Consejos para comprar una televisión nueva

De esto...

Reconócelo, ya va tocando jubilar la vieja tele que trajo tu abuelo de Alemania hace 40 años…

Saludos amigos, si hay un invento que revolucionó el mundo en el siglo XX fue la tele. Hoy en día con internet, la televisión ha perdido algo de influencia, pero sigue siendo un imprescindible en todas las casas del mundo civilizado. Imprescindible para informarnos o entretenernos, y aunque seas de esos que dicen, Yo no veo la tele, ten en cuenta que tu dvd o videoconsola, van enchufados a algún sitio. Como en los últimos tiempos la evolución del clásico televisor ha sido imparable, he preparado una guía, con algunas claves que os servirán para entender mejor ciertos conceptos y características que anuncian los comerciantes en sus folletos, que os ayudará en la importante decisión de escoger una televisión nueva para vuestro hogar.

Si eres más o menos joven, pero estás al día de las nuevas tecnologías, conocerás al dedillo las diferencias entre pantallas planas, de plasma, led, 3D, y sabes de sobra lo que es un usb, un puerto hdmi o un VGA, pero si ya tienes unos añitos, o simplemente nunca te han preocupado esos temas porque la tele que te regalaron hace 15 años por tu boda funcionaba bien hasta ayer, tranquilo, en Flopgames vamos a intentar ayudarte con una serie de temas básicos expuestos de la manera más sencilla de entender.

-Presupuesto

Salvo que seamos el tío de la foto o estemos muy forrados, el presupuesto es lo primero que tenemos que mirar a la hora de comprar un televisor nuevo. Tenemos que establecer de antemano, cuanto dinero estamos dispuestos a gastar, con cierto margen de maniobra claro está, pero manteniéndonos firmes en nuestras posibilidades. Empeñarnos por encima de esto, solo nos traerá quebraderos de cabeza con el banco y las letras de los próximos meses. Además, que actualmente podemos encontrar aparatos muy buenos por 250-300€, no es necesario comprar una tele de 3000€ para chulear, porque además de una tontería, con la evolución de la tecnología actual, en 2 años va a estar desfasada y vas encontrar televisores que patean al tuyo por menos de la mitad. Así que dejemos los últimos modelos para los habituales de la lista Forbes, y busquemos teles buenas, pero baratas.

-Consumo eléctrico

Esto puede parecer una tontería para tacaños, pero no es así. Hoy en día es importante ahorrar, y con las teles pasa como con los frigoríficos por ejemplo, eligiendo un modelo de menor consumo, podemos ahorrar bastantes euros en la factura de la luz. En cifras específicas, un televisor de tubo antiguo, de unas 25 pulgadas, podía consumir unos 120W, mientras que un plasma de los primeros modelos, fácilmente podía superar los 360 W, esto es, el triple (o incluso seis veces más en modelos de más de 60 pulgadas). Lo que traducido a factura mensual, implica entre 10-20€ más al mes (incluso 50€), dependiendo de las horas, y del tamaño del plasma. Hoy en día, los modelos LCD o LED, consumen mucho menos que los plasmas, así y todo, sigue habiendo diferencias importantes entre unos modelos y otros, pero con una premisa, cuanto más grande, más consume. Por eso deberíamos pensar, que si con una tele de 37 pulgadas nos llega, no tenemos porque comprar una de 60. Y entre dos modelos parecidos, supongamos que la diferencia de precio es 50€, pero el que cuesta más, consume 200W, y el otro 300W, en 3 meses más o menos, ya habríamos amortizado la diferencia.

-Plasma, LCD, LED y 3D

 Vamos a partir de la base de que descartamos comprar un televisor de tubo. Los plasmas también quedan descartados, son tecnología muy anticuada, y no debemos dejarnos llevar por su tamaño o su “precio relativamente bajo” , los plasmas están desfasados, y lo que queda en las tiendas son restos de stock poco aconsejables, además de que estos aparatos consumían muchísima electricidad, y se calentaban una barbaridad, una especie de calefacción secundaria. El 3D, hoy por hoy, también lo descartaría personalmente. La tecnología reciente es muy cara, y poco satisfactoria. Puede que en unos años el 3D sea el estándar, pero a servidor no le convencen ni las gafas, ni la sensación de inmersión, ni los posibles mareos, allá cada cual, pero yo no compraría hoy en día un televisor 3D. Eso nos deja las posibilidades LCD y LED, los LCD también tienen sus años, mientras que los LED son la penúltima innovación. Lógicamente los LED son mejores, menor consumo, más colorido, más definición, pero algo más caros, aunque la diferencia no es muy grande. Yo me decantaría por un modelo LED, aunque tampoco descartaría un buen LCD rebajado. Obviamente, al comprar un televisor, fijaros que sea Full HD 1080p, la auténtica resolución de alta definición, huíd tan rápido como podáis del HD Ready, esa pegatina engañosa estaba bien para las teles planas del Carrefour de hace unos años, actualmente, desechad cualquier televisor que no sea Full HD 1080p, la diferencia en resolución de pantalla, merece mucho la pena. Tampoco os matéis en contar píxeles, contrastes o medir ángulos. Comprobad en los modelos de exposición que la tele se vea bien. Hay marcas que tienen televisiones más brillantes, donde todo lleva una especie de capa de caramelo, otras marcas presentan tonos más apagados y realistas, es cuestión de escoger el que más nos guste. Lo de los ángulos de visión, está bien que tenga un buen abanico disponible, pero tampoco conviene obsesionarse con este tema. Calculad la distancia y posición desde la cual veréis el aparato habitualmente en vuestra casa, y si os convence esa visión, no os ralléis con que la tele se vea algo más oscura desde el lateral izquierdo, o que desde el suelo está menos nítida. Una cosa es que la abuela vea bien desde su butacón del flanco derecho , y otra probar posiciones irreales que nunca usaremos. Tampoco tenemos que impresionarnos con el famoso, incluye TDT, porque todas las televisiones hoy en día lo traen integrado, si no, mal vamos.

-Puertos, entradas y conexiones

La parte de atrás de una televisión moderna parece un puzzle alemán de 50.000 piezas de difícil solución. Sin embargo, la mayoría de puertos y entradas resultan bastante útiles para poder conectar el mayor número de accesorios de manera óptima. Tenemos el clásico RGB euroconector, aunque tiende a desaparecer, la inmensa mayoría de dvds, consolas, vídeos, descodificadores, discos duros multimedia, etc, se conectan todavía con el mítico cable. Ya sea en su variante todo en uno, o con el clásico triunvirato rojo-blanco-amarillo. Es recomendable que nuestra nueva tele tenga al menos espacio para dos euroconectores unidos, y otra entrada para los tres cables. A esta familia se une la conexión por componentes, que añade un cable azul y otro verde al famoso trío. Algunas consolas, codificadores u otros aparatos, se conectan por componentes, osea, los cinco cables, que mejora sensiblemente la calidad de imagen respecto al euroconector tradicional. No podemos olvidarnos de las entradas de audio, ya sea para unos buenos auriculares, o para nuestro sistema home cinema 5.1, sin embargo esto es un estándar, y no creo que existan modelos que no incluyan estas entradas. Otros puertos más que interesantes son el VGA y el HDMI. El VGA permite conectar a la pantalla de la tele un ordenador, y utilizarla como monitor; puede ser muy interesante si queremos navegar por internet en la tele, compartir fotos o vídeos familiares con las visitas, o emplear el pc como centro multimedia de reproducción de música y películas o series. El HDMI es un conector de alta definición, heredero del euroconector, que pretende ser el estándar en no muchos años. Aunque no está todavía muy extendido, las consolas de última generación, lectores blu ray y grabadores HD, puedan conectarse por HDMI para obtener la mejor calidad de imagen posible. Yo no compraría ninguna tele hoy en día, que no tuviera al menos un VGA y 2 HDMI. Hoy en día los televisores también incluyen puertos USB, para conectar un pendrive o mp3, y reproducir su contenido de fotos, música y vídeo, directamente en la televisión sin necesidad de otro aparato. Son muy útiles, y en este caso es importante comprobar que el modelo no traiga el puerto usb “capado”, mirando por internet información y opiniones del modelo se puede saber fácilmente, y sino probándolo personalmente. Si está capado, por motivos de pirateo y tal, no reproducirá la mayoría de vídeos, siendo en este caso, un usb muy limitado y francamente desaconsejable. Un USB 100% es muy importante hoy en día. También está bien que traiga integrado un lector de tarjetas CAM, como la del GOLTV, para tener la posibilidad de disfrutar de TDT de pago si así lo deseamos. Otros puertos menos convencionales, como el LAN, sirven para conectar la TV a internet a través de un cable de red al módem-router si lo deseamos, igualmente existen televisiones que ya traen Wi Fi incorporado, aunque son funcionalidades bastante secundarias, que hoy por hoy no tienen muchas aplicaciones, no obstante, si a alguien le interesa que su tele se pueda conectar a la red de redes, no tiene más que comprobar que incluya Wi Fi de serie, o un puerto LAN.

-Marcas

Como ya comenté antes por encima, esto es algo más personal, que implica gustos y simpatías de cada uno. Hay quién prefiere los tonos vivos de las Sony, otros la mayor sobriedad de colores de Philips; otros la variedad de modelos de Samsung, el servicio post venta de LG o las ofertas de Aiwa. Si tenemos más feeling por una marca, o queremos probar otra, como digo, no hay unas mejores que otras, aunque las clásicas suelen ser sinónimo de calidad, y una apuesta más segura que una marca desconocida. No quiero influír a nadie con mi opinión, solo aconsejar como un amigo más, y diré que personalmente, me gusta la relación calidad-precio de LG y Philips.

Consideraciones finales

A estas alturas ya tendremos claro nuestro modelo de televisión. Hemos acotado un precio, un tamaño, comprobado que su consumo no sea muy elevado, que sea LED HD 1080p, de nuestra marca favorira, que incluye todos los puertos que necesitamos, y con un buen precio. ¿Qué nos queda por hacer? Unos cuantos detalles, menores, pero importantes igualmente. Primero, la garantía, cualquier aparato que compremos nuevo en España tiene garantía de 2 años, así que conservad el ticket de compra, y la caja de la tele, esto último parece una chorrada, pero la mayoría de garantías de televisores requieren la conservación de la caja del producto, así que para evitar problemas, conservemos el cartón. Esto puede ser algo engorroso, sobretodo si es un aparato de gran tamaño, pero malo será que no le encontremos un sitio en lugares tradicionales como la plaza de garaje, debajo de la cama de matrimonio o en el trastero (os sorprendería la cantidad de cajas de televisiones que se almacenan en los garajes de urbanizaciones de nivel adquisitivo medio-alto). Otra cosa que debemos mirar es que la tele que nos venden sea nueva de verdad, algunas tiendas o vendedores con pocos escrúpulos intentan colarnos aparatos de exposición, con muchas horas de funcionamiento, sobadas, o incluso modelos parecidos al nuestro, pero que no son exactamente el mismo. Si nos venden una tele de exposición, además de informarnos directamente de este hecho, el producto debería tener una rebaja importante, de al menos el 30% del precio.

Lo mejor es llevar nosotros mismos la tele a casa, con una caja precintada que nos saquen del almacén, y que se corresponda con el modelo deseado. Si no podemos trasnportarla nosotros, y nos la traen a casa, tenemos que fijarnos en lo mismo, que sea el modelo exacto, no otro inferior, y que la caja venga precintada. Estamos en nuestro derecho de reclamar si no se cumplen estas especificaciones, si pagamos por un modelo nuevo, es sin estrenar, no una tele que lleva 2 años encendida en la tienda. Por último, al realizar la compra, conviene cerciorarse de si todos los cables que necesitamos vienen incluídos en la caja, ya que algunas marcas “hacen la gracia” de venderlos por separado. No ya por el precio, aunque un buen cable HDMI por ejemplo, puede valer 30€, si no por la maldita gracia que hace que llegues a casa y no puedas estrenar la televisión porque te falta un cable. También es conveniente conectar todos los aparatos de forma que aprovechemos su rendimiento y capacidades al máximo. Por ejemplo, una consola Xbox360 podemos conectarla por Euroconector, Componentes, VGA o HDMI, la consola va a funcionar de todas, todas, pero la calidad de imagen y sonido es muy superior con el HDMI que con el euroconector. La misma teoría se aplica a otros aparatos modernos, en cambio, una vieja PS2 o un antiguo DVD, no hay que complicarse en buscar formas de conexión y ajuste complicadas, el clásico euroconector es la mejor solución, no va a verse en alta definición, pero tampoco peor que en tu vieja tele de tubo. No podemos olvidarnos antes de comprar una tele nueva,  de ver que tenemos sitio para colocarla. No sería la primera vez que alguien me comenta que cambió de tele, y luego tocó cambiar de mueble, porque el LCD de 40 pulgadas, no cabe en el mueble en el que la vieja tele de tubo de 15 pulgadas llevaba habitando dos décadas. Nunca está de más tomar unas cuantas medidas antes de visitar la tienda de electrónica para evitar sorpresas desagradables.

Sin más me despido, y espero que estas consideraciones y claves os sean útiles a la horar de mirar una tele nueva, realizar la mejor adquisición posible, y evitar disgustos. La mejor compra no la realizaremos con la ayuda del vendedor avispado de turno, si no con nuestros propios conocimientos, ya que nadie conoce nuestras necesidades mejor que nosotros.

Escrito por Clay.

18 respuestas a Consejos para comprar una televisión nueva

  1. Knuck dice:

    Yo ya sabes qué opino del 3D, estoy completamente de acuerdo. Otro artículo guapisimo Clay!

  2. casttle dice:

    Impresionante!! Must read este artículo, y se convierte en uno de mis favoritos. En cuanto al 3D, es para darle de comer a parte, es tecnología que está pendiente de evolucionar mucho mucho…

  3. Hyrule88 dice:

    Un artículo muy interesante. Has tratado todos los temas importantes y con buenos consejos!

  4. Laocoont dice:

    Sin duda una buena guía a la que echaré mano cuando me cambie alguno de mis televisores!

  5. Hyrule88 dice:

    Al final voy a acabar usando la guía dentro de poco, ya que se me estropeó la tele

    • Clay dice:

      Pues ya sabes, una tele de tubo sin euroconector de la antigüa URSS es tu mejor opción XD

      • Knuck dice:

        La coña es que en la antigua URSS se han hecho algunos de los mejores y más duraderos productos que han existido nunca. Con el cuento de que tenían que depender de unos recursos no siempre estables, hacían cosas duraderas, no como ahora… xDDD

  6. Guillermo dice:

    Buenas!!
    Muy buen articulo,me ha servido de gran ayuda.Gracias

  7. Alejandro dice:

    Muy claro y completo, gracias

  8. Clay dice:

    Me alegro mucho de que el artículo os resulte útil.

  9. cesar dice:

    buenas Clay,
    prometo que no soy familia tuya…
    No se puede escribir mas claro, conciso y con mas información util ole ole y ole
    un millón de gracias
    cesar

  10. JOTA dice:

    Buenas, muchas gracias por compartir todo esto, tengo una preguntilla que no sé si podras responderme. Voy a comprarme una TV nueva de 40 pulgadas he mirado en varias tiendas y en unas me dicen que con 100-200 hercios está genial y en otras me dicen que eso son demasiado pocos, que lo adecuado seria 800 hercios. Que opinas sobre eso?? Para que sirven los hercios?? MUchas gracias =)

    • Clay dice:

      Sin entrar en especificaciones físicas ni técnicas, en las que tampoco soy un experto, los hercios son la tasa de frecuencia de refresco de la imagen de pantalla. Es decir, la televisión muestra imágenes muy seguidas rápidamente, cuanto más hz, más fluidez de imagen. 200 Hz es suficiente hoy en día, a no ser que sea una pantalla muy, muy grande, 50 pulgadas o más. Incluso puede que te llegue con 100. En los LCD es importante, porque si tiene una tasa de refresco baja, puede generar un efecto “estela”, donde parece que las imágenes se arrastran. Así que una vez más, ahí entran las sensaciones al ver la TV en funcionamiento, si con 100 ó 200 Hz no percibes ningún efecto raro ni difuso ni neblina ni estela es suficiente; pero si es una pantalla como he dicho muy grande, si que pueden ser interesantes los 600 ó 800 Hz. En pantallas más pequeñas, es un simple truco publicitario, para intentar vender televisores más caros.

  11. Eva dice:

    Ave:Tus comentario me enseñaron pilooones ya que no sabía que comprar.Una pregunta:¿Qué son televisores anside?Gracias desde ya

    • Clay dice:

      Me alegro que la entrada y los comentarios te hayan sido útiles. Respecto a televisores “anside”, no tengo ni idea. He mirado también por internet, y no veo ninguna mención a ese término. Es posible que se trate de algún modelo o tecnología propia de las Smart TV, pero con ese nombre exacto, no existe nada.

  12. manmafe dice:

    muy bien comentario porque mucha gente se vuelve loca comprando una tele que despues no le puede sacar el maximo rendimiento

  13. manmafe dice:

    led y hd 1080p,que hoy en dia estan baratitas,,,,jejeje

  14. Hi, after reading this awesome post i am as well glad to share my familiarity here with friends.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: