las series de televisión que por los videojuegos, donde su aparición es limitada.

Se acabó “dando en el blanco” finalmente con un erizo azul, de personalidad rebelde y juvenil, muy independiente, bastante poco humilde en lo que concierne a alardear de sus súper-poderes (ser capaz de moverse a la velocidad del sonido), pero con un gran sentido de la justicia. Por motivos obvios decidió llamársele: Sonic The Hedgehog (Sonic el erizo, en español), y puede considerarse el gran legado del diseñador Naoto Ohshima, y que, lejos de consolidarse únicamente en el universo de las consolas, conquistó otros medios como la televisión con diversas series y animes varios que los de mi generación todavía recordamos con mucho cariño.

 

Alexx Kidd no tuvo tanta acogida como Sonic, ¿puede ser por las dumbas que se gasta el amigo?

 

 

 

Sin embargo el erizo Sonic, antisistema y rebelde, triunfó de la noche a la mañana. Sobretodo en occidente, donde gustó mucho su estilo cool y su puntillo macarra; creando una de las mejores sagas de plataformas que existen, sino la mejor.

 

Y hablando ya de los juegos, que es el tema que aquí nos incumbe, hay que mentar que el debut de este peculiar erizo, cuyo color de piel va a juego con las letras de la compañía a la que representa, se produjo en 1991 para la conocida Sega Megadrive (Genesis para los norteamericanos) dejando en ese sistema cuatro magníficas entregas dignas de análisis: Sonic the Hedgehog, Sonic the Hedgehog 2, Sonic the Hedgehog 3 y Sonic and Knuckles (que posteriormente se volvieron a editar para múltiples consolas, incluyendo una recopilación muy reciente en NDS a modo de homenaje), y otros dos juegos no tan conocidos pero igualmente dignos de mención, a saber: Sonic 3D (Flickies’ Island/Blast, también disponible en Sega Saturn como una ligera variante)  y Sonic the Hedgehog Spinball, que serán objeto de otro artículo.

El argumento e incluso la mecánica son muy similares a los juegos del fontanero: el “malo de turno”, que en este caso es un científico humano llamado Eggman (Robotnik), perturba el equilibrio de un planeta (la propia Tierra para los japoneses y el planeta Möbius para los americanos) en el que viven nuestro protagonista y sus amigos. Para restaurar la paz Sonic deberá enfrentarse a los más variopintos enemigos recorriendo una estructura de mundos con fases (al estilo Mario) con los más diversos, elaborados y coloristas paisajes que una consola de este tipo puede ofrecer. Al final de cada mundo debemos lidiar con Robotnik (nótese el paralelismo con Bowser de Mario) que intentará aniquilarnos con uno de sus ingeniosos ingenios (valga la redundancia). Para derrotarlo, deberemos enfocar nuestros esfuerzos en atacarle o bien hacer que las leyes físicas se vuelvan en su contra (hay casos que no podemos golpearle directamente). A lo largo del juego Sonic puede correr, saltar (cuando lo hace se pone automáticamente en “modo ataque” al girar sobre si mismo) y recolectar objetos (fundamentalmente los míticos anillos, que actúan a modo de escudo si nos golpean, lo que impide que nos aniquilen en el acto; y los monitores, que pueden contener desde escudos, hasta vidas extra o incluso “paneles de Robotnik” que nos destruyen). Por si todo esto fuera poco, para los jugadores entrenados que son capaces de concluir un nivel con un cierto número de anillos, existen una serie de mini-juegos que les permitirán recolectar las esmeraldas del caos (chaos emeralds) y transformar así a Sonic en una versión invencible de si mismo llamada Súper Sonic. Hay que citar aquí no obstante, que cada juego tiene sus particularidades.

Súper Sonic es la versión invencible en la que se transforma el erizo cuando conseguimos las citadas esmeraldas. Recuerda bastante a la versión “Super Saiyajin” de Dragon Ball.

Los 4 juegos siguen un orden cronológico sencillo y ordenado según su numeración natural, en el que Eggman después de haber sido derrotado por Sonic tras un fallido plan para convertir a todos los animales del planeta en robots sumisos (Sonic the Hedgehog), intenta poner en marcha con doble intento fallido, una enorme estación espacial (Death Egg) usando como fuente de energía las legendarias esmeraldas del caos (Sonic the Hedgehog 2 y 3), para conseguirlo finalmente engañando a Knuckles (guardián de la Esmeralda Maestra, capaz de controlar al resto) y poniéndolo en contra de Sonic y su inseparable compañero Miles “Tails” Prower (que lo ayuda ya a partir de la segunda entrega) en Sonic and Knuckles, último juego de esta maravillosa cuaterna. Y puesto que las inquietudes científicas de Eggman no son precisamente las de los investigadores de nuestra conocida ISS, sino más bien las de una especie de Dr. Maligno que posee un enorme láser “de abordo” orbitando con la nave y apuntando hacia el planeta o… hacia Sonic de ser necesario; los tres protagonistas deberán cooperar si quieren ver su mundo en perfecta armonía.

De las más altas montañas nevadas a los profundos océanos. De las frías aguas a los calurosos desiertos. De la seca arena al viscoso magma de un volcán. Y de la alta presión del interior de la Tierra al vacío espacial, nuestros héroes vivirán inolvidables aventuras de ricos e inolvidables matices paisajísticos que nos recuerdan la amplia diversidad de un planeta vivo como el nuestro. ¿Les acompañas?

El Sonic “1” está compuesto por 7 niveles, cada uno con 3 fases. Las dos primeras fases de cada nivel permiten a Sonic acceder a una fase de bonus donde obtener las Esmeraldas del Caos, si el jugador termina la fase con más de 50 anillos. Mientras, la 3ª fase termina siempre con un enfrentamiento contra Robotnik.

Sonic 2 nos presenta un erizo más estilizado y con algún movimiento nuevo, como mantener el giro para coger más velocidad. También aparecen por primera vez Tails ayudando a Sonic, y el espectacular escenario “Death Egg”. A partir de esta entrega, cada nivel solo consta de dos fases. Para un servidor, probablemente uno de mis dos juegos favoritos de Sonic.

Ey Sonic, ¿seguro que solo pesas 35 kilos?

En el Sonic 3, Tails deja de ser un mero acompañante, y su ayuda se torna imprescindible para superar ciertas zonas.

Como podéis observar, una de las aficiones de Eggman es jugar con las fuerzas fundamentales de la naturaleza, como la gravedad; menos mal que Sonic puede con todo.

En Sonic & Knuckles también podemos jugar la aventura con el equidna rojo.

Aunque la saga Sonic ha sido muy prolífica, motivo por el que durante los próximos días vendrán algunos artículos más de mano de servidor y de Clay, no cabe ninguna duda que estos cuatro son de lo mejor que se ha logrado, ya no en el mundo de las plataformas, sino en el mundo de los videojuegos. Vamos a recopilar algunas características patrón representativas que nos permiten hacer un análisis lo más objetivo posible:

Lo Más FAP:

Colorido y pixelado sorprendente. Variedad de matices y contrastes muy logrados para una consola de 16 bits.

-Pese a ser un juego de plataformas es casi imposible aburrirse de él por la gran cantidad de secretos y atajos que contiene. En este aspecto y en mi humilde opinión supera con creces a la saga de Mario.

Dificultad inversamente proporcional al esfuerzo. Me explico: aquel que juega al “chou”, a ir a toda pastilla, es más propenso de quedarse sin anillos y sin vida, por lo que es un blanco muy fácil. Sin embargo, el jugador tenaz que se esfuerza en disfrutar del juego y explorarlo al máximo puede acabar el juego con un número de vidas brutal y sin mayor problema. Por tanto no es recomendable jugar este juego “a toda pastilla” si no se está experimentado, como está ahora tan de moda en vídeos de youtube por parte de mucha gente, queriendo demostrar…algo… no sé que quieren demostrar, ¿quizá cuan superficiales son pasándose un juego? ¡Enhorabuena! A servidor le horroriza la competitividad hasta esos extremos sinceramente.

Variedad de objetos enorme, sobre todo en cuanto a barreras – monitor  se refiere. Cada barrera tiene además una propiedad distinta: hay barreras magnéticas que atraen anillos, otras son de fuego y permiten no quemarnos, barreras burbuja para no ahogarnos bajo el agua, etc; todo ello a mayores de su función protectora.

Elaboradísimos y originales mini-juegos para recolectar las esmeraldas del caos, que bien podrían ser juegos independientes por su enorme diversión. Desde una habitación giratoria en la que tendremos que recolectar anillos evitando tocar unos paneles rojos que anularán la fase inmediatamente (Sonic 1) pasando por “túneles infinitos” en los que hay que intentar llegar a una meta esquivando obstáculos en un tiempo prefijado, o incluso juegos estilo casino Jackpot donde nuestro protagonista puede ganar cantidades ingentes e incluso perder todos sus anillos (Sonic 2). Sin embargo, la verdadera revolución en este aspecto se produce a partir de Sonic 3, donde ya se empieza a experimentar con una falsa tercera dimensión en un mini juego de recolectar esferas azules en el que ya se notan matices de curvatura y profundidad, y que será el germen para algunos juegos de la segunda generación de esta magnífica saga.

Banda sonora pegadiza que nos ha hecho tararear a los fans sus canciones más de una vez. De parte de mi buen amigo y compañero de blog CJ Charlie quiero destacar la banda sonora de Chemical Plant Zone de Sonic 2.

Lo Más FLOP:

Que siempre aparezca Robotnik como enemigo, y se liquide de forma completamente mecánica y predecible.

El poco realismo en algunos aspectos físicos, sobre todo la gravedad. (Sonic cae siempre a velocidad constante, se halle en el espacio o en la Tierra; y aunque lo haga desde alturas enormes no le pasa nada).

Que hasta Sonic 3 no tengamos la opción de elegir personaje. En efecto, Sonic 1 es para un solo jugador. En Sonic 2 ya se puede controlar a Tails, pero sólo para el segundo mando de la consola. Sin embargo, a partir de Sonic 3 el jugador principal ya tendrá la opción de con Sonic y Tails (Sonic 3), e incluso con Knuckles (Sonic & Knuckles).

 

En definitiva, salvo por aspectos menores, una saga obligada para todos los fans de los videojuegos. Esperamos animaros con este artículo y los siguientes a probarlos si no lo habéis hecho, y a que nos comentéis vuestras opiniones. Desde Flopgames, un saludo cordial.

Escrito por Knuck. Colaboración de Clay.

 

8 Responses to Especial Sonic Vol. I : La época dorada

  1. Clay dice:

    Bueno Knuck, creo que te ha quedado una magnífica entrada. Hemos hecho un buen trabajo homenajeando al erizo más rápido de todos los tiempos.

    PD:Larga vida a Sonic !!!

  2. masterfap dice:

    Lo de Alexx Kid fue una verdadera pena, lástima que a Sonic no se le ocurra sacarlo del baúl de los recuerdos e intentar hacer un plataformas con él

  3. Knuck dice:

    Bueno, bueno, bueno Clay; qué maravilla de forma le has dado al artículo Clay y lo que has añadido, se agradece muchísimo tío. Y a los demás si os ha gustado, estad atentos porque estos días habrá más.
    Master, estoy completamente de acuerdo contigo. De hecho a mi Alexx Kidd me gustaba mucho, pero injustamente se le ha olvidado… En cualquier caso siempre nos quedan sus juegos antiguos.

  4. gamboi dice:

    Apañeros, no quiero que mi comentario suene a mini-trolleo (ni mucho menos!), pero me parece una soberana tontería tildar de negativo el tema de la física en Sonic.

    Sonic tiene un salto característico, al igual que Mario o Mega Man, no importa que no se muestre realista en ese aspecto porque al fin y al cabo no son títulos que busquen imitar a la realidad. A mi me resulta un aspecto jugable bastante cómodo y para nada molesto, la verdad :P.

    • Clay dice:

      A mi de hecho es una frase de Knuck que me hizo mucha gracia. La vena de ingeniero aeronáutico le salió al chaval XDDDD

    • Knuck dice:

      Lo comenté más que nada porque otros aspectos veo que se ajustan bastante bien. Por ejemplo,cuando caes al agua y saltas dentro del agua sí se notan los efectos de estar dentro de ella (te frena y caes más lento), y por eso lo comenté, porque el detalle del espacio me llamo la atención, pero simplemente es eso. De hecho cierto toque de ingravidez en esa fase final (sin relentizar mucho el juego eso sí) en mi opinión sería un toque original muy guapo que pudieron haberle dado y no lo hicieron (como sí hicieron sin embargo con los paneles de transporte “de gusano”, no sé si recuerdas. Realmente FLOP de este juego no hay prácticamente nada que comentar. Es de hecho, mi favorito de plataformas. Un saludo gamboi!

  5. casttle dice:

    Un grande Sonic, un grande…
    Espero ansioso la siguiente entrega de este especial.
    Enhorabuena por el trabajo chavales!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: